Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Mortal Kombat: cuando los videojuegos dejaron de ser cosa de niños

Mortal Kombat: cuando los videojuegos dejaron de ser cosa de niños

Desde sus inicios Mortal Kombat nos ha mostrado violencia explícita, algo que hasta el día de hoy nos sigue deleitando. Veamos un repaso por su historia.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Rogher el 12/11/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

En el año 1992 dos chicos llamados Ed Boon y John Tobias le entregaron al mundo una de las franquicias más importantes de juegos de pelea, una que marcó diferencia entre famosos conocidos, como Street Fighter, y es simplemente porque fue uno de los primeros títulos que mostraron violencia explícita en el mundo de los videojuegos: Mortal Kombat.

Esta franquicia, desde que llegó a las arcades, generó un impacto colosal a todos los que pudieron jugarlo en su tiempo, debido en gran parte por la sangre y gritos en la pantalla. Pero lo que generó más impresión fue cuando terminabas la pelea generando un movimiento particular llamado fatality, donde podías asesinar a tu oponente de una forma muy sangrienta, la cual para los que eran jóvenes y niños era muy chocante, pero a la vez maravilloso.

Todo el mundo quería jugar Mortal Kombat o incluso ver a otros como jugaban, como hacían los combos, como sacar los fatalities. El juego formaba una reunión de muchas personas ya sea como espectador o como jugador.

También, lo que llamaba la atención era como estaban diseñados los luchadores ya que, a diferencia de Street Fighter II, los genios de Boon y Tobias no ocupaban sprites, ellos utilizaron actores reales para poder recapturar los movimientos y agregarlos al juego, lo que hacía que las peleas fueran más realistas y los fatalities más crudos e impactantes. Entre esos actores se encontraban el maestro de artes marciales Daniel Pesina, el cual hizo los movimientos de Johnny Cage, Sub-Zero y Scorpion. Su hermano, Carlos Pesina, interpretó a Raiden.

Pero este juego no pasó desapercibido para los adultos y padres de familia, por lo que la polémica no tardó en llegar. Muchos querían prohibir el juego por su violencia explícita y no querían que los niños jugaran o vieran el videojuego, lo que género que varias empresas de videojuegos crearan el Entertainment Software Rating Board (ESRB), un sistema para clasificar qué videojuego es apto según la edad del jugador, la cual se sigue ocupando hasta el día de hoy.

Desafortunadamente la censura estuvo presente en Mortal Kombat, en especial cuando el juego fue llevado a consolas caseras. En ese tiempo estaba Super Nintendo y Sega Genesis, de las cuales la primera fue la que más sufrió, ya que remplazaron la sangre con sudor y los fatalities fueron cambiados a unos sin violencia explícita, lo cual hasta el día de hoy no se le perdona a Nintendo. Pero en la consola de Sega no fue censurada, solo oculto la sangre por medio de un código el cual muchos descubrieron generando así que la versión de Genesis vendiera más copias que la de Nintendo.

El éxito de Mortal Kombat fue tan abrumador que una secuela no tardaría en llegar pues, en el año 1993 (un año después de la salida del primer título) llegaría a las arcades y consolas Mortal Kombat II, el cual para muchos es el mejor título de la saga de la generación en 2D. Traía nuevos personajes, nuevos fatalities, nuevos movimientos y sobre todo, más sangre, más violencia y más gritos, lo mejor es que en las versiones de consola, en especial la de Super Nintendo, ya no venía con censura y se podía disfrutar sin ningún tipo de cambios abrumadores. El juego fue un éxito de ventas y la crítica del aquel entonces alabó el juego como una excelente secuela. Pero a pesar de todo, las típicas controversias seguían dando de qué hablar.

Tuvieron que pasar dos años para que llegara una nueva entrega de la franquicia, hasta que en 1995 se lanzó Mortal Kombat 3. Si bien, MK3 no fue un mal juego, no convenció a los jugadores debido a que personajes como Scorpion no estaba en el juego, los nuevos movimientos llamados “Animality” no llamaron la atención, algunos escenarios fueron cambiados y no fue el agrado de muchos. La tercera entrega de Mortal Kombat quedaría como un buen juego pero no como una secuela que pudiera competir con su segunda entrega.

Pero en un corto tiempo llego Ultimate Mortal Kombat 3, el cual sería, en vez que una nueva entrega, una actualización del tercer juego, que incluía personajes que no fueron agregados en Mortal Kombat 3, entre ellos Scorpion, nuevos escenarios, nuevos modos de juego y personajes secretos. A pesar de que en los salones de arcade le fue bastante bien, en las versiones de consola no fue un éxito de ventas. En el año 1996 salió Mortal Kombat Trilogy, segunda y última actualización que traía a todos los personajes y escenarios de la saga. Con esta entrega querían aprovechar el auge de la nueva generación de consolas, Nintendo 64, PlayStation y el Sega Saturno y como era de esperarse fue un éxito de ventas. Pero el éxito de Mortal Kombat cambiaria cuando la obra de Ed Boon y John Tobias llegaría al 3D.

En 1997 llegó Mortal Kombat 4, el primer juego de la franquicia en 3D y el último título disponible en los salones de arcade. Midway quería que su cuarta entrega estuviera a la vanguardia de otros títulos de pelea que habían salido en 3D como lo fueron Tekken de Namco y Virtua Fighter de SEGA, así que antes de publicar Mortal Kombat 4, publicaron otro juego de peleas en 3D llamado War Gods, siendo un juego experimental para poder llevar el combate mortal a un nuevo paso de forma gráfica. A pesar que este experimento no fue un éxito, fue necesario para poder prepararse para el futuro.

Esta cuarta entrega incluye nuevos personajes y regresan algunos clásicos, pero hay dos personajes que ya habían aparecido en otro juego de la franquicia, pero no siendo uno de peleas, Quan Chi y Shinnok, pertenecientes a Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero, un “Beatem up” en el que controlamos al famoso ninja de hielo, ubicado cronológicamente antes del primer juego. A pesar de que vendió bien, las reseñas del juego fueron muy negativas diciendo que su jugabilidad era lenta y tosca.

A pesar de que Mortal Kombat 4 quiso adaptarse a los tiempos modernos de aquella época, la recepción de juego fue bastante mixta debido a que la esencia de la saga empezó a disminuir y el paso del 2D al 3D no fue muy llamativo como lo era en los tres primeros juegos, sobre todo que las versiones de Nintendo 64 y PlayStation tenían muchas diferencias respecto al arcade. Ni siquiera se salvó Mortal Kombat Gold, el cual era una actualización del cuarto juego para Sega Dreamcast. La saga empezó a decaer con la llegada de Mortal Kombat: Special Forces, un juego de aventura protagonizado por Jax, personaje que debutó en Mortal Kombat 2, el cual fue muy criticado. Aademás, en la mitad del desarrollo, John Tobias abandonó el proyecto y no continuó más en la franquicia, quedando solo Ed Boon al mando. Mortal Kombat estaba pasando por su época más oscura.

Con la llegada de la sexta generación de consolas, en donde PlayStation 2 era la consola más popular del momento, Midway decidió que el combate mortal tendría que volver con una secuela que superara lo que ocurrió con Mortal Kombat 4 y sus otros juegos . Es así como en el año 2002 salió al mercado Mortal Kombat: Deadly Alliance, el juego que hizo que la franquicia saliera de su época oscura y recibiera el mismo cariño de antes. Como típica secuela, vino con nuevos personajes, escenarios, y modos de juego, entre ellos la Krypta, la cual se sigue ocupando en los juegos actuales.

Con el retorno de Mortal Kombat salieron nuevos juegos que fueron queridos por los fans y la crítica los recibió de forma bastante positiva: Mortal Kombat: Deception en 2004 y Mortal Kombat: Armageddon en 2006 y desde ahí la saga de juegos de peleas volvió a mantenerse firme. En el 2008 llegaría Mortal Kombat vs DC Universe, para la séptima generación de consolas, un crossover que uniría a los personajes del combate mortal con los héroes y villanos de DC Comics. Este juego, en un principio, iba a ser un crossover con Street Fighter, pero Capcom no presto a sus personajes por lo que se llegó a un acuerdo con DC Cómics para unir sus personajes con los de Ed Boon. Cuando el juego salió a la venta para PlayStation 3 y Xbox 360, las criticas llegaron y a pesar de que no ser un mal juego, la esencia de Mortal Kombat no estuvo presente, es decir, la sangre y la violencia que lo caracterizaba era bastante baja en comparación con sus antecesores. Este fue el último juego de Midway antes que quedase en bancarrota. Poco después la franquicia fue adquirida por Warner Bros Interactive.

Ya en la séptima generación de consolas, donde la violencia en el mundo de los videojuegos ya no era algo que fuera tan polémico como en tiempos anteriores, juegos como God of War, Gears of War o Grand Theft Auto IV ya mostraban violencia sin miedo a la censura. Mortal Kombat no quedaría fuera de esto, presentando así su novena entrega en el año 2011, la cual es un reinicio a la saga en general y la recepción no tardó en llegar.

Mortal Kombat (2011), desarrollado ahora por NetherRealm Studios y disponible para Playstation 3, Xbox 360 y PC (a PC llegó con la Komplete Edition, que incluye todo el DLC) fue un éxito de ventas logrando vender más de dos millones de copias en solo su primer mes. Los fans de la franquicia estaban complacidos con la novena entrega y la crítica fue muy positiva con el juego, ganando varios premios en su categoría. Lamentablemente fue víctima de la censura y se prohibió en Australia y Corea del Sur.

Esta entrega incluye un modo historia, el cual se enfocó en unir los acontecimientos de los tres primeros títulos. Los personajes clásicos de la serie regresan en gloria y majestad convirtiendo el modo historia de este título el mejor de la saga, misma que se ha continuado en entregas nuevas de forma canónica.

El juego logró que la obra de Ed Boon volviera a ser una franquicia de alta categoría logrando varias secuelas. En el año 2015, con la llegada de la generación de consolas actuales, se lanzó Mortal Kombat X, la décima entrega de la saga, la cual se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC. Esta entrega se sitúa después de los acontecimientos de título anterior, pero agregando nuevos personajes y viejos conocidos de la serie, además sería el juego más rápido en venderse, incluso el propio Boon confirmó que es el mayor lanzamiento en la historia de Mortal Kombat.

Y en abril de este año se publicó Mortal Kombat 11, que se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC, el cual la comunidad se encuentra jugando actualmente. A pesar de que su sistema de progresión para desbloquear personalizaciones a los personajes dependa de microtransacciones, el juego es bastante disfrutable.

Mortal Kombat es y siempre será uno de los juegos de pelea más importantes del mercado por llevar la violencia a un medio que en un principio se creyó que sería solo para niños. A pesar de sus polémicas y controversias, es una franquicia que se disfruta hasta el día de hoy, tanto en emuladores de arcade como en consolas actuales y, considerando la fama y la comunidad que empezó en los años 90 y que hasta el día de hoy, siguen llegando más jugadores que quieren conocer el juego y el universo que hay detrás del combate mortal.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

86 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.

X
No olvides leer nuestra última revista digital