Inicio » Noticias » Cine y televisión » Especial 2019: Lo mejor y lo peor del año

Especial 2019: Lo mejor y lo peor del año

Ya llegó el fin de año y es momento de ver lo bueno y lo malo que nos dejó el cine y la TV este 2019, pasando por grandes producciones hasta penosas obras.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 31/12/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Ya se fue el año, ya vimos todo lo que teníamos que ver, ya sabemos qué fue lo bueno y que fue malo, ya lloramos, reímos, nos emocionamos y nos asustamos. El cine y la TV 2019 pasa a ser parte de la historia, a escribirse en las páginas de los libros recopilatorios que se colocan en los livings.

En Comiqueros consumimos mucho metraje de películas e hicimos muchas maratones de series. Ahora es momentos de ver qué fue lo bueno, lo malo, las decepciones, las sorpresas y varias cositas más.

La mejor película

No hay dudas, Parasite es una maravilla cinematográfica. Actuada de manera sublime y dirigida aún mejor. La película coreana trata la desigualdad de clases con un tacto envidiable. La reunión de dos familias de distinta situación económica se ajusta perfectamente a lo que pasa en Chile y en Latinoamérica en general. Bong Joon-ho se titula como el mejor director de la historia de su país y se coloca en el mapa de los mejores a nivel mundial, incluso ya ganó la Palma de Oro en Cannes y se muestra como favorita para los Óscar.

Las buenas películas

Este año dejó un gusto agradable en la gran pantalla. Partiendo por Joker, una película brutal con una actuación de lujo. Joaquin Phoenix se luce interpretando al villano clásico de Batman. Pese a ser muy comiquera, la película se sostiene por si sola y alguien que jamás ha tomado un cómic de Batman disfrutará la historia de igual manera. Muy influenciada por la obra de Scorsese y películas como Taxi Driver y El Rey de la Comedia.

Netflix también aporta con su cuota de gran cine e Historia de un Matrimonio es su gran éxito. Actuada de manera magistral por Adam Driver y Scarlett Johanson, el drama romántico hace llorar hasta más no poder. Una carta de desamor con diálogos brutales. La película romántica de la década.

Ari Aster nos tiene acostumbrados a una manera de dirigir su cine vanguardista. Jugando con los tiros de cámaras y los tipo de planos. Midsommar no es la excepción y la película de horror es sorprendente y estimulante. No te deja tranquilo y te lleva por donde el gran director quiere. En un año vacío de terror, Ari Aster nos regala una historia atrapante e inquietante. El terror es de día y con tonos claros.

Ad Astra y Ford vs Ferrari son historias emocionantes y dinámicas. Pero, sobre todo, bien actuadas. Brad Pitt, como el astronauta Roy McBride se luce en una Space Opera que funciona de manera más lenta, difiriendo de la velocidad que le impone Christian Bale como el piloto Ken MiIles. Dos actores que demostraron lo vigente que están.

Toy Story 4 nos parecía una abuso. La saga ya había terminado de manera sublime con la 3, pero cuando Pixar tiene una idea, hay que dejar que la hagan, sobre todo si la dirige el cerebro tras Up. La cuarta parte es sorprendentemente agradable y emocional, apuesta dura que resultó.

Ideas como las de Taika Waititti, una de las mentes más incomprendidas de Hollywood, logran obras como JoJo Rabbit, una irónica y divertida historia de un amigo imaginario de un niño alemán. El problema es que este amigo imaginario es Hitler. A base de humor e ironía, el director construye una película emocional. Una reversión moderna de Los Tiempos Modernos de Chaplin.

I Lost my Body debería ganar cómodamente el Óscar a mejor película animada. Este anime es fantástico y nos demuestra que “los monos chinos” son una potencia cinematográfica, la búsqueda de una persona para encontrar su mano es de lo mejor del año. A la lista hay que sumar Los hermanos Sister y 1917, otros infaltables.

Gran año para HBO con sus grandes series que dejaron un buen gusto. Watchmen maravilló a los fanáticos de la obra maestra de Alan Moore, Chernobyl son de esas series que hay que ver si o si, dramática y emocional, y Euphoria sorprendió a todos con actuaciones y guion brutales.

El Regreso de los viejos crack

Este año volvieron 3 de los más grandes directores de la historia. Había una vez en Hollywood de Tarantino fue una película muy esperada que, si bien, no es de las mejores obras del director, está actuada de manera sublime y tiene momentos gloriosos. Lo de Di Caprio es para aplaudir. Si bien, la película es más a larga de lo que debería, ver a Di Caprio disparando un lanzallamas lo vale.

Parecido es el caso de El Irlandés de Scorsese. No está al nivel de Lo Buenos Muchachos o Casino, pero tiene lo que creo que es el mejor elenco del año. Tanto De Niro, Joe Pesci y Al Pacino son magníficos. La historia es una carta al olvido, tal como lo es la película de Tarantino y la que viene a continuación. Puede que le sobre tiempo a la película, pero los últimos 45 minutos son desgarradores.

Finalmente, esta Dolor y Gloria de Almodóvar y nuevamente llegamos al tema del olvido y del ocaso. Salvador Mallo es un director de cine en su ocaso que recuerda su carrera. Repetimos formula de un actor al borde de los 60 actuando increíble, Antonio Banderas se luce en un elenco hispanohablante fantástico.

El miedo al olvido y el paso a las nuevas generaciones se ve en estos 3 directores que brillaron en otros tiempos, un mensaje a las nuevas generaciones, una señal de auxilio que dice “no me olviden”.

Un buen gusto en la boca

Hay películas de las que uno no espera nada y te sorprenden gratamente. Eso ocurre con La Casa que Jack Construyo, una historia macabra, bien actuada y que reversiona el mito de Jack el Destripador. Estafadoras de Wall Street sorprende, aunque sorprende más Jennifer López, quien construye un personaje bien creado y muy bien actuado. Rocketman logra repetir la fórmula de Bohemian Rhapsody, pese a no tener la misma repercusión, Battle Angel es altamente entretenida y  Shazam le dio nuevos aires al cine de superheroes y a DC.

La fórmula televisiva del grupo de antihéroes sorprendió y funcionó de sobremanera, tanto The Umbrella Academy, Doom Patrol y The Boys mostró una nueva manera de ver el género de superhéroes. Cuando más sobrepasado se mostraban los superhéroes con dos películas por año, estas tres series le dan aire fresco.

Lo épico

No hay película más épica, no hay evento que haya generado más hype, no hay escenas que haya producido más gritos en el cine. Endgame es la película que rompió los números y la cabeza de los fanáticos de Marvel. El final de más de 10 años de historias entrelazadas tenía la vara muy alta. Infinity War había dejado un buen sabor en la boca y Endgame tenía que responder en calidad. Tal vez quedó al debe en esto, pero con lo épico que fue todo se le perdona. Ver a Capitán América levantando el martillo de Thor es lo que los seguidores de cómics querían ver en el cine. Más de 30 personajes luchando en una película fantástica. Brutal.

Lo que rompió el Internet

Si, Endgame rompió internet, fue lo más compartido en el año, eso pensábamos hasta que vimos a Baby Yoda. Puedes no haber visto la serie, pero sí que has compartido algún meme del tierno personaje. Esos son los aciertos que toda productora busca, un personaje que todo el mundo ame y que genere ingresos. Gracias a nosotros Disney explotara a Baby Yoda, pero mírenlo, es tan lindo.

Dividen el mundo

Ya vimos lo bueno, ya veremos lo malo, pero hay películas que están en un sector medio, obras que gustaron y disgustaron. Son de esas que dividen al público y hacen que niños se peleen por Twitter. La batalla insignia del 2019 es Star Wars IX The Rise of Skywalker.

El final de la nueva trilogía tenia la expectativa por el cielo. A la mayoría no le había gustado lo hecho en el episodio anterior y J.J Abram volvía con la intención de devolver a Star Wars a su esencia. El resultado es divisorio. Mucho fan-servicie y un guion que cerró historias muy rápidas y dejo gusto a poco.

Con Us, el fantasma de Get Out, pesó absolutamente. La genial película de terror dejó la vara para el director, muy alta. Si bien, la historia de terror es buena, no le llega ni a los talones a Get Out. Algo así pasa con It 2, la historia de Pennywise baja en la segunda parte y lo mejor de la secuela son los niños, el alma de la película. Si bien, no es mala baja en calidad. Glass cae en comparación con sus dos primeras partes.

Finalmente, está el final de temporada de Game of Thrones. Una de las series más importantes de la década llegó a su fin con un final agridulce. Tal como paso en Lost, la ultima temporada presentó altos y bajos y dejó a los fanáticos esperando algo más épico. Entre los comentarios positivos está lo bien manejado los momentos de tensión, en contra, aparecen argumentos pisoteando el desarrollo de personajes.

Lo peor del año

Por supuesto, cada año hay películas que decepcionan absolutamente. Disney tuvo un gran año en ganancias, pero sus live-action fueron bastante malos. El Rey León fue una copia de la original, pero sin corazón. Aladdin no mostró nada interesante y Dumbo probablemente caiga en el olvido. Pareciera que la empresa del ratón solo quiere rejuvenecer sus clásicos, independiente la calidad. Es mejor recordarlos con cariño.

MIB Internacional era una película que nadie pedía. La épica saga de Will Smith y Tommy Lee Jones había llegado a su fin a duras penas y el spin-off no dejó feliz a nadie, mal actuada y ejecutada. Un fracaso.

Fracaso rotundo fue el remake de Hellboy. La cantidad de problemas que existieron en la producción se notan de sobre manera y ni siquiera ver al mítico personaje con la Excalibur es suficiente. Desperdicio de villano y un claro ejemplo de que la sangre y la categoría R no verifican la calidad de una película.

Este año llegó a su fin la saga de X-Men. Ante la inminente llegada a Marvel/Disney el grupo de superhéroes se despidió apostando por su cómics insignia. Dark Phoenix pareciera estar maldita, ya falló la adaptación en X-Men III y ahora pasó lo mismo con la nueva entrega. Una película sin ganas, sin ideas y sin un final digno de una saga que nos dio Primera Generación y Días del Futuro Pasado.

Esperamos que el próximo año lleguen películas más buenas que malas y que sea un gran año el 2020. Por supuesto, esta es mi lista y la magia del cine permite que los gustos sean variados.

¿Para ti? ¿Qué fue lo bueno y lo malo del cine?

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter

X
No olvides leer nuestra última revista digital