Inicio » Noticias » Cine y televisión » ¿Por qué Avengers Endgame es tan buena?

¿Por qué Avengers Endgame es tan buena?

En una apretada lucha, Avengers Endgame recaudó unos 2.791 billones de dólares, sobrepasando los 2.79 del film de James Cameron.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por N00BMASTER69 el 09/08/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

En una apretada lucha, Avengers Endgame recaudó unos 2.791 billones de dólares, sobrepasando los 2.79 que alcanzó Avatar, de James Cameron, logrando así ser la película más taquillera de la historia. Entonces, es el momento perfecto para analizar el éxito de esta grandiosa película.

Protagonizada por todos aquellos que no desaparecieron en el ‘decimation’ de Thanos, tenemos al Capitán América (Chris Evans), Iron man (Robert Downey Jr.), Black Widow (Scarlett Johansson), Hulk/Bruce Banner (Mark Ruffalo) y muchos otros más que nos acompañan en esta estelar cinta.

Pero vamos a lo que nos trae el día de hoy ¿Por qué es tan buena?

Es la vigésima tercera película dentro de un universo que pocos pensábamos iba a lograr ser construido. Recordar que cuando entramos por primera vez a la sala en 2008 a ver surgir a Tony Stark y su famoso «yo soy Iron man», los fanáticos teníamos las expectativas por los cielos, por lo que esperábamos Endgame con más expectativas aún, considerando que viene de una película tan redonda como Infinity War, la cual tuvo uno de los finales más devastadores de las cintas de superhéroes (vamos, perdieron por primera vez y la consecuencia fue la desaparición de la mitad del universo). De manera muy acertada, el inicio del film se ubica poco tiempo después del final mencionado y los héroes sobrevivientes se embarcan en una aventura para derrotar a Thanos y revertir el daño hecho. En los primeros 20 minutos descubrimos que Thanos había destruido las gemas y que su única opción de reparar el daño sería mediante viajes temporales.

A continuación un pequeño desglose de las fortalezas de la cinta:

  • Es una de las pocas películas que se atreven a tener unos 30-40 minutos sin mucha acción, para establecer todo lo que está en riesgo, así como para explicar de manera natural las reglas de los viajes temporales, que se asemejan más. por ejemplo, a las de Dragon Ball que a las de Volver al Futuro (esta última los mismos personajes la mencionan) mientras Banner explica que en realidad cualquier cambio ocurrido en el pasado solo crea líneas alternativas, no modifican el presente per sé.
  • Debería llamarse fan service (del mejor posible) la película ya que los hermanos Russo logran que sea increíble. Durante todo el film querrás saltar de tu asiento, como cuando el Cap pelea con su versión del 2012 o toma a Mjolnir, o en momentos totalmente emocionales como la lucha entre Black Widow y Hawkeye por quién sería el que se sacrifique para obtener la joya del alma o por supuesto, la muerte de Tony.
  • La batalla final contra el ejército de Thanos es de las más grandes que se pueden ver en el cine (con permiso de la del Retorno del Rey) y tiene momentazos como el «Avengers assemble», frase que le había sido esquiva hasta ahora al Cap.
  • Es el cierre perfecto para el MCU como lo conocemos, para que dé pie a nuevos héroes por venir en las ya anunciadas fase 4 y 5. Logramos despedirnos de Tony Stark y Steve Rogers, adiós vaqueros.
  • Nos brinda al, posiblemente, mayor villano de la denominada saga del infinito donde vuelve a lucirse Josh Brolin en su papel del Titán Loco, que no se la pone nada fácil a nuestros héroes, ya que como vemos, ni siquiera Thor, Iron Man y Capitán juntos pudieron contra él sin la ayuda de los que regresaron del «decimation».

En conclusión, es una película redonda que quedará en mi recuerdo por años, y la he visto múltiples veces, ya que con cada repaso es inevitable pensar en todas las consecuencias ¡Larga vida a los hermanos Russo!

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

15 publicaciones.

Sobre N00BMASTER69

Mi Hobbies son las películas, las series y los videojuegos. Podría hablar por horas de ello sin cansarme, y con un dejo de criterio.