Inicio » Vídeojuegos » Reseña: Carto – Puzzles, ternura y mapas

Reseña: Carto – Puzzles, ternura y mapas

En una tierna ambientación, Carto exprime una mecánica principal hasta la última gota, logrando puzzles muy creativos.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por J Martínez el 13/05/2021

Los juegos indies suelen destacarse por ser títulos muy cortitos, en los que se exprimen una o dos mecánicas principales. A veces lo hacen bien y a veces lo hacen mal. Pueden hacerlo tan mal, que puede llegar a ocasionar que seis horas de juego se sientan tediosas y repetitivas. Por suerte, Carto no es uno de esos, ya que sabe utilizar su única mecánica en unos puzzles muy creativos.

Desarrollado por Sunhead Games, un estudio independiente de Taiwán, en el juego encarnaremos a una pequeña niña cartógrafa llamada Carto, quien queda a la deriva luego de un accidente en el dirigible de su abuela. Pero, antes de caer, aprenderá que el mapa que cae con ella tiene una habilidad increíble, pues puede modificar la tierra que pisa a medida que va moviendo las partes de este.

Belleza indie

Hay apartados en los que juegos indie, al tener que recortar en lo monetario, terminan con propuestas muy frescas y atractivas. Uno de estos es el apartado visual, ya que, a pesar de que nunca encontraremos juegos con gráficos ultra realistas ni nada por el estilo, podemos encontrar estilos muy creativos, que les dan una personalidad única a los títulos, como es el caso de GRIS.

Carto cae en este grupo gracias a unos escenarios y personajes que parecieran estar pintados con un pincel. Además, el diseño de estos es extremadamente tierno, lo que hace que absolutamente todo el juego emane una ternura notable. Hay que destacar también la paleta de colores tan tenue que usa, que además va variando con cada capítulo del juego.

La banda sonora, por otro lado, es más minimalista, aunque igual de tierna que el apartado gráfico. En muchos capítulos, esta consistirá en apenas unos tambores que sonarán en notas distintas. Pero, aunque suene a poco, aporta un montón a la atmósfera tan tierna y simple que el juego tiene.

Porque sí. Carto es simple, no solo en su apartado gráfico y sonoro, sino también en sus mecánicas. Aunque, una vez más, esta simpleza está trabajada de gran manera.

Una mecánica muy bien explotada

El juego apenas tiene mecánicas. Con A o X interactuaremos con los demás personajes u objetos, y con el Triángulo (o Y) abriremos el mapa. La gracia está en que este mapa no será uno común y corriente; está dividido en secciones, cada una de las cuales podremos girar y posicionar a nuestro gusto.

¿Qué ocurre con esto? Pues que, si movemos el mapa, el escenario en el que estamos también cambiará. Esto da lugar a un sinfín de posibilidades, y me atrevo a decir que el juego las explora todas.

Hay que considerar que se tienen restricciones de acuerdo con la geografía del lugar; no podemos poner piezas que no coincidan entre sí. Por ejemplo, si tenemos una pieza de mar, la pieza vecina también deberá tener una sección de mar al menos.

Es esta mecánica la que le da los puzles al juego. A veces, para avanzar, no bastará con poner partes del mapa hasta que podamos llegar a X lugar. Por ejemplo, los lugareños nos darán pistas tipo: “X persona está en medio del bosque”, lo que nos forzará a reposicionar las piezas para que formen un bosque que permita tener un lugar central.

Y así la dificultad irá escalando. Habrá piezas más grandes, laberintos en los que encontrar la salida, en momentos tendrás que tomarle atención al escenario para saber dónde van las piezas, se le sumará verticalidad, y muchas otras más variaciones. De verdad, la originalidad no tiene límites; a pesar de no cambiar la mecánica, el juego se siente fresco hasta el final.

Conclusión

Carto es una auténtica sorpresa. Un juego con pocas luces y pocas mecánicas, pero que termina siendo muy entretenido. Esa única mecánica tan bien trabajada se siente fresca, tanto al comienzo como al final. Aunque claro, tampoco es una experiencia demasiado larga; 5-6 horas, que estarán sujetas a la velocidad a la que soluciones los puzzles.

A pesar de esto, es un juego recomendable al 100%, sobre todo porque lo puedes encontrar en el Game Pass. Si no, está disponible en todas las demás plataformas.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X