Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » New X-Men de Grant Morrison

New X-Men de Grant Morrison

Durante 3 años en la casa de las ideas, Grant Morrison marcó un antes y un después con New X-Men. Veamos qué hizo tan grande su paso por los mutantes.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por VladMIR el 05/06/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

A vista que Panini ha decidido reeditar la etapa de los New X-Men de Grant Morrison, es bueno recordar por qué es una etapa imprescindible en la historia de los mutantes.

Grant Morrison es uno de los autores de cómics más conocidos y premiados de las últimas generaciones. Mares de tinta se han derramado en relación a sus obras, pero se debe reconocer que su paso por los X-Men de Marvel fue uno de los más conflictivos para el fandom de la época.

Previo a su arribo a la Casa de las Ideas, la editorial estuvo marcada por una década conflictiva en lo económico y en la calidad de sus historias. La línea de los mutantes fue la que más había sufrido las secuelas negativas de este periodo, por lo que los mandamases optaron por una renovación editorial a gran escala.

En el sector de los mutantes, había regresado Chris Claremont junto a Alan Davis, ingresaba Joey Casey y, como broche de oro, contratan a la superestrella en ascenso que venía avalada por su elogiado trabajo en la Distinguida Competencia, específicamente en la línea Vértigo, Grant Morrison.

El trabajo del autor en X-Men duró 3 años e implicó un cambio de nombre de la serie mientras estuviera como titular (agrega el New a los X-Men) y se instala como puntal de las cabeceras de los mutantes. Elogiada y criticada por el fandom, nadie puede negar que se volvió una lectura imprescindible que marcó un punto de inflexión en los X-Men.

Es importante advertir que lo siguiente puede ser considerado SPOILER si no has leído esta etapa, o gran parte de los mutantes en los últimos 15 años.

Representación de los New X-Men para los fans más ortodoxos

Sin orden de relación, les dejamos algunas de las razones de por qué se considera imprescindible esta etapa:

1-. En su primer arco, provoca la devastación de Genosha causando el genocidio de 16 millones de mutantes. Las consecuencias de este hecho han sido tratadas por todos los autores posteriores. El actual jefe de los mutante, Jonathan Hickman, lo usa como base argumental de su etapa y es un claro reconocimiento al trabajo de Morrison

2-. Recupera el concepto Morlocks, no usando esa palabra precisamente, más bien volvemos a ver mutantes de diversas apariencias que no lucen como modelos de pasarela. Hay mutantes con poderes raros, conflictivos moralmente, poco agradables a la vista, no muy agraciados, de letra bonita (imagine los eufemismos). Durante gran parte de los 90, con Jim Lee y compañía, casi el 90% de los mutantes eran modelos fitness, hasta Xavier tenía músculos marcados. Morrison nos recordó que las mutaciones no te eximen del gimnasio si quieres lucir musculoso, es más, bien podrían confundirte y llamar al SAG si te ven en la calle.

La clase especial. No Chica es la mejor mutante

3-. Termina con el matrimonio Summer-Grey, que era un digno ejemplo de la pareja perfecta de la década de los 50. Scott y Jean llevaban años dedicados a decirse bonitas palabras, pero sin chispa, sin pasión, un perfecto matrimonio político. Jean y Scott estaban estancados como personajes desde que Louise Simonson dejó la serie X-Factor. Morrison le dio un quiebre a la relación, utilizando el desgaste en el matrimonio producido por los 90 (memorable escena de Scott desahogándose con Logan).

4-. Junto con la ruptura del matrimonio Summer-Grey, comienza la nueva y más refrescante relación de Scott con Emma. Morrison realizó un trabajo excepcional, la pareja se convirtió en base fundamental de los X-Men por varios años, hasta que se impuso la decisión editorial el 2016 (Lemire y Soule crearon una historia precisa para finalizar la relación). Brubaker, Fraction, Bendis, Aaron, Gillen, Lemire, entre otros autores, se apoyaron en la pareja que Morrison creó para desarrollar sus historias.

5-. Emma Frost fue evolucionada en un personaje muy superior a lo realizado por Lobdell. Incluyendo la mutación secundaria de “el diamante es el mejor amigo de una mujer”. Que fue la elección precisa para la antigua White Queen.

6-. Creó a Fantomex, personaje muy usado por posteriores guionistas, incluyendo la obra maestra de Rick Remender (Uncanny X-Force). Con la creación de Fantomex, realiza una conversión del significado histórico de Arma X, aquel proyecto eternamente vinculado a Wolverine. Suficiente para plantar las bases de otras grandes historias.

7-. Mató a Jean Grey, decisión muy cuestionada y controvertida. Se atrevió a eliminar a un personaje que muchos consideraban una “vaca sagrada” (Claremont no derramó ninguna lágrima). El arco Planeta X (New X-Men 146 a 150) se convirtió en un clásico instantáneo (no existen copias disponibles a la venta en español, en ninguna de sus ediciones). La sensación de alivio en la editorial y en el ámbito creativo fue de tal magnitud que tuvieron que pasar 14 años antes de resucitarla en el 2017 (Matthew Rosenberg realizó un trabajo bastante loable en este sentido).

8-. Creó variedad de personajes adolescentes encantadoramente insoportables y adorables, sentando las bases para las nuevas generaciones de mutantes. Entre los más destacados están las Stepford Cuckoos (inicialmente quintillizas, al finalizar la etapa solo quedarían 3), Quentin Quire (de nerd presumido a rebelde presumido con pelo rosa), Glob (su particular forma lo convierte en el eterno secundario que decora el fondo de la escena), No Chica (no porque sea una chica conceptual puede ser discriminada), Marta y ErnstDustPico y Angel (para el amor, todo vale).

9-. Gracias a Morrison, el trabajo realizado por Chuck Austen en la serie hermana Uncanny X-Men sería desechado y mayormente olvidado.

10-. Cambió la forma de escribir los cómics de superhéroes. Eliminó los cuadros narrativos para darle mayor énfasis a los dibujos al contar la historia, dejando los globos de diálogos como soporte narrativo.

Fin

Conclusión

Morrison realiza un trabajo que es la continuación de la etapa de Claremont, moderniza la forma de contar historias, introduce elementos nuevos y caóticos, permitiendo que las historias fluyan armónicamente. Una etapa imprescindible de leer si se quiere entender como evolucionaron los cómics desde los conflictivos 90 hasta la actualidad.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

35 publicaciones.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

X
No olvides leer nuestra última revista digital