Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » Rurouni Kenshin, la mezcla perfecta entre realidad y ficción. Parte 1

Rurouni Kenshin, la mezcla perfecta entre realidad y ficción. Parte 1

¿Existió en la vida real Hitokiri Battousai? Desmenuzamos y analizamos los hechos y personajes reales del manga Rurouni Kenshin

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Andrelo el 28/07/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Es bien sabido que Rurouni Kenshin, conocida en occidente como Samurái X, es catalogada como una serie fidedignamente histórica. No por nada todos los eventos nombrados, trasfondo histórico, lugares, guerras, e incluso la mayoría de los personajes existieron realmente. Evidentemente todo esto mezclado con ficción para ser un manga sumamente interesante y atractivo.

Es por esto que, en un esfuerzo pocas veces antes visto, se va a analizar y desmenuzar el origen de los personajes de esta gran obra, escrita y dibujada por Nobuhiro Watsuki (alias: el funas). Partiendo por su protagonista, Himura Kenshin, pasando por el Shinsengumi, y un variopinto de personajes basados en figuras históricas, videojuegos y superhéroes.

Sobre la obra

Antes de comenzar con el análisis de personajes, es necesario poner todo en contexto. Ruroruni Kenshin, traducido literalmente como “el vagabundo Kenshin”, es un manga escrito y dibujado por Nobuhiro Watsuki. Comenzó su publicación en abril de 1994, y finalizó en octubre de 1999 con 255 episodios, recopilados en 28 tankobon (tomos).

En enero de 1996 se comenzó a emitir el anime de Rurouni Kenshin en tierras niponas. La serie animada tuvo 95 capítulos, de los cuales solo los primeros 62 son fieles al manga, abarcando hasta el final de la saga de Shishio (capítulo 151 del cómic). Ha sido tanto el éxito de la obra, que han salido numerosas peliculas, adaptaciones, OVAs, etc.

Contexto histórico

Rurouni Kenshin está situado en un contexto sociopolítico particularmente interesante en la historia japonesa. En 1850, mientras países de América como Chile o Argentina ya se habían independizado del Imperio Español y vivían en la modernidad, Japón aún vivía en el feudalismo, aislado del resto del mundo, bajo el mando militar del Shogun.

En 1853 ocurre uno de los eventos que iniciarían la revolución: “La llegada de los barcos negros”. A las costas japonesas llegaron buques de guerra al mando de el comodoro Matthew Perry de la Armada de los Estados Unidos. Con la misión de imponerle tratados de comercio a Japón, este hecho revelaría a los nipones lo atrasado e indefensos que estaban frente a las potencias occidentales.

Entendiendo que si no hacían algo, Japón podría ser invadido y perder su soberanía, surgió el grupo revolucionario Ishin Shishi (formado principalmente por los clanes de Choushuu y Satsuma), quienes buscaban dejar atrás el feudalismo y adoptar costumbres occidentales que les permitieran vivir en la modernidad.

Durante este periodo conocido como Bakumatsu, se desarrollaron diversas batallas entre los Patriotas de la Restauración (Ishin Shishi) y el Bakufo, las fuerzas del Shogun donde destacaron los Shinsengumi. Aquí, un patriota conocido como Hitokiri Battousai comenzó a forjar su leyenda.

Fueron años de mucha violencia, los cuales tuvieron su clímax en las Guerras Boshin. Finalmente el Shogun Yoshinobu Tokugawa, heredero de una dinastía de 250 años, cede el poder al Emperador Meiji, dando inicio a la Era Meiji. Una década más tarde, en el año 11 de la Era Meiji (1979), Kenshin Himura llega a Tokyo y conoce a Kaoru, dando inicio a la epopeya romántica, Rurouni Kenshin.

Kenshin Himura, el legendario Hitokiri Battousai

No podíamos comenzar con otro que no fuera el protagonista de la historia. Tristemente, y a pesar de todos los mitos urbanos y teorías que rondan por internet, este personaje es completamente ficticio. El vagabundo Kenshin Himura, tanto como su pasado de destajador bajo el apodo de Hitokiri Battousai nunca existieron.

En palabras del mismo Watsuki, él únicamente se inspiró en Gensai Kawakami, uno de los 4 grandes hitokiris (destajadores) del Bakumatsu. A Kawakami se le solía confundir con una mujer a primera vista, sin embargo, su personalidad era totalmente opuesta. Se dice que era el más terrible de los 4 hitokiris, y tenía una personalidad fría y calculadora.

Gensai utilizaba un estilo de esgrima extremadamente rápido llamado Shiranui Ryu, el cual también sirvió de inspiración para el estilo ficticio Hiten Mitsurugi Ryu utilizado por Battousai. Kawakami fue enjuiciado y ejecutado en 1872 porque sus ideales chocaban con los del nuevo gobierno Meiji.

En cuanto a su diseño, Watsuki comenta que en una de sus primeras historias el protagonista era un hombre alto y de pelo negro. Para alejarse de eso, y sumado a la personalidad de Gensai (y también de Saitou y Okita, ambos miembros del Shinsengumi), decidió hacer a Kenshin con pelo claro, estatura baja y apariencia débil. En su desesperación, y para hacer algo distintivo al personaje, decidió hacerle una cicatriz en la mejilla izquierda. Ni el mismo sospecharía que esa marca sería el punto de inflexión de su personaje.

Como dato final, aclarar que si bien la serie fue rebautizada como Samurai X en occidente, Kenshin nunca fue un samurái. Cabe recordad que durante el periodo Edo (antes de la Restauración Meiji), Japón se dividía en 4 clases sociales: los samuráis, campesinos, artesanos, y comerciantes. Himura Kenshin solo era un campesino que fue entrenado en el arte de la espada, pero nunca perteneció a una familia samurái. Tampoco hay que confundir Rurouni (vagabundo) con Ronin (samurái sin amo).

Gensai Kawakami

Sanosuke Sagara

El peleador callejero conocido como Zanza, mejor amigo de Kenshin, y compañero de él en numerosas batallas tampoco existió en la realidad. Es un personaje totalmente ficticio, pero al igual que Himura, si está basado en personajes reales. Sanosuke Sagara está basado nada menos que en el capitán de la décima división del Shinsengumi, Sanosuke Harada.

Harada es conocido por ser uno de los 5 hombres más atractivos del Shinsengumi. Era de origen humilde, por lo que tenía un carácter amable y muy preocupado de sus subordinados. Pese a lo anterior, también tenía un carácter fuerte e impulsivo. Muy parecido al cabeza de gallo.

En cuanto a su diseño, Watsuki comenta que se basó en Lamp, personaje principal de Arabian Majin Bokentan Lamp Lamp de 1991, dibujado por Takeshi Obata (mismo de Death Note).

Sanosuke Harada, Shinsengumi

Souzou Sagara

Primer personaje de esta lista que existió realmente. El líder del Sekihoutai, el capitán Souzou Sagara. Nació en una familia rica bajo el nombre de Shirou Koshima, sin embargo abandonó todo para unirse al Ishin Shishi, formando el grupo Sekihoutai. Lastimosamente, y como se muestra en el manga, fue acusado por el gobierno de formar un falso ejercito y fue decapitado a los 29 años.

En la ficción de Rurouni Kenshin, Sanosuke se fue de pequeño de su casa para unirse a los Sekihoutai. Fue tanta su admiración por su líder, Souzou Sagara, que adoptó su apellido. En cuanto su diseño, no está inspirado en nadie particularmente y Watsuki confiesa que simplemente lo dibujó como se lo imaginaba.

Y hasta aquí por ahora. Sin darme cuenta me extendí harto en la introducción, pero ciertamente es muy necesario entender el contexto histórico por el que pasaba Japón, para entender de mejor manera Rurouni Kenshin. Nos vemos pronto con una segunda parte de este análisis.

Souzou Sagara

Nos leemos luego.

Ps: ya puedes leer la parte dos aquí

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

67 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.