Inicio » Cómics » Cómic Internacional » X-Men – Emma Frost, la bondad se viste de blanco

X-Men – Emma Frost, la bondad se viste de blanco

La mujer más bondadosa de los X-Men comenzó como una villana con un estilo inigualable; Emma Frost siempre dará lo mejor por su amores.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por VladMIR el 08/03/2022

Dentro de los mutantes de Marvel, la presencia femenina comenzó a tener preponderancia con la llegada de Chris Claremont y su editora Ann Nocenti, quienes abrieron las puertas a nuevos prototipos de mujeres en los cómics.

La llegada de una orgullosa y noble Ororo Monroe, el regreso de una liberal Jean Grey, la introducción de una impetuosa Kitty Pride, y por supuesto la multifacética y moralmente complicada Emma Frost, la Reina Blanca del Círculo Interno del Club Fuego Infernal.

Los villanos de elite

Hay que comenzar explicando que el Club Fuego Infernal es un centro de reunión de la creme de la creme, la aristocracia más rancia, del dinero viejo. No basta ser millonario; hay que tener genealogía millonaria (como los Mortífagos de Harry Potter).

Dentro de este Club, nos encontramos a un grupo de mutantes que buscan la conquista mundial, eliminando a cualquiera que se interponga a su paso, ya sean humanos o mutantes. El uso de sus poderes con intereses propios ocasiona que por antonomasia resulten ser los enemigos de los X-Men, esos mutantes pacifistas que son odiados y temidos.

Primera aparición de Emma Frost en Uncanny X-Men 129

Emma Frost aparece como parte del grupo de malvados mutantes, como una telépata muy poderosa, aunque en subordinación directa al malo maloso del grupo, Sebastian Shaw. Nos la presentan como una mujer ladina, fría y calculadora, se viste con corset y una capa de piel todo blanco.

Hasta este momento, solo hemos visto su lado de villana, un personaje plano que trabaja en post de dominar el mundo con otros villanos. Pero se puede destacar que es alguien que no teme actuar sola o en grupo, incluso es capaz de enfrentarse a Jean Grey, aunque implique enfrentar la derrota.

La vocación

Posteriormente sabremos que Emma Frost dirige una academia exclusiva y muy prestigiosa, en la que entrena a jóvenes mutantes para ser líderes del futuro de la humanidad, resaltando las ventajas de sus poderes para su propio beneficio. Creo que nadie cuestionó que en su academia usara un traje de índole sexual.

En la serie New Mutants, comenzaremos a conocer la faceta de profesora, de una mujer que cuida a sus alumnos, los entrena pensando en el mejor bienestar de ellos, aunque sea una preocupación fría, pragmática. Los humanos odian a los mutantes, los mutantes tienen que saber defenderse de los humanos.

Emma Frost como directora de su exclusiva Academia

Su vocación por los jóvenes llega al límite de preocuparse por el estado mental de los estudiantes más pequeños de su enemigo Charles Xavier. Los jóvenes mutantes pasaron por un trauma que ocasionó profundas heridas emocionales, quedando en estado muy depresivo. Emma los ayudará a psicológicamente a reponerse y volver a desear la vida, aunque en el intentando tratará de reclutarlos infructuosamente para su academia.

El Trauma

Será de las manos de John Byrne y Jim Lee que la Reina Blanca sufrirá su golpe más duro. Al sufrir un ataque de enemigos muy poderosos, ella caerá en coma, mientras que sus estudiantes serán asesinados uno a uno, sin que nadie pudiera hacer algo para evitarlo, la historia fue contada en Uncanny X-Men 281-284 (1991).

Emma pierde la conciencia con el ataque de los Centinelas

La muerte de sus estudiantes será una tragedia cuyas consecuencias veremos recién en las manos de Scott Lobdell en Uncanny X-Men 314 (1994). Emma Frost despertará de su coma tomando posesión del cuerpo de Iceman, usando los poderes de hielo como nunca los había utilizado Bobby (se explorará superficialmente su represión).

Encontrarse con la muerte de sus estudiantes, implicará que debe enfrentar su fracaso como protectora de los jóvenes mutantes que ella reunió con esfuerzo, que educó con pasión, que preparaba para la vida y el uso de sus poderes. En sus propias palabras, fracasó.

Emma despierta en el cuerpo de Bobby

Al lado de los ángeles

La expiación de la culpa y la búsqueda de la redención la veremos en la serie Generation X (1994), con Scott Lobdell, en la cual se hará cargo de los nuevos estudiantes de los X-Men, en su prestigiosa escuela. La postura de Emma Frost será la protección de sus nuevos estudiantes a cualquier costo, sin dilemas morales de por medio. Ahora es de los buenos, pero nunca será una santa.

Emma descubre la muerte de sus estudiantes

A lo largo de la serie, conoceremos a una Emma Frost elitista, que menosprecia a cualquiera que no muestre la clase apropiada, constantemente preocupada de la estética y el estilo. No importa el poder mutante de sus alumnos, o si son feos o bonitos, lo importante es vestirse bien e imponer la moda. Lástima que sus estudiantes salieron rebeldes en sus estilos, destacando a Jubilation con su gabardina amarilla.

Como profesora, es muy exigente consigo misma para enseñar a los estudiantes. Lo que importa es que los jóvenes deben estar preparados para enfrentar cualquier enemigo y evitar a cualquier costo el mismo destino que sufrieron sus primeros estudiantes. No tendrá problemas en tomar las decisiones cuestionables, ella puede soportar ser la mala, puede soportar cualquier cosa que le pase mientras sus estudiantes estén a salvo.

Por ir en busqueda de un estudiante, quedará atrapada de forma humillante

Los diamantes, el sueldo adecuado a un profesor

El año 2001, al finalizar la serie Generation X, se mudará a la Isla Nación Genosha a continuar con su vocación, la de enseñar a las nuevas generaciones de mutantes. Pero la llegada de Grant Morrison solo ahondará en sus traumas al arrasar a 16 millones de mutantes (incluyendo a sus nuevos estudiantes) al inicio de la serie New X-Men (2001).

Emma se convierte en diamante

Emma Frost sobrevivirá a la masacre. Su crianza elitista y prestigiosa se verá recompensado en una nueva mutación, ahora es capaz de convertirse en diamante. Debido a la necesidad, se unirá a los X-Men de forma permanente, siendo esencial en la educación de los jóvenes mutantes en la Escuela Xavier en New X-Men 116 (2001).

Jean Grey «¿Como puedes ser tan zorra, Emma?«
Emma «Crianza, querida. Crianza de elite«

Los Orígenes

Con el protagonismo de Emma en los X-Men, se lanzará la serie Emma Frost (2003) con Harl Bollers a los guiones. En ella conoceremos el origen aristocrático de la Reina Blanca, su adolescencia y despertar de los poderes.

Su padre fue un empresario sin escrúpulos, de corazón frío y sin capacidad de mostrar emociones, constantemente preocupado de mostrar fuerza y poder. Mediante una constante y fuerte violencia psicológica mantuvo dominada a la familia Frost, anulando completamente a su esposa, encerrando en un psiquiátrico al hijo gay, incentivando una competencia salvaje de sus hijas en busca de ser las favoritas herederas de las empresas familiares.

La serie de Harl Bollers solo tuvo portadas provocativas de Emma

Emma Frost deberá aprender a ser fuerte y no mostrar debilidad ante su autoritario padre. Tendrá que irse de su casa, aprender a autovalerse sola, entender sus poderes y su alcance. Conocerá el amor y la pérdida, a buenas y malas personas, y descubrirá que el mundo no es para los buenos y bondadosos, solo los egoístas triunfan.

El triángulo amoroso

Dentro de la Escuela, además de seguir con su vocación de profesora, Grant Morrison comenzará a desarrollar una faceta olvidada, el lado romántico de Emma Frost, el concepto que la Reina Blanca es capaz de sentir amor por otra persona.

Emma conoce el amor

Con el afán de ayudar (“e incordiar a la santa Jean Grey”), comenzará una terapia psicológica con Scott Summer, con el objetivo de ayudarlo a mejorar sus problemas emocionales después de ser poseído por Apocalipsis. Al mismo tiempo que enojaría a Jean Grey, pero cayó en su propia trampa, ya que se enamoraría del líder de los X-Men de una forma completamente nueva y desconocida para la Reina Blanca.

Scott Summer también se enamoraría, de una forma muy distinta a lo que sentía por Jean Grey, nacería un amor maduro con una mujer que era muy distinta a su pareja de la vida, pero que tenía un corazón mucho más grande y fuerte.

Jean Grey «Sabía que encontraría a mi marido en tu cabeza, Emma«

La posterior muerte de Jean Grey en el New X-Men 150 (2004) solo sería la confirmación final, la nueva pareja líder de los X-Men serían Scott y Emma, una pareja que marcaría una nueva y brillante etapa en los mutantes por muchos años.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi bella, tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí