Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Beastars: ¿es la gran estrella del CGI?

Beastars: ¿es la gran estrella del CGI?

Uno de los mejores mangas de la actualidad, Beastars, presenta su adaptación al anime completamente en CGI y llegará pronto a través de Netflix.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por detectivegrapa el 13/02/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Beastars, la adaptación del manga de Paru Itagaki, cuya publicación comenzó en septiembre del 2016, será emitida el día 13 de marzo de este año a través de Netflix y producida por los estudios Orange, quienes ya habían trabajado anteriormente en Houseki no Kuni, con una animación completamente en 3D y una segunda temporada ya confirmada que seguramente salga también dentro de este año en Japón.

La historia transcurre en un mundo habitado por animales antropomórficos, donde herbívoros y carnívoros comparten características y diferencias que deben adaptar culturalmente para lograr alcanzar una sana convivencia. Todo comienza con el brutal asesinato de Tem, una alpaca que pertenece al club de teatro de la Academia Cherryton, donde las principales sospechas señalan a los carnívoros como posibles ejecutores del crimen.

De esta manera, la desconfianza y temor se apodera de los herbívoros, quienes comienzan a distanciarse y marginar a todos los animales que pudiesen ser peligrosos. Aquí encontramos a Legoshi, un solitario lobo gris que protagoniza esta historia, donde las constantes luchas contra sus instintos carnívoros y dilemas adolescentes se apoderan de cada episodio del manga y de su adaptación animada.

Legoshi teme demostrar su fuerza, es un adolescente, y no quiere convertirse en un carnívoro desprovisto totalmente de su sentido común y de su alma. También encontraremos personajes como Rouis, temeroso de que el mundo piense que es frágil, por eso se esfuerza tanto en aparentar ser superior a cualquiera de los animales que estudian en la escuela Cherryton. Y así, cada personaje tendrá su propio carácter.

De la misma manera, si hablamos normalmente de una adaptación del manga al anime, siempre tenemos miedo a que se pueda desfigurar o no tratar los temas centrales de la historia con el mismo carácter y profundidad con el que se quería tratar. Así, tenemos series en las que el foco principal se ha visto totalmente deformado y llegamos a obtener dos obras separadas y totalmente diferentes en cuanto a forma y contenido. De ese modo, hemos tomado Beastars para poder ver qué tanto se puede aceptar como una buena o una mala adaptación del material original.

Llegamos al primer capítulo y partimos todo con un opening en stop motion perfectamente sincronizado y con una canción de jazz que eriza totalmente los pelos. Cuando tienes un comienzo así de grande, ¿cuál es la posibilidad de que lo que viene después sea malo?

El anime está hecho enteramente con CGI (imagen computarizada), que puede chocarnos un poco al principio, pero que en base a una animación totalmente fluida y movimientos mucho más detallados, que quizás resulta mucho más difícil crearlos 2D, hace que gane muchísimo la historia y la narrativa. Además se muestran pequeños movimientos en ciertas partes del cuerpo que ayudan a detallar de mejor manera la personalidad de cada uno de los personajes que aparecen.

Existen también elementos del pasado o sueños que se nos introducen a través de animaciones poco convencionales, hechas a mano, que resaltan aún más la personalidad, el pasado y lo dura que ha sido la infancia de dos de nuestros herbívoros favoritos de la historia. Otra cosa que me encantan son la cantidad de pensamientos que tiene Legoshi al hablar con Hal.

Esos recursos narrativos que sobrepasan el uso del 3D y que nos muestran un poco de amor de parte del estudio, demuestra que quieren animar y mostrar una historia de manera diferente para así poder causar curiosidad, sorpresa y ganas de seguir viendo esta historia, que al comienzo no se sabe realmente bien por donde van los hilos, pero que progresa en calidad a medida que va avanzando la trama.

Punto aparte son las pequeñas historias que tienen poco o nada que ver con nuestro protagonista Legoshi, pero que sirven para expandir un universo rico en interacciones y en roles que tienen estos animales antropomórficos en una comunidad y una sociedad en que impera el miedo por las necesidades alimenticias de los carnívoros.

Y aquí volvemos a la reflexión del principio y que me encanta tocar acerca de la serie: Sentimos en carne propia el miedo que tienen los herbívoros de la escuela hacia los carnívoros, gracias al poder del color y las pausas caóticas que se introducen en los momentos de conflicto.

Si nos fijamos bien, esta serie gira en torno al miedo, al miedo en convertirse en monstruos, de ser devorado, de quedar solo y de perder el rumbo, todo esto ha sido muy bien retratado en aquellos planos preciosos y bien animados. Y eso nos da la chance para disipar ese miedo, porque, pese a que se pierden algunos momentos o pensamientos del manga, el anime explora la psicología de los personajes muchas veces sin tener que utilizar palabras, recurriendo solo a gestos o imágenes del pensamientos, lo que la hace una adaptación fiel al principio mismo, la forma y el contenido de la obra original.

Espero poder ver más pronto que tarde cómo será el camino y el tratamiento personal que se le dará a Legoshi, unos de mis personajes principales favoritos de cualquier obra nipona en la historia.

Por lo tanto, Beastars ¿es una buena adaptación? Totalmente y estoy esperando muchísimo esa segunda temporada.

Recordar que el anime de Beastars se estrenará en Marzo del presente año por la plataforma de Netflix.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

1 publicaciones.

Sobre detectivegrapa

X
No olvides leer nuestra última revista digital