Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » El Hombre de Acero – John Byrne

El Hombre de Acero – John Byrne

Analizamos el inicio de la etapa de John Byrne en Superman, con una histórica miniserie que nos presentó un renovado Clark Kent

Alejandro Escrito por Alejandro
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Superman es uno de los superhéroes más grandes de todos los tiempos, sin duda es un ancla de su casa editorial, DC Comics, que ha maravillado a millones de lectores desde su primera aparición en Action Comics #1 del año 1938.

Quizás el más grande punto de inflexión de su trayectoria editorial fue su reinicio, en el año 1986, con una miniserie de 6 partes que reinventó al personaje, dotándolo de un nuevo origen, ajustando sus poderes y marcando el rumbo que el personaje siguió por décadas.

Como se ha señalado innumerables veces, la Crisis en tierras infinitas revolucionó de manera radical el universo de DC Comics, y entre todos sus cambios, dotó de nuevos orígenes a su trinidad: Batman con la historia Año Uno (Frank Miller y David Mazzucchelli), Wonder Woman con Dioses y Mortales (George Pérez) y Superman, encargando a John Byrne (autor de Alpha Flight, 4 Fantásticos, entre otros) relanzar al personaje.

Nuevo origen para Superman

La miniserie nos muestra los primeros 10 años de Superman, desde que Clark deja Smallville para hacer el bien con sus extraordinarios dones, hasta la revelación de su origen extraterrestre, que lo hace entender la naturaleza de su humanidad.

Byrne estructuró la historia en 6 partes, cada una narró un acontecimiento importante de la historia de Superman y es relativamente independiente de las demás (pueden pasar años entre una parte y otra).

La primera nos muestra el fin de Kriptón, la juventud de Clark Kent y su primera aparición como Superman. La segunda parte nos muestra la llegada de Clark al Daily Planet. Luego vemos el primer encuentro de Superman con Batman. La cuarta se centra en los primeros roces con Lex Luthor. El quinto con el primer enfrentamiento con Bizarro. Y el último cierra el ciclo con la vuelta de Clark a Smallville donde se entera de su verdadero origen.

Primer encuento de dos héroes

La historia tiene la virtud de centrarse en el lado humano de Clark Kent, mostrando una perspectiva más íntima del personaje, dejando en segundo plano lo superheroico. Así, vemos como Superman lucha por lo que considera correcto, tratando de ayudar a todos los habitantes de la ciudad y procurando no dañar a otros innecesariamente, además de luchar por no dejar que sus superpoderes le quiten su humanidad.

Este nuevo origen se distanció en varios puntos al Superman pre-crisis, Clark no fue Superboy en su juventud, era el único sobreviviente de Krypton y se redujeron considerablemente sus poderes.

Estos cambios fueron positivos para el desarrollo del personaje, ya que permitieron acercarlo a los lectores, que dejaron de verlo como un ser infalible y pudieron empatizar con él.

Como punto bajo, su enfoque íntimo dejó demasiado de lado la acción propia de la cabecera, mostrando solo una gran batalla en todos sus números. Si bien se entiende que el objetivo de la miniserie era sentar bases e introducir personajes, podría haberse equilibrado más lo íntimo y lo heroico, mostrando más de los poderes y el potencial del personaje. 

Por otro lado, si bien se dota de gran personalidad a Lois Lane, quien no duda en demostrar lo que piensa o en tomar un arma, es reiterativo que Superman la salve en cada situación de riesgo (en varias oportunidades comete errores evitables que Superman debe remediar). Obviamente esto es aún propio de la época, pero ya había historias que se alejaban de esto.

El arte de Byrne también brilla

El guión nos muestra a un Superman grandioso y luminoso, pero el dibujo de Byrne lo potencia aún más. El autor nos muestra un Superman imponente, que brilla cada vez que aparece, que vuela, que detiene balas con su pecho, cada vez que usa sus poderes vemos porqué es el más grande superhéroe de DC Comics.

Además, Byrne se luce con grandiosas portadas. Destaca por sobre todo la portada alternativa del número uno, con un primer plano del signo de Superman cuando este se abre la camisa (que además, fue la primera portada alternativa en un cómic norteamericano en la historia).

Conclusiones

Byrne cumplió con creces la labor encomendada, nos entregó un origen fresco, luminoso y moderno de Superman, que dejó listo el camino para mostrarnos las nuevas aventuras del hombre de acero.

Su valor como pieza histórica también es tremendo, lo que le ha permitido ganarse el título de origen definitivo de Superman.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

Alejandro
17 publicaciones.

Sobre Alejandro

Fanático de DC Comics, el futbol y el cine.