Inicio » Zona Oriental » Manga » Tokyo Revengers, el miedo del héroe

Tokyo Revengers, el miedo del héroe

El mayor miedo del héroe es el fracaso en su misión, así lo demuestra Takemichi en la Tokyo Manji y sus viajes en el tiempo.

Tiempo de lectura: 14 minutos

Escrito por VladMIR el 07/12/2021

Continuando con lo expuesto en la nota anterior, volvemos a recordar que nos enfocaremos en el manga, que a la fecha de esta publicación va en el capítulo 233, por lo que avisamos que hay mucho SPOILER, SPOILERS A MONTONES, SPOILERS POR TODOS LADOS.

Argumento

Ya vimos que es la historia de Takemichi Hanagaki tratando de salvar a su novia Hinata Tachibana, con ayuda del hermano de ella, Naoto Tachibana. Este fin implica entrar y conocer a la Tokyo Manji, llegando a apreciar a todos sus integrantes.

Deberá constantemente enfrentar a Tetta Kisaki, el enemigo que desea llevar a Tokyo Manji hacia el mal, convertirla en la mafia más grande y oscura del país.

Pero el mayor obstáculo que deberá enfrentar es el camino para cambiar radicalmente su actitud de los últimos 12 años, y recuperar el espíritu de su infancia, cuando era un soñador. El mayor obstáculo será enfrentar su miedo.

Takemichi Hanagaki

Nuestro protagonista es el símbolo de la depresión existencial. Con 26 años vive en un departamento diminuto, cuya desidia le impide sacar la basura que se amontona, torres acumuladas de revistas porno (ni siquiera tiene Internet), virgen, sin amigos, sin familia.

Tiene trabajos precarios de medio tiempo, actúa y se mueve con el desinterés y despreocupación del que se ha acostumbrado a decir “lo siento” por todo y ante todos. Vive como una ameba (aunque las amebas tienen mejor higiene).

Tras la noticia de la muerte de Hinata, su única novia en la vida, tiene una remembranza que a sus 14 años fueron su mejor estado. Una falseada de recuerdos basada en la memoria selectiva y el olvido de las cosas negativas. Es en estos pensamiento que se cuestiona: ¿cuál fue el momento que cambió su vida a mal?

La respuesta la tendremos en el mismo capítulo. Al viajar al pasado, a los 14 años Takemichi y sus amigos se creían delincuentes juveniles de élite, pero desafortunadamente se encuentran con unos matones más grandes y fuertes. Liderados por Kiyomasa, este grupo de matones golpeará hasta el cansancio a Takemichi y sus amigos, los reducirán a unos niños sangrantes y llorosos que suplicarán perdón.

Serán sometidos a ser los esclavos, cada día será una tortura y cualquier atisbo de esperanza será apagado por el miedo, un miedo profundo enraizado hasta la médula de los huesos. Apenas pueda, Takemichi huirá de la ciudad, huirá de sus amigos, de la familia, se mantendrá trabajando precariamente, siempre diciendo “lo siento”, siempre mirando hacia abajo, siempre huyendo.

Comienza el viaje del héroe

Takemichi asume que lleva 12 años huyendo. Su vida metafóricamente se congeló a los 14 años, perdiendo a sus amigos, dejando a su novia, abandonando a su familia.

Cuando el miedo está enraizado en la médula, es difícil moverse, cambiar, probar cosas nuevas. Aunque su situación es precaria y solitaria, se mantiene en la comodidad del aislamiento, con un desinterés completo sobre el mundo que lo rodea.

Necesitó viajar 12 años al pasado para comprender todo lo que perdió, que a la edad de 14 años era un niño con sueños, esperanzas e ideales. Quería ser un héroe, sin importar contra quién se enfrentara.

Esta comprensión será la base fundamental de sus siguientes acciones, porque ya sabe que su futuro es un futuro sin emociones, sin amor.

Deberá agarrarse con todo el frenesí de su alma al pasado para proteger a Hinata, la única mujer que ha amado. Asimismo, comprenderá que cada acción implica que se encuentre y conozca a más personas, con las que irá ampliando el círculo de amigos.

Cada nuevo personaje será un nuevo aporte emocional para Takemichi, un nuevo cariz de vida y emoción que desconocía. Nuestro héroe tendrá la necesidad de proteger sus historias, querrá salvarlos a todos, porque ahora la soledad le parecerá insoportable.

“No Perderé”

La decisión más importante y punto de inflexión de Takemichi será enfrentar a Kiyomasa, el símbolo de su miedo y debilidad. Solo con una vida triste que perder, dará los primeros pasos para convertirse en el héroe que los salvará a todos.

Kiyomasa es un ser cruel y vengativo, es el causante que Takemichi se convirtiera en un cobarde que huye, causando que pasara 12 años en estado límbico sin futuro ni pasado. Kiyomasa es su representación del miedo, y si desea cambiar el presente, deberá enfrentarlo a cualquier costo, aun con riesgo de su propia vida.

“¡No perderé!” será el nuevo mantra que invocará el superpoder de la resistencia infinita contra enemigos muchos más fuertes. Veremos al héroe ser golpeado en diversas oportunidades, llorar desesperadamente, pero siempre se levanta e invoca su mantra.

Este superpoder cambiará el curso de su historia, ya que por muy débil que sea Takemichi, inspirará a los que lo rodean a no rendirse, a seguir en la pelea aunque la racionalidad diga lo contrario.

El héroe llorón

Takemichi llora, demasiadas emociones aflorando como el estallido de una represa, cada amigo que conoce, cada enemigo que enfrenta, cada dolor que siente, lo manifiesta llorando.

En un mundo dominado por la violencia de las pandillas, nuestro héroe se ha hecho un lugar por usar las emociones sobre la fuerza física como arma. Demostrando un constante temple que es capaz de resistir la fuerza avasalladora más potente. La fuerza de Takemichi será reconocida por todos los que lo rodean, desde sus más cercanos hasta sus mayores enemigos, incluyendo a Kisaki.

Como el héroe de la historia, no podrá negarse a ayudar a los necesitados, aunque cada uno de todos los que piden ayuda es por lo menos 10 veces más fuerte que nuestro protagonista. La debilidad de ellos reside en el alma.

El gran secreto

Desde el principio, Takemichi habla y llora frases extrañas al resto, como “otra vez”, “no lo perderé”, “me arrepiento”. Además, posee conocimiento de ciertos hechos que todavía no ocurren. Todo esto ha permitido crear el ambiente propicio para que el gran secreto de nuestro héroe sea revelado.

Afirmar que se es un viajero en el tiempo no es fácil, pero la necesidad de nuestro héroe de revelarse, de buscar un aliado en su misión imposible, implicará que se lo confiese a su mayor aliado en ToMan.

Como diría un conocido farandulero en Chile, “todo calza, pollo”. A Chifuyu le encajaron las piezas de muchas situaciones y acciones de Takemichi. Y no será el único, ya que otros también conocerán el secreto del viaje en el tiempo, y también sentirán que esa era la pieza faltante del misterio de Takemichi.

El miedo como motor de acción

El miedo inicial del protagonista, basado en su debilidad física frente a los rivales, evoluciona a un nivel superior. Ya no hay miedo a las bestias superfuertes contra las que pelea, su mayor miedo es fracasar en sus objetivos.

El miedo a los destinos trágicos de sus seres amados. La muerte de Hinata, la muerte de Draken, la muerte de Chifuyu, la muerte de Akkun, la perversión de ToMan, la entrada de los Black Dragons, la muerte de Naoto, la muerte de Mike.

Son muchas y variadas las trágicas situaciones que atemorizan a Takemichi, y el hecho de poder preverlas no solo lo hace sentir responsable de evitarlas, también de la carga del fracaso que conlleva.

Llegará un momento en el cual Takemichi estará sumergido en la desesperación, con un miedo acechante a la vida misma, y solo el abrazo del cálido amor de Hinata será capaz de volver a levantarlo.

Evolucionando en la ToMan

En uno de los futuros iniciales de la serie, frente a la muerte de Hinata ante sus ojos, Takemichi jura volverse en el más importante de Tokyo Manji para evitar que se convierta en una mafia.

Una misión casi imposible, pero que poco a poco fue logrando, hasta el grado de convertirse en el presidente de ToMan. En una de las peleas más épicas de la historia, con la Tokyo Manji en su peor estado, después de haber sido traicionada por aliados, con miembros menos, y los dos líderes más fuertes de los fuertes fuera de combate, Takemichi tomará la posta para enfrentarse a la banda que puede significar el fin de todo.

Todo su esfuerzo se resume en la frase de Hinata a Takemichi: “tu desesperación los conmovió”.

Concluyendo

El gran arco final ya está en curso y la historia no va bien, dándose a entender que casi todo lo logrado por Takemichi está comenzando a derrumbarse lentamente.

Solo podemos especular que para lograr el final feliz que busca nuestro héroe, deberá hacer más que solo inspirar y saltar en el tiempo. Esperemos que no ocurra un deux ex machina que arruine la historia final, algo como que salte en el tiempo al 2005, para salvar al hermano mayor de Mike. (Si ocurre, recuerden que lo leyeron primero aquí).

Actualmente se está publicando el manga en español por Norma e Ivrea, se pueden conseguir en las librerías especializadas o su proveedor favorito. Como referencia, la serie de animé llega hasta el volumen 9 y actualmente en Japón van 25 volúmenes del manga.

Punpunia.cl

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi bella, tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X