Zona Oriental

Pop Team Epic: parodias, referencias y humor absurdo por doquier

Reseña: Black Clover, lo nuevo del Shonen

Beastars: ¿es la gran estrella del CGI?

Para ti, hijo de la Tierra. El manga después del terremoto

Reseña: Furi Kuri (FLCL)

Reseña: Yakusoku no Neverland

Las 10 mejores canciones de anime

Reseña: Your Name (Kimi no Na wa)

Junjo romántica: el manga rey de las relaciones nocivas

Reseña: Keep Your Hands Off Eizouken!

Berserk: La perfecta fantasía oscura del manga

Los 7 Hijos del Dragón de Ryoko Kui

Reseña: Gyakkyō Burai Kaiji, un imperdible que debes ver

Cowa! La vuelta al humor clásico del maestro Akira Toriyama

¿Es Fullmetal Alchemist: Brotherhood el mejor Shonen de la historia?

Gintama: Samurais, extraterrestres y mucha comedia

Solanin de Inio Asano: Música, relaciones y jóvenes jugando a ser adultos

Reseña: Daft Punk – Interstella 5555. La ópera intergaláctica de electropop

El club del suicidio – Nada alejado de la realidad

Hotel Since A. D. 2079: Un One-shot inolvidable

One Piece: Stampede ¿La mejor película de la franquicia?

Ataque a los Titanes, Lost Girls 2: Mikasa

Ataque a los Titanes, Lost Girls 1: Annie

Rumiko Takahashi World: Ranma 1/2

Mi Amigo Capricornio, asesinando al bullying

La grotesca transición de Junji Ito

Opinión Ingress: The Animation (sin spoilers)

Reseña: «El Jardín de las Palabras»

Reseña: Ella y su gato… la soledad que nos acompaña

Zoids: Analizando una de las grandes series de finales de los noventa

Marmalade Boy (La Familia Crece) El Culebrón Otaku

Dragon Ball: 2 finales para el manga.

I Am A Hero… Los ZQN nos invaden!

Reseña: Mr. Osomatsu The Movie

Reseña: Los Dioses Mienten

Reseña: Minegishi-san wa Ootsu-kun ni Tabe Sasetai

Dibujante de Shingeki no Kyojin llega a Chile para la Anime Expo Santiago 2020

Reseña: Nekomajin, la vuelta al universo de Dragon Ball

La ciudad al atardecer, El país de los cerezos

Innocent: El enemigo invisible del poder

Los Caballeros del Zodiaco ya está en Netflix. Este es el orden correcto de ver la serie

Mátame bajo el árbol del cerezo, la vida es un pestañeo