Inicio » Cómics » Cómic Internacional » X-Men – Las muertes como puntos de inflexión narrativa

X-Men – Las muertes como puntos de inflexión narrativa

Revisamos algunas de las muertes en los X-Men que han marcado la historia y a los personajes que los rodean, aunque posteriormente resuciten

Tiempo de lectura: 17 minutos

Escrito por VladMIR el 31/05/2022

En las historias de los cómics, la muerte ha sido un tema recurrente, la cual, como la vida real, deja su impronta en los personajes sobrevivientes de las historias.

El problema de los cómics y su relación con la muerte es que los muertos no se quedan muertos, pues tienden a regresar a la vida como si nada hubiera pasado, a veces mejorados, otras reiniciados a sus bases. Esto deja a los lectores con la sensación que los sentimientos sufridos por el personaje fueron fútiles.

Por supuesto tenemos las muertes de mercado, esas que se anuncian con fanfarria a fin de aumentar las ventas (Superman, Batman, Wolverine, por mencionar los más conocidos), sabiendo con antelación que el personaje resucitará.

Por otro lado, están las muertes sorpresivas, que ya sean al medio o al final de la trama, fueron muertes que no eran esperadas y sorprenden al lector, independiente de que posteriormente los resuciten. Es de estas muertes que queremos mencionar algunas.

Los mutantes

En el mundo de los mutantes de Marvel, las muertes han marcado la historia de los personajes desde mediados de los ’70, y aunque algunas han pasado sin penas ni gloria, hay otras que han sido un punto de inflexión en la narrativa de los cómics.

En esta nota queremos mencionar aquellas muertes no anunciadas, que sorprendieron a los lectores en su momento, y que de alguna forma implicaron una alteración a la historia que se contaba y como lo sobrellevaban los personajes.

John Proudstar – Thunderbird

El primer muerto de la era de Claremont, era un apache arisco y despreciativo de los blancos, creado para morir, ya que no le gustó ni a sus autores. Fue eliminado por convivencia antes que existieran las votaciones del público.

En el Uncanny X-Men 95, publicado en julio del 1975, John Proudstar morirá. Para evitar que el villano de turno huyera, se arrima al avión de escape, en pleno vuelo lo destroza y la gravedad y la combustión hacen el resto.

Para todas las diversas generaciones de lectores que llegaron después, el nombre de Thunderbird era asociado al simbolismo de morir por el uniforme, por responsabilidad de Xavier y Scott Summer.

Pero en la lectura del episodio comprenderemos que el personaje murió “en su ley”, y que los líderes de los X-Men no fueron los culpables, más bien fueron negligentes en no deshacerse antes del personaje. Será resucitado el año 2022, 47 años después, nadie lo había extrañado.

Jean Grey – Fénix

La saga de Fénix Oscura marcó un antes y después de como contar una tragedia espacial. Constantemente reimpresa en diferentes formatos, se relata la decadencia en la locura de Jean Grey a la inversa que su poder crecía desmesuradamente.

En el Uncanny X-Men 137 de Junio de 1980, con el doble de páginas, los X-Men deberán batirse a duelo contra la Guardia Imperial Shiar, unos extraterrestres muy poderosos. Nuestros héroes serán derrotados uno a uno, hasta que finalmente quedan Jean y Scott. La vida de Jean estaba en juego, ya que Fénix había asesinado unos cuantos billones de vidas de otros planetas, por lo que los Shiar querían juzgarla.

Finalmente, Jean se suicidará con el fin de detener el peligro que representa el Fénix. En una secuencia que gráficamente dista mucho de ser decente, veremos como un rayito salido de la nada elimina a uno de los seres cósmicos más poderosos del universo.

El excesivo texto de las ultimas viñetas se usó para rellenar la carencia gráfica de una de las muertes más impactantes

El peso dramático estuvo a cargo de la narración de las ultimas viñetas, en la cual Chris Claremont escribe el monólogo de Scott que explica todo lo que no vimos. Como dirían en la actualidad “mucho texto”.

Posteriormente la resucitan con algunas vueltas argumentales extrañas, pero que claramente no estuvieron en las manos de Chris Claremont; fue una imposición de la editorial.

Doug Ramsey – Cifra

Integrante de los New Mutants. Su poder era ser un traductor universal andante. Es capaz de comunicarse con cualquier idioma, en cualquier escritura, tanto terrestre como extraterrestre, lenguaje biológico o artificial.

Doug era el personaje físicamente débil del grupo. Será la autora Louis Simonson la que decidirá que el pequeño Doug debe morir. Por supuesto, no será una muerte sin sentido; será enfrentando a un fanático derechista estándar. Ya saben, esos que asesinan niños sin contemplaciones morales.

En el New Mutants 60 de octubre de 1987, Doug se interpondrá en el camino de una bala dirigida a su mejor amiga. Su muerte marcará con fuego a la generación joven de mutantes y será parte del carro de responsabilidad que se achacan los líderes mutantes, cuando son incapaces de proteger a los niños.

Habrían algunos intentos extraños de resucitarlo durante los ’90, aunque será en el 2009, en la saga Necrosha, en la cual será resucitado completamente y volveremos a tener al pequeño Doug.

Piotr “Peter” Rasputín – Colossus

Este ruso llegó a los X-Men con la generación de recambio de Chris Claremont, con la habilidad de convertir su cuerpo en metal. Se hizo conocido por ser el joven adulto enamorado de la adolescente de 13 años Kitty.

En plena pandemia, por el mortal “Virus del Legado”, varios personajes menores habían muerto, incluyendo a la hermanita pequeña de Peter. El científico de los mutantes descubrió una cura, pero para que lograra tener efecto, requería que un mutante se inyectara la vacuna y muriera en el proceso.

En el Uncanny X-Men 390 de marzo del 2001, de las manos de Scott Lobdell, el coloso emo decide sacrificarse en nombre de su hermanita. Se inyecta la cura y muere. Una muerte sin sentido, aunque bastante emocional, rememorando las primeras palabras que dijo el personaje al aparecer por primera vez en la serie.

Estaría muerto 3 años, siendo resucitado de forma muy extraña en el Astonishing X-Men 4 de Joss Whedon, con el único fin de ser la pareja romántica de Kitty en esa etapa.

Elizabeth «Betsy» Braddock – Psylocke

Aristócrata inglesa con poderes psíquicos, con el cuerpo cambiado por escultural ninja japonesa (larga historia). Será introducida por Chris Claremont, el mismo que la matará en la serie X-Treme X-Men (2001).

La aristócrata inglesa deberá enfrentar a un aristócrata español muy poderoso en combate, a fin de salvar a su amigo Hank McCoy de la muerte. La secuencia gráfica del combate será reemplazada por un leve reflejo ocular del testigo de su muerte, pero el final será emocionalmente impactante.

Su muerte no fue gratuita. Nos mostró el poder del enemigo que estaban enfrentado, que fue capaz de asesinar a la poderosa Psylocke. Lo lamentable de su muerte fue que merecía una mejor secuencia gráfica de la que le fue dada.

El mismo Chris Claremont la resucita en el Uncanny X-Men 455 del 2005, siendo recreada su secuencia de muerte por Alan Davis.

Secuencia de Alan Davis

Sean Cassidy – Banshee

Otro personaje de la generación de recambio de Claremont. Irlandés que haciendo honor a su apodo, emite sonidos que le permiten volar, destruir cosas, romper tímpanos, entre otros usos. En el momento de su muerte estaba retirado, lamentando la muerte de su enamorada.

De las manos de Ed Brubaker, en Deadly Genesis (2006), morirá intentando evitar un choque de aviones en pleno vuelo. Lamentablemente morirán cientos de pasajeros, incluyéndolo a él, lo que significó que su muerte fue inútil.

La acción de Sean fue valiente y heroica, pero el guionista la menoscaba con la inutilidad de su muerte, y que tampoco tuvo mayor carga dramática a la trama que se desarrolla en esa miniserie. Los lectores quedamos sorprendidos, pero no impactados.

Su duelo se vería reflejado mayormente en su hija Teresa Cassidy, quien en el estado de negación dijo: “no importa, todos los x-men vuelven, él volverá”.

Como era un personaje que había caído en desuso, nadie se molestó en resucitarlo hasta el 2019, en la era mutante de Hickman.

Kurt Wagner – Nightcrawler

El elfo azul será el siguiente de la generación de Claremont en pasar al otro lado. Con la habilidad de teletransportarse, agilidad sobrehumana, de humor inquebrantable, creyente en el sueño de la paz, pasó por el seminario católico.

Kurt es de los que no se rinden en la batalla. Peleará hasta romper sus propios límites, aunque quede en estado catatónico de usar sus poderes, incluso aunque se quede atravesado con un brazo robótico en el pecho.

En la saga Second Coming (2010), enfrentándose al poderoso robot mata mutantes del futuro Bastión, para salvar a la niña que consideraban la mesías mutante, tendrá que superar sus límites y usar sus poderes de teletransportación al máximo.

En una secuencia perfectamente narrada, con una oración en sus labios, sufriremos la muerte de Kurt, con sus últimas palabras de apoyo a la niña mesías mutante. Muere como un héroe.

Jason Aaron se encargará de resucitarlo 3 años después, en Amazing X-Men 1 (2014). De igual forma a su muerte, renuncia al paraíso celestial para ayudar a otros contra fuerzas demoniacas, y termina regresando a la Tierra.

Tier Sinclair

Creado por Peter David en X-Factor (2013), no pasó a la fama de los mutantes, ya que Tier es de los personajes creados para morir, aunque solo lo asumiremos mucho tiempo después de su muerte.

Hijo de Rahne Sinclair y de Hrimhari, un dios lobo asgardiano, Tier será el lobito feroz tierno y adorable que deberá ser protegido de muchos que desean matarlo. Tier tuvo la pésima y muy mala suerte nacer para ser la persona 7 billones del planeta.

Una antigua profecía establece que el que lo asesine se convertirá en el señor del Infierno, por lo que tendremos a los señores infernales persiguiéndolo y a X-Factor tratando de salvarlo.

En una espectacular vuelta narrativa, en el X-Factor 256 (2013), seremos sorprendidos con la muerte del pequeño lobito en manos de Guido, uno de los miembros del grupo de mutantes (maldito seas Peter David).

Además del impacto a los lectores que “no lo vimos venir”, solo será su madre la que quede como alma en pena por su muerte, al punto que recientemente ha sido retomado el tema de resucitarlo en la era de Krakoa.

Conclusión

Hay que dejar claro que no es un ranking de muertes, ya que el nivel de impacto puede variar mucho dependiendo del guionista y de la editorial, además que hace muchos años que se sabe que es muy probable que el personaje fallecido sea resucitado mediante alguna argucia argumental.

Quedan fuera, porque ya se ha escrito sobre ellas, la muerte de Scott Summer, las muertes de los New X-Men, y algunas muertes de personajes menores que no tuvieron mayor resonancia narrativa.

También dejamos fuera a los que han muerto varias veces como Cable o el hijo de Jean y Scott, que a la fecha tiene 3 o 4 muertes a su haber y siempre regresa.

El punto es que regresan, y no importa qué tanto pueda llegar a sufrir el lector con sus muertes, sabemos que son personajes de fantasía que si la editorial lo requiere, resucitarán.

Punpunia.cl

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi bella, tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X