Inicio » Cómics » Cómic Internacional » X-Men, Días del Futuro Pasado, la sociedad que tomó el camino de la represión

X-Men, Días del Futuro Pasado, la sociedad que tomó el camino de la represión

La distopía de Días Del Futuro Pasado es la metáfora de cómo se tuerce una sociedad por elegir la segregación en vez de la inclusión.

Tiempo de lectura: 11 minutos

Escrito por VladMIR el 13/07/2022

En el año 1981, en la serie Uncanny X-Men 141 y 142, se publicaría una de las sagas más importantes de la historia de los X-Men, Días del Futuro Pasado. Escrita por Chris Claremont (el patriarca mutante) y dibujada por John Byrne (el primero en volver loca a Wanda).

Una historia que resume el camino de la sociedad cuando se enfoca en la discriminación, el racismo y fomenta el sectarismo. También en cómo las decisiones políticas basadas en el continuo rechazo pueden tener consecuencias catastróficas para la sociedad.

Antecedentes

Portada clásica constantemente referenciada en diversas historias

En 1980, un grupo de mutantes extremistas asesinarán a Robert Kelly, un senador muy prestigioso de Estados Unidos. Este acto sangriento aumentará el miedo de la sociedad a los mutantes, autorizando a ciegas cualquier política que implique el control de ellos o, si es necesario, su exterminación.

Darle carta blanca a los políticos solo puede implicar la creación de armas, muros y más fuerzas represivas (ya sabemos quienes tienen el negocio de las armas). Entre esas armas crean a los Centinelas, gigantescos robots capaces de enfrentar a los mutantes más poderosos.

El camino equivocado

Todos mueren

La inteligencia artificial de los Centinelas decide que lo mejor para el país es tomarse el poder. Estados Unidos ha caído en manos de las mismas armas que crearon los humanos.

Como toda política social represiva, primero comienza a perseguir a los mutantes peligrosos; todos aquellos que manifiesten poderes que sean conflictivos con el status quo. Después a los mutantes pacíficos, aquellos que no dañan y solo viven sus vidas tranquilamente, pues hay que ser precavidos.

De pasada eliminarán a todos los que manifiesten superpoderes, ya sean héroes o villanos. Spiderman, Los 4 Fantásticos, Vengadores… todos caerán en un ataque mortal de los Centinelas.

Kate cruzando el cementerio

La evolución natural de la represión será analizar a todas las guaguas que sean mutantes antes que manifiesten poderes. La persecución del gen mutante arrastrará a los padres humanos, a los hermanos, hasta abarcar a toda la familia genética que no tiene relación con los mutantes.

Ser primo en cuarto grado por parte de padre de un mutante que ni siquiera sabías que existía, implicaría ser examinado, controlado y la prohibición de contraer matrimonio y tener hijos. Ninguna medida es suficiente para controlar a los mutantes.

En el futuro distópico

En el año 2013, los Centinelas anuncian que su exitosa política represiva la exportarán al continente europeo, por lo que a éstos no les queda más solución que preparar su armamento nuclear en respuesta. Se viene la hecatombe nuclear y solo un pequeño grupo de mutantes podría evitarlo.

X-Men del futuro

En un campo de concentración (de esos que les gusta a los derechistas), encontramos a los pocos X-Men sobrevivientes y algunos invitados. La historia la relata Kate Pryde, que dista mucho de ser la encantadora adolescente sabelotodo de 13 años.

Después de mostrarnos el deterioro de la sociedad, las lápidas cubriendo grandes extensiones de campos, la violencia social, y la represión robótica, Kate Pryde nos presenta al grupo que intentará salvar al mundo del apocalipsis nuclear. Tormenta, Colossus, Wolverine, Magneto, una desconocida Rachel y Franklin Richards (hijo de los 4 Fantásticos) son quienes se organizan para realizar dos misiones paralelas.

La primera y fundamental es usar los poderes telepáticos de Rachel para enviar la conciencia de Kate a 1980, cuando le decía Kitty, ya que es la mente más susceptible en ese momento. La segunda misión consiste en escapar de los campos de detención y atacar el centro de mando de los Centinelas para evitar la guerra nuclear.

Viaje temporal psíquico

El presente de 1980

Es la misión del viaje en el tiempo lo que nos convoca a este relato. La conciencia de Kate dominando la mente de Kitty de 13 años logrará hacer contacto con los X-Men que conocemos. Contar la historia del futuro generará sospechas, pero ante la duda, el grupo decidirá viajar donde se encuentra el telépata que podrá dilucidar la verdad.

Charles Xavier está junto a Robert Kelly en el capitolio, en una conferencia sobre los derechos de los mutantes. Según la historia ambos serán asesinados, por lo que los X-Men deberán estar preparados para enfrentar cualquier amenaza a su mentor.

En 1984 se elegirá a Kast

La llegada de La Hermandad de Mutantes Diabólicos (sí, son los villanos, por si el nombre genera dudas) a la conferencia implicará un enfrentamiento violento contra los X-Men. En principio veremos cómo nuestros héroes son bastante humillados por el grupo de villanos.

La batalla finalmente se decantará a favor de nuestros héroes después de mucho esfuerzo, logrando dominar a los villanos, excepto a Destino y Mystique, que siempre logran escapar.

La Hermandad de Mutantes Diabólicos versus Los X-Men

Mientras tanto, en el futuro 2013

El grupo de mutantes logra escapar de los campos de concentración. En una misión suicida, van enfrenando a los Centinelas que se encuentran en el camino, mientras van muriendo poco a poco cada uno de los X-Men.

Con solo 3 miembros sobrevivientes, tendremos la dramática imagen de la muerte de Wolverine y Tormenta, siendo Colossus el último en morir. La misión ha fracasado y la guerra nuclear es inminente.

Rachel, que para ese momento sabremos que es la hija de Scott Summer y Jean Grey, junto con el cuerpo inconsciente de Kate Pryde, son las últimas sobrevivientes. Será la narradora de los últimos momentos del equipo, quien solo espera que su amiga no fracase.

Volviendo al presente 1980

La villana Destino, mujer ciega que tiene la capacidad de conocer el futuro, está a unos pasos de asesinar al senador Kelly, pero la viajera temporal Kate logra salvarlo en el último momento. La misión se ha cumplido y la línea del tiempo ha cambiado, Kate regresa al futuro.

Pero el atentado mutante quedó grabado en la conciencia de los políticos. El senador Robert Kelly se debate entre el miedo que promueve la represión y la libertad que conlleva la confianza. Incluso considera que seguir por la represión atentaría contra el mismo espíritu de la libertad.

Kate logra cambiar la historia, el futuro distópico es evitado, o eso creeremos

La aparición de Henry Peter Gyrich, político de extrema derecha, famoso racista, un sociópata muy peligroso para el país (cualquier parecido con políticos no es simple coincidencia), será el punto de inflexión que guiará hacia las políticas represivas del país.

El ámbito emocional

La Saga de Fénix Oscura recién había terminado. El grupo resentía la muerte de Jean Grey y el retiro de Scott Summer. El duelo no terminaba cuando llegó la nueva integrante Kitty Pryde, una niña de 13 años que chorreaba encanto y energía.

Además, Tormenta estaba asumiendo como líder del grupo, lo que significaba una responsabilidad para la cual todavía no estaba preparada. Deberá aprender sobre la marcha.

La batalla contra el grupo de villanos La Hermandad de Mutantes Diabólicos será la prueba de fuego, y el momento de inflexión es la escena de Tormenta imponiéndose a Wolverine. Ni Scott ni Charles Xavier lo habían logrado antes, el iracundo y rebelde Logan acataba una orden de Tormenta.

Tormenta: «Enfúndalas… o úsalas contra mí«

Paralelamente, Nightcrawler descubrirá que Mystique es muy parecida a él; tiene el mismo color azul de piel. La villana le dirá que si desea la verdad deberá consultar con su madre adoptiva. Esta historia será largamente desarrollada en el futuro.

En el ámbito socio-político

Chris Claremont plantea el futuro distópico de una sociedad que elige la represión por sobre la paz. Como la idea del miedo, que se planta en el inconsciente colectivo, germina en aceptar cualquier mentira que digan los políticos con intereses económicos, y termina en otorgar un poder absoluto a los políticos fascistas.

La idea de los Centinelas es la metáfora de las armas, la discriminación, las zanjas, el racismo y de los discursos de odio. Aquellos que alientan a las personas temerosas a decidir equivocadamente por el mal camino que destruirá el país.

El futuro distópico es la consecuencia inevitable de rechazar el progreso natural de la sociedad, no entender que el comienzo de la discriminación es solo una bola de nieve imparable que no tiene fin.

Odia a los mutantes, pero ellos nacen de humanos. Odia a los padres de mutantes, pero ellos tienen familias. Odia a las familias de los mutantes, pero los lazos sanguíneos también tienen lazos legales. Odia a todo lo relacionado con mutantes, pero el límite entre mutantes y humanos corrientes es difuso. Odia a la humanidad.

La llegada de la extrema derecha al gobierno

Conclusiones

Una historia que actualmente tiene 41 años, y como muchos relatos de crítica social futurista, sigue igualmente vigente. Dentro de los cómics es comparable a las grandes obras literarias 1984 y Fahrenheit 451, además de ser anterior a las películas Terminator y Blade Runner.

Con una narración emocional y llena de acción, la historia Días del Futuro Pasado será ampliamente usada en los cómics venideros, tendrá secuelas y muchas consecuencias para los X-Men.

Actualmente se puede encontrar publicada por Panini en el Marvel Gold La Imposible Patrulla X tomo 2, y también en una edición especial en formato grapa Marvel Facsímil. Ambas posible conseguir en librerías especializadas.

Punpunia.cl

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi bella, tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí