Inicio » Vídeojuegos » La experiencia de jugar algo por primera vez

La experiencia de jugar algo por primera vez

La primera vez es única y al igual que todo en al vida, en los videojuegos resulta igual, tiende a ser una sensación única

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Tomás el 07/10/2022

La primera vez en todo resulta inolvidable, ya sea por un buen o un mal motivo, por lo que ese momento exacto queda grabado en nuestra memoria. Es por eso que las primeras veces siempre resultan tan nostálgicas.  

Entendemos como “primera vez” cuando experimentamos una situación sin saber nada sobre esta o comprendiendo algo sobre el momento. Cuando jugamos por primera vez no sabemos qué nos espera, no entendemos qué tenemos que hacer, sin embargo, entendemos que será algo emocionante y que nunca ha sido visto por nuestros ojos.  

El videojuego por primera vez

Un videojuego puede generar múltiples sensaciones en un jugador, producir varias emociones y sentimientos encontrados, ya sea por cómo es su gameplay, su música, su historia o sus personajes, etc.  

Una persona cuando entra a una nueva obra digital, generalmente es con desconocimiento sobre esta, entra con inocencia sobre lo que le espera. La primera vez en los videojuegos normalmente marca nuestros gustos, el exponernos a cierta clase de obras favorece en el desarrollo respecto a decidir qué clase de productos jugables somos propensos a consumir, lo que se traduce como nuestro “gusto”.  

La relación con el videojuego

Entablar nuestra relación con los videojuegos es desde el primer momento en que decidimos continuar jugando. Comprendemos que eso ya genera algo en nosotros, podemos saber que surge una reacción en nuestro pensar sobre un juego, sobre cómo nos sentimos relacionados con los videojuegos.  

Podemos saber intrínsecamente que realmente lo disfrutamos cuando jugamos de manera fluída y nos involucramos en esto, sentimos realmente cada parte del juego, las experiencias son más inmersivas e incluso más vivas, ante la incredulidad del hecho de que podamos disfrutar de todo el juego. 

Pondré un ejemplo para ser más claro. La primera vez que uno podría jugar Minecraft todo es muy difuso y confuso, no entiendes qué hacer ni tampoco te sientes guiado, ya que el juego como tal no nos indica en ningún momento qué es lo que debemos hacer. Tenemos total libertad del que será nuestro próximo objetivo, lo que nos da muchas oportunidades para dejar llevarnos por nuestra imaginación.

Al experimentar este juego tan creativo por primera vez, es obvio que nos puede dejar algo perdidos, pero es algo que se compensa con conocimiento y experiencia mientras jugamos, por cada descubrimiento durante la primera partida, nos damos cuenta del potencial del juego.

Desde ese punto, en el que logramos entender el juego a la par que desarrollamos un gusto por jugarlo, es cuando nos relacionamos de manera diferente con este mismo, haciendo de la primera vez un momento único debido a todo el estimulo que nos provocó, ya que de aquí en adelante solo saciaremos ese gusto por jugar la obra en cuestión, también a su vez dando un refuerzo positivo a la primera vez donde iniciamos el juego.

Los juegos que son de una experiencia

Existen juegos que están pensados para ser una experiencia única, como bien son aquellas obras cortas que solo poseen modo historia como única modalidad disponible. Ejemplo de ello puede ser el juego Stray en el que controlamos a un gato que viaja por un mundo futurista arruinado por una plaga alienígena y habitado por robots. Posee una sinopsis simple y directa.

Por como está pensado el juego, es una obra de solo una jugada que, en su defecto busca generarte emociones del momento, que solo estarán ahí contigo por la primera vez. En la actualidad, el mercado lo dirigen juegos multijugador que buscan que los vivas de diferentes maneras, y eso no tiene nada de malo, al final los juegos son para divertirse, pero, estas emociones se pierden al tener un objetivo más plano.

La primera vez importa

La primera vez importa demasiado, es crucial como ya mencioné anteriormente, tanto para ver lo que te gusta como lo que te gustará en el futuro. Y no solo eso, sino que nos impulsa a probar algo más, entender, ver, sentir y vivir un juego de maneras que antes no habríamos podido. En definitiva la primera vez es aquella etapa para enamorarnos del videojuego o de algo más, pero resulta inolvidable.

Sobre Tomás

Joven apasionado por el mundo geek en general, pero que se ve enamorado por los videojuegos desde chikito chikito.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí