Inicio » Cómics » Reseña Superman: Last Son

Reseña Superman: Last Son

Cuando dos mentes brillantes como la de Geoff Johns y Richard Donner se juntan, algo bueno debe salir. Y pues que joya es Superman: Last Son.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por New Comic Age el 10/08/2022

Hay un gran número de fanáticos del género súper heroico que suele decir que Superman es un personaje aburrido y que puede lograrlo todo. Superman: Last Son de Geoff Johns, Richard Donner y Adam Kubert es una historia que viene a callar ese tipo de comentarios.

Siendo una historia llena de corazón y bondad, Donner y compañía trajeron un cómic que, aunque ha pasado desapercibido en grandes públicos, tiene de todo para ser de las mejores historias del personaje.

En esta nota hablaremos un poco de los detalles más importantes del cómic, tratando de hacerle justicia a esta perla desconocida.

La trama de Superman: Last Son

Cuando todo parece normal en las calles de Metrópolis, de repente cae desde el cielo una nave con un niño adentro. Al ver que posee rasgos de un kriptoneano, Superman decide hacerse cargo del niño al considerar que es una responsabilidad.

Superman deteniendo la caída de una extraña nave espacial

Mientras que los militares deciden tomar posesión del menor para poder estudiarlo, una serie de villanos irán tras él. El Hombre de Acero deberá descubrir cuáles son los orígenes del niño mientras va descubriendo una nueva faceta en su vida: la paternidad.

A medida que van avanzando las páginas descubriremos que Superman no solo es un héroe por usar una capa y tener visión laser, sino que es un héroe por cómo afronta la vida y sus propios sentimientos para hacer lo que es correcto.

Analizando los aspectos de la historia

Si el nombre de Richard Donner no te suena como escritor de cómic, no te extrañes. Ahora, si no conoces ese nombre por el género de superhéroes, empieza a preocuparte. Donner fue el director de la primera gran película de héroes: la de Superman salida en 1978, protagonizada por Christopher Reeve.

Si viste la película, sabes que es una historia llena de corazón y bondad, y es lo mismo que replica en este cómic. Junto con Geoff Johns crean una historia moderna del personaje pero con el tono clásico característico de este.

Johns aprovecha el universo DC actual de 2008 y lo une con la galería de villanos propuesta por Donner. Juntos hacen una rica mezcla entre lo nuevo y lo clásico, los problemas nuevos con los buenos viejos sentimientos.

La novela muestra en sus páginas que Clark sufre con sus fracasos (porque sí, él puede fallar. No es un ser de poder infinito y sin sentimientos), se encariña con las personas y se esfuerza por hacer lo correcto.

Estos cinco números sirven para conocer más al personaje, siendo una buena opción para lectores interesados en el Hombre de Acero. Explica muy didácticamente a los integrantes de la “Superman Family”, los orígenes de Kal, la Zona Fantasma, a la gente del Daily Planet y un largo etc.

Por su parte, este fue el primer trabajo de Adam Kubert en DC, y vaya que hizo un gran debut.

Su estilo hace muy diferenciable la dualidad entre Clark y Superman, siendo el primero medio “emo” o descuidado al usar ropas holgadas y encorvarse al caminar, mientras que el héroe resalta su pecho y músculos, imponiendo epicidad con su mera presencia. Junto a Dave Stewart como colorista, Kubert llega al corazón en las partes más íntimas y delicadas del guion.

La paternidad en Superman: Last Son

La paternidad en este cómic es muy relevante. Hoy en día estamos muy acostumbrados a ver a Clark como un padre, teniendo a Jon Kent que desde 2016 brilló en las páginas de Supersons junto con Robin. Incluso hoy es el Superman vigente y parte de la Justice League.

Pero debemos pensar que este comic fue lanzado en el año 2008, en una época en donde aún se discutía si los kriptoneanos podían o no tener hijos con humanos debido a sus diferencias biológicas. Por ello, es que esta es uno de los primeros acercamientos modernos de Clark sobre cómo llevar la crianza de un menor.

la primera hazaña de Chris fue levantar un mueble de 135 kilos. El nombre Chris es un homenaje a Christopher Reeve, el actor de Superman en el film del 78.

Superman se ve reflejado en un niño que cae desde el espacio y se siente diferente entre los humanos, que quiere tener una familia y ser amado. Aunque claro, a diferencia de Clark, Chris es monitoreado las 24 horas del día por las fuerzas armadas de E.E.U.U.

En este sentido, Kal se esfuerza por convencer a su familia de que este niño es algo más, que puede ser un mundo de probabilidades, de amor y bondad, y que merece ser educado y atendido.  A fin de cuentas, Chris y cada niño que existe debe ser cuidado y protegido con mucho cariño.

Conclusión

Superman: Last Son de Donner, Johns y Kubert es una historia hecha tanto para los lectores de antaño como para aquellos que se quieran interesar en el personaje. El guion mezcla los valores y personajes clásicos de la mitología del Hombre de Acero con un moderno universo DC y sus villanos.

Con una historia emotiva que muestra que Clark es un personaje emocionalmente rico, Donner y compañía nos dan los primeros acercamientos modernos del personaje a la paternidad. Porque como dijo Edna Moda: hecha apropiadamente, la paternidad es un acto heroico.

Esta historia fue publicada en las colecciones de Salvat de DC en algunos países, pero aquí en Chile fue reemplazada por Earth One. Sin embargo, hace algunos años Unlimited la editó en formato grapas, de las cuales muchas andan rondando por ahí.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí