Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Hawkeye de Fraction y Aja: obra maestra del cómic contemporáneo

Hawkeye de Fraction y Aja: obra maestra del cómic contemporáneo

Es común escuchar a gente llamar a Hawkeye "dios" ¿A qué se debe esto? Todo proviene del contemporáneo cómic de Fraction y Ajá

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por New Comic Age el 22/02/2022

Si hacemos una encuesta sobre cuál es el superhéroe favorito de las personas, las respuestas no son tan variadas; probablemente digan Spiderman, el héroe insignia de Marvel; Batman, el predilecto de Dc; Iron Man, que agarró popularidad con las películas; o Superman, el alien que es más humano que los humanos.

De esas respuestas no hay nada raro, ya que son algunos de los héroes más populares del medio, pero hay un minoritario grupo de personas que afirmará que Hawkeye es su personaje favorito. ¿A qué se debe esto? ¿Qué tiene para ofrecer un humano común y corriente que dispara flechas?

Hawkeye y Hawkeye

Resulta que hace un par de años, Marvel publicó un cómic que vino a cambiarlo todo. Fue una serie regular tan buena que se considera un clásico contemporáneo del noveno arte, pero sigue siendo desconocido para muchos.

En esta nota revisaremos el cómic que endiosó a Ojo de Halcón. Escrito por Matt Fraction y David Aja, inspiró a la serie de Disney Plus protagonizada por Jeremy Renner.

¿De qué trata?

La trama del cómic es bastante simple: ¿qué hace Clint Barton en el tiempo que no está con los Vengadores salvando al planeta de amenazas alienígenas o extradimensionales o del futuro? Pues tiene una vida normal. Tiene que pagar el alquiler, ordenar su casa y sus cosas, e intenta tener relaciones sentimentales duraderas.

Maravillosa portada del tercer número

El problema surge cuando la mafia llega al vecindario y los vecinos de Clint se ven acomplejados con los pagos. Clint y Kate Bishop (también Hawkeye, no, no es una side-kick, es complicado…) deberán tomar medidas al respecto, pero poco a poco se van destapando todo tipo de secretos y villanos.

Arte como ningún otro

Uno de los aspectos más destacables del cómic es el trabajo que hace David Aja, ya que estiliza todo el cómic con su trazo grueso y con una paleta de colores muy marcada. Muchos dicen que el trabajo visual de la obra se acerca a un cómic indie más que a un trabajo corriente de la Casa de las Ideas.

Es el morado y sus muchas variaciones, junto con principalmente el blanco, los colores que marcarán las páginas a lo largo de los números, siendo dichos colores los distintivos de los héroes protagonistas.

También son distintivas las viñetas del cómic, que nunca se ciñen a una estructura específica, simplemente fluyen. Aja aprovecha de usar los espacios blancos entre viñetas, encuadra pequeños detalles o rostros, e incluso juega con la perspectiva de los planos para que parezca un videojuego. Las transiciones de un cuadro a otro son de suma relevancia, y las viñetas sin diálogos poseen una importancia descomunal

Lucky, el perro pizza, realiza una investigación

Aja cumple un rol iconográfico, encargándose de llenar el cómic de indicadores sobre qué sucede o sucedió en momentos donde el silencio es más importante. Por ejemplo en el #11 (que por cierto, ganó un Eisner a Mejor One-shot), Lucky el perro es el protagonista de la historia. Con el pasar de las páginas, Aja nos explica los olores que siente Lucky, lo que escucha y lo que ve, a partir de iconos.

Así también, una reconocida característica de este cómic, es el arco argumental que se centra en la perdida de  la audición de Clint. Cuando él u otros personajes hablan, a los costados hay diseños que explican lo que dice en lenguaje de señas, ya que los globos de texto están pero no dicen nada, para que el lector sienta lo mismo que Ojo de Halcón.

¿cuando habías visto así el lenguaje de señas en algún cómic?

Realmente la parte artística de la novela es uno de los pilares más fuertes de esta, siendo tan característica que hasta sirvió de inspiración para la serie de Disney Plus, en sus créditos iniciales y en los posters promocionales se nota el estilo de David Aja (aunque no haya sido ni reconocido ni pagado por Marvel).

Con la ayuda de mis amigos

Aja no es el único encargado del dibujo a través de los 23 números. Luego de la grapa anual, Kate se va de viaje a Los Angeles y desde ahí quien toma las riendas de las ilustraciones es Annie Wu. En ese punto, la historia se alterna un número en Clint y un número en Bishop.

Así también otro de los dibujantes que trabaja en algún número es Steve Lieber, con quien años más tarde Fraction publicaría la maxi-serie Jimmy Olsen: El amigo de Superman, cómic también galardonado con Eisners.

Página por Francavilla

Javier Pulido y Francesco Francavilla también son parte de las callejeras aventuras de Clint, Kate y Lucky.

En cuanto al guión

Fraction tiene la capacidad de contar historias breves o “insignificantes” que luego tienen más valor en la historia general. En la obra, hay situaciones que se repiten hasta tres veces pero con una perspectiva diferente, por lo que no se siente pesado ni reiterativo.

Si bien es una historia de superhéroes, lo más importante del cómic son las relaciones entre personajes y las voluntades de cada uno.

Clint es un ridículo, desordenado, mujeriego y flojo, pero que está ahí cada vez que el deber llama, incluso cuando no quiere. Kate es joven y enérgica, inteligente pero muchas veces imprudente. Por eso muchas veces hay diferencias entre ellos, ya sea en la confianza que se tienen o en cómo hacer las cosas.

Cada uno tiene su personalidad muy marcada, incluso los villanos. Por ejemplo los miembros de la Mafia Rusa siempre usan buzos de color rojo y amarillo, y dicen “bro” al terminar cada frase.  Madame Masque es excéntrica y audaz, Kingpin es misterioso y silencioso, y un largo etcétera de villanos que aparecen en esta colección.

Además, cómic tiene una gran dosis de humor, situándose en cosas simples como por ejemplo que a Clint se le rompa el elástico del pantalón o que se le junten todas sus ex en un solo lugar para descubrir que tiene una nueva pareja.

se acercan problemas…

Conclusión

Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Ajá es un cómic que es atrevido e innovador en la forma de contar su relato. Es una historia llena de corazón, que muestra el lado más noble de las personas, que pone en un pilar muy alto a un héroe que generalmente no se aprecia.

Con un estilo único y un guión bien articulado, Hawkeye es un ejemplo de cómic contemporáneo, ya que aprovecha todos los recursos del medio para contar una historia de forma única y fresca.

La invitación para leer el cómic está hecha, si la trama no alcanza para atraparte, dale una oportunidad al tremendo trabajo artístico que hay.  

Punpunia.cl

Sobre New Comic Age

¿Por qué siempre es tan difícil hacer una biografía? Me gustan los comics, eso es todo. Quizás se nota.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X