Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Review: Bastion – Maravilla Narrativa

Review: Bastion – Maravilla Narrativa

Supergiant Games nos entrega una maravilla narrativa donde acompañaremos a Kid en su viaje para restaurar el Bastion con un enorme arsenal de armas.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por J Martínez el 25/11/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Bastion es un videojuego elaborado por Supergiant Games en el que controlaremos a Kid en su viaje para restaurar el Bastion, donde la única ayuda que tendremos será la del arsenal de armas que iremos desbloqueando. Con muchos puntos altos y muy pocos bajos, el juego destaca principalmente por su parte narrativa, sin dejar de lado las visuales, sonidos y mecánicas, que están increíblemente bien pulidos.

La Gran Calamidad ha llegado. Tú no eres más que un niño que despertó para ver como todo se había acabado. Tu único pensamiento es ir rápidamente al Bastion, que es donde todos acordaron ir en caso de que las cosas salgan mal…

Bastion es difícil de clasificar. Hay quien podría considerarlo un RPG con componentes de Hack n’ Slash, pero también puede ser un Hack n’ Slash con componentes de RPG. Pero lo cierto es que ninguna de estas clasificaciones describe lo mejor del juego; su parte narrativa. Y es que la historia de Bastion es preciosa, profunda y connmovedora, pero por sobre todo, está increíblemente bien contada.

Todo detalle importa

El juego no se queda sólo en tener una gran historia y mezclar 2 géneros de buena forma. Las visuales del juego son lo primero que te llamará la atención al iniciar una partida. Con un estilo muy caricaturesco, Bastion no escatima recursos en representar cada nivel y cada personaje o enemigo con todos los detalles que estos requieran. Y aunque el estilo gráfico esté bien definido, y a pesar de que cada nivel se parece (en estructura) a los demás, es totalmente posible reconocer el ecosistema o lugar de Caelondia en el que nos encontramos.

Además de que cada diseño de personajes o enemigos estará acorde a este. Es decir, por ejemplo, si estamos en un bosque o un lugar con vegetación abundante, los enemigos en general serán flores o derivados de plantas. Esto sin mencionar las ilustraciones que se muestran a veces para ir explicando las situaciones, que son una maravilla.

Donde sí me pareció un poco más débil es en las animaciones, que por momentos se sienten muy simplificadas o muy bruscas, como si no tuviesen un momento para iniciarse y sólo ocurran sin previo aviso. Pero tampoco es algo que afecte en demasía al juego, te acostumbras bastante rápido a esto y dejas de notarlo.

El apartado sonoro es otro punto importante a destacar. Por un lado, los efectos de sonido están bien, no destacan demasiado ni te volarán la cabeza, pero cumplen su cometido sin mayor esfuerzo. Pero algo que sí destaca, y mucho, es el OST. Con una mezcla perfecta entre música Folk, Rock y Electrónica, las canciones de Bastion son enérgicas, tienen muchísima personalidad y jamás pasarán desapercibidas. El combate frenético se ve altamente beneficiado por este aspecto, y causa que al salir victorioso de un combate difícil sintamos una satisfacción tremenda.

Pero lo más destacable del aspecto sonoro, sin lugar a dudas, es el narrador. Este simpático personaje que se nos introduce como ‘el Extraño‘ nos acompañará con su voz durante absolutamente todo el juego, y será el responsable de que entendamos lo que está sucediendo en cada nivel. Nos irá contando el glorioso pasado de ciertos sectores de Caelondia, así como los conflictos que la ciudad tenía con otras tribus. Y lo cierto es que este sistema de narrar la historia al juego le sienta perfecto. El trabajo de Logan Cunnigham en la voz del narrador es excepcional. Su voz se apodera del juego y su tono nos mostrará con una precisión perfecta las emociones que cada personaje, situación o nivel va generando, dando un toque único y distintivo al juego.

No sólo hay que ser bonito

A nivel mecánico el juego también funciona increíble. Anteriormente mencioné el combate frenético que posee el juego. Este es posible gracias al simple control que tendremos, nos movemos con los botones de siempre, tendremos un botón para el arma primaria, otro para la secundaria, uno para nuestra habilidad especial y otro para curarnos.

Juguemos con mando o con mouse y teclado (yo jugué con lo último, principalmente porque es más simple apuntar de esta forma), el control siempre nos dará las habilidades necesarias para poder ganar cualquier batalla que se nos ponga en frente. De hecho, el único problema que tiene el control, tiene que ver más que nada con la forma de representación de los niveles.

La perspectiva isométrica en combinación con los cuadros que van formando los niveles causa que, en ocasiones, los sectores en que el escenario se acaba no estén muy claros, haciendo que nos caigamos de él cuando estemos cerca del borde.

Otro punto que apoya el combate es la gran variedad de armas que posee el juego. Entre arcos, una escopeta, un martillo, una lanza y una inmensa cantidad más, el juego nos dará una basta variedad de opciones para poder enfrentar el combate. Además, cada arma tendrá sus respectivas mejoras y podremos equiparnos hasta 2, una principal y otra secundaria, la segunda hará menos daño. Esto da lugar a un combate con muchas posibilidades, incluyendo la posibilidad de enfrentarnos a distancia a nuestros enemigos.

Pero, lamentablemente esta variedad viene con un problema. Una vez que encontramos una combinación de armas que nos gusta, no habrá ningún incentivo para usar otra, más allá de la curiosidad de como funcionará una arma nueva que encontremos.

Aunque esto sea entendible, ya que cualquier arma que estemos usando debería darnos la posibilidad de ganar cualquier combate que nos ponga el juego, es una lástima, ya que probablemente ni nos molestemos en mejorar las armas que no vamos a usar, quitándonos la posibilidad de verlas en su máximo esplendor.

Para cerrar las increíbles mecánicas que nos ofrece, Bastion nos entrega varios sistemas de recompensas. Evidentemente tiene sus respectivos logros, con el gran añadido de que algunos (que nos especificarán en el juego) nos darán una recompensa que luego podremos usar para mejorar nuestras armas. Otro sistema de recompensas es el poder aumentar la dificultad del juego de diversas formas, mejorando el botín que podamos extraer de los niveles, ya sea aumentando la cantidad de dinero que nos dará o aumentando la experiencia que cada enemigo derrotado nos aportará.

Brillantez narrativa

Pero, como se dijo anteriormente, lo que más destaca en Bastion es su narrativa. El mundo que crea es rico en historia. Cada nivel tendrá su porqué. Caelondia no es una ciudad perfecta y todo se nos irá desvelando paulatinamente. Y si bien todo esto es contado directamente por el narrador, es una delicia ver como va avanzando la trama, dando respuestas a las preguntas que se nos van formulando, usando las mecánicas del juego (que siempre estarán en sincronía con la narrativa), y culminando todo en 2 finales, que son igual de satisfactorios y sentimentales.

Conclusión

Bastion es especial. Un juego con tan pocos bajos se ve muy poco hoy en día, sobretodo en un mercado que cada día se llena más. Y aunque no es perfecto, es increíble lo mucho que puede entregar este título independiente. Unas visuales y sonidos sumamente trabajados, una innovación importante con su narrador (que innovación total no es, pero no es tan común en los videojuegos, sobretodo en los independientes) y un sistema de combate increíblemente satisfactorio convierten a Bastion en uno de los mejores juegos independientes que puedes adquirir hoy.

Bastion esta disponible en PC a través de Steam a 14.99 dólares ($6.400 CLP), en Xbox 360 y Xbox One a través del Marketplace, en PS4 y PsVita a través de la Store y en Nintendo Switch a través de la eShop a 14.99 dólares, y en iPad a través de la App Store a 4.99 dólares

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

78 publicaciones.

Sobre J Martínez

23 años. Vegetariano y ñoño <3