Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Nuclear Throne: Un roguelike difícil y divertido

Nuclear Throne: Un roguelike difícil y divertido

El estudio indie Vlambeer nos entrega a los amantes del roguelike Nuclear Throne, un juego divertido y difícil con estructura arcade.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Rogher el 30/06/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

El género del roguelike es uno de los más masticados en el desarrollo de los videojuegos independientes. Títulos importantes como The Binding of Isaac o Spelunky han sido los impulsores para reventar el mercado de esta clase de juegos, los cuales pueden funcionar o fracasar.

Para que un título de este estilo sea funcional y complazca a los fans, lo primero que tienen que definir, desarrollar y pulir es la jugabilidad, el apartado mas importante y el que definirá el éxito del producto (y si es posible agregarle una capa de dificultad que sea retadora pero motivadora para volver a intentarlo, la rejugabildad será mas amplia). Y obviamente agregando la famosa aleatoriedad de objetos y enemigos que te encuentres en cada partida.

Todos estos elementos son los que hacen que el juego del estudio independiente Vlambeer logre ser divertido, equilibrado y, a la vez, retador y/o difícil, pero sin que se pierda el deseo de completar una run. Esto es Nuclear Throne, disponible en PC y en consolas como PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Roguelike con mentalidad de arcade

Este juego no tiene una campaña, historia o contexto. Al empezar, te muestra una lista personajes, escoges uno y automáticamente comienza la partida. Esto nos deja a entender que la jugabilidad es el soporte principal del juego, y la verdad se agradece que sea así, porque este aspecto es muy sólido pese a que tiene una estructura realmente sencilla.

El objetivo principal del Nuclear Throne es recorrer pequeños pero estrechos niveles separados por mundos, los cuales están rodeados de enemigos que tendremos que derrotar para avanzar al siguiente nivel. A lo largo de estos podrás encontrar municiones, botiquines y armas de fuego o distancia. Será una obviedad mencionar esto, pero es necesario recalcarlo: todos los objetos y enemigos son generados de manera aleatoria, por lo que cada partida será diferente a la anterior.

Aunque existe un alto número de personajes con los que puedes jugar, al principio haysolo dos disponibles. Los demás están bloqueados, para poder obtenerlos tendrás que jugar y hacer algunas acciones específicas o avanzar lo más posible dentro de la run. Cada uno de estos personajes tiene habilidades y características diferentes, como por ejemplo Crystal, quien puede protegerse de los disparos de los enemigos y tiene mas vida que otros personajes.

Lo que lo diferencia de otros juegos del género (como The Binding of Isaac) es que la obra de Nicalis puede durar una cantidad absurda de horas debido a la cantidad de contenido que tiene. Con solo terminar una run terminas el juego, pero puedes volver a pasártelo con otro personaje. Al final, cada partida será diferente.

Esto quizás pueda desmotivar a muchos que buscaban algo similar a la obra de Edmund McMillen, pero este juego sí logra cumplir su propósito de ser un roguelike muy bien construido, en especial por tener una briba a los juegos arcade o, mas en específico, a juegos en donde el ensayo y error esta incrustados en las mecánicas.

Jugabilidad simple y dificultad bestial

A la hora de jugar Nuclear Throne y llevar una buena cantidad de horas, la estructura jugable no es muy complicada. Simplemente tienes que disparar a los enemigos, moverte para recoger vida, armas y munición, esquivar las balas enemigas y seguir así hasta terminar la run.

Pero lo que hace especial a este juego es su dificultad, la cual es muy alta desde el primer nivel, y a esto le sumamos el diseño de niveles, el numero de enemigos que están rondando en la zona y también los jefes, la parte más complicada del juego. Para que este trato de inmisericordia sea más grande, el título a ratos puede llegar a ser un bullet hell debido al número de proyectiles que pueden impactar al personaje.

Tomando todo esto y si se analiza de una manera objetiva, podríamos tener en nuestras manos a uno de los roguelike de acción mas difíciles en el mundo del desarrollo indie. Pero que sea difícil no significa que sea imposible. Su jugabilidad adictiva y entretenida le da mérito a lo muy bien hecho que está el juego, a pesar de tener una estructura jugable simple.

El espíritu retro que domina por completo

El apartado gráfico es un pixel art muy similar a videojuegos retro como, por ejemplo, la era del NES, Super Nintendo o títulos de arcade. A pesar de que gran parte de la comunidad opina que este estilo con el tiempo se ha abusado al punto de ya no fascinar, sigue funcionado bien y le da soporte a la mentalidad que tiene el juego en su aspecto jugable: hacer un juego de antaño.

Realmente no hay nada mas que explicar o destacar sobre Nuclear Throne. Cumple en entregar una dificultad muy avanzada desde el primer nivel y tener una jugabilidad muy bien calibrada para que sea divertido y no un martirio, las posibilidades de rejugabilidad son infinitas incluso si logras terminar el juego.

Si te gusta el género, sobra decir que esta muy recomendado. Lo mejor es que en PC lo puedes encontrar a un precio realmente barato para las horas que puede llegar a ofrecer. Incluso si eres una persona que busca títulos que te entreguen un reto más grande, Nuclear Throne no te va a decepcionar. De hecho, te puede encantar.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

96 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.