Inicio » Noticias » Cine y televisión » The Irishman, el último grito de la mafia

The Irishman, el último grito de la mafia

La película de Scorsese, The Irishman, llega a través Netflix, contando con actores de renombre como Robert de Niro y Al Pacino en una excelente actuación.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 04/02/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

The Irishman debe de ser la película más esperada de los últimos años debido en gran parte al regreso de un grande como Martin Scorsese. El film pareciera ser atemporal, una película que se tuvo que hacer en los 80 y que trae consigo un pequeño pedazo de la mejor época del cine en un mundo lleno de CGI, explosiones e historias sin sentido.

La película constituye un éxito para Netflix y no solo es la mejor producción creada por la plataforma de Streaming, sino que es seria candidata a la temporada de premios.

Tras la polémica que se instaló en torno a los comentarios de Martin Scorsese donde no consideraba a Marvel como cine, los fans de Iron Man atacaron de vuelta a un viejito que «no hacia más cine», catalogándolo como que era un desastre y que sus películas eran largas y aburridas. En respuesta, bastante indirecta, esta semana el «viejito» respondió con una obra maestra.

La historia narra la vida de Frank Sheeran, un veterano de guerra que se ve inmerso en el mundo de la mafia americana de finales de los 60 y principios de los 70. Cnvirtiéndose en el asesino y mano derecha de varios mafiosos conocerá al líder sindical Jimmy Hoffa y a toda la familia Bufalino.

El elenco es brutal. Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci son tres gigantes que tienen un recorrido y talento indudable, pero la película incluye un sinfín de talentos que no han sido reconocidos justamente; Bobby Cannavale, brilla en la primera parte de la película, demostrando que es más de lo que vimos en Ant-Man; Anna Paquin da indicios de su mejor momento cuando gano el Oscar por The Piano; Stephen Graham es una agradable sorpresa; Jesse Plemons ya a demostrado su talento y promisorio futuro y, por supuesto, el regreso de Harvey Keitel al cine masivo.

Pero si hablamos de regresos lo mejor es lo de Joe Pesci. Retirado en 1999 y con esporádicos regresos en El Buen Pastor y Love Ranch, el actor de 76 años se muestra como cuando tenia 40 y brillaba en Goodfellas. Su actuación debe de ser la mejor de la película. Tan realista y sincera que llega a dar miedo.

Por otro lado, De Niro y Al Pacino demuestran no solo lo talentosos que son, sino lo vigentes que están. Scorsese logra sacar lo mejor de ellos. En el caso del primero, podemos estar ante un hecho histórico y es probablemente, un candidato a la nominación al Óscar por esta película, y además podría sumarse fácilmente una nominación a mejor actor de reparto por Joker.

Al Pacino, por su lado, crea un personaje muy gracioso y divertido, el alma de la película. Refuerza la idea que gira en torno a que Scorsese es un muy bien director de comedia. Es que por momentos este drama se transforma en eso, una comedia, para luego volver a ser un drama.

La película dura 3 horas y media. Pero jamás se hacen eterna (tampoco cortas) y es que la habilidad de Scorsese y del guionista Steven Zaillian (el de la Lista de Schindler, Hannibal, básicamente un capo) es contar una historia que se oxigena constantemente, ya sea con saltos al futuro o al pasado, con comedia o con De Niro narrando hechos.

No es como Goodfellas, menos como El Padrino. Acá se nos muestran a los mafiosos sin tanto glamour, más realistas. Por lo mismo, pareciera que por momentos, estás más frente a un documental que una película. Hay juicios, condenas, momentos sucios, momentos de gloria, insultos, decadencia.

La hora final es de lo mejor que se ha visto en los últimos años. Emotiva a más no poder. En esta parte, Robert De Niro, se gana su nominación mostrando que el talento no muere. Todo encaja y vemos que Scorsese pensó en cada escena. Haciendo un paralelo con el UCM, así como pensaron los productores cada película para llegar a End Game, Scorsese pensó 2 horas y media para llegar a su última hora logrando algo increíble.

Probablemente el factor del tiempo afecte. Esta película, tanto por elenco, guion, estética y música produce mucha melancolía. Pero la melancolía no es solo eso (es muy fácil poner miles de referencias a una época y crear algo melancólico) es un homenaje y una reinterpretación a un género que dominó el cine en los 90.

Gracias Martin por darnos cine de verdad. Te quiero 3.000.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter