Inicio » Cine y televisión » She-Hulk: Attorney at Law, la mejor serie UCM

She-Hulk: Attorney at Law, la mejor serie UCM

La representación más fiel al espíritu de los cómics la podemos apreciar en la serie She-Hulk (2022), una demostración de calidad insuperable

Tiempo de lectura: 11 minutos

Escrito por VladMIR el 02/11/2022

Marvel estrenó la serie She-Hulk: Attorney at Law el 18 de agosto del 2022, una serie que desde el inicio marcó una diferencia grande con sus antecesoras. Protagonizada por la actriz Tatiana Gabriele Maslany, con variados invitados conocidos, incluyendo al omnipresente Benedict Wong, además de personajes nuevos reformulados para la ocasión.

Enfocándose en el humor del personaje, en las metareferencias, la interacción con la cuarta pared al estilo Deadpool, se convertirá en la mejor serie de Marvel hasta la fecha. La que rescata más fiel el espíritu de su personaje a lo largo de la historia de los cómics.

Universo Cinematográfico Marvel

A estas alturas no es novedad que el UCM ha desarrollado a sus personajes de forma distinta a sus originales de los cómics, desde los más puritanos y fanáticos hasta los más fieles y crédulos lo entienden y no se discute el conflicto.

Prueba de ello es el fervor que provocó Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr, un personaje detestable en toda su personalidad, narcisista, con una inmadurez infantil incapaz de mirar más allá de su ombligo, menos inteligente que Bruce Banner y Hank Pym (solo menciono los aparecidos en el cine), pero en la piel de un actor con mucho carisma y encanto se convirtió en el protagonista del UCM.

O lo realizado con Thor, un personaje serio y honorable, siempre debatiéndose entre la obediencia a Odín y enfrentarlo en sus desacuerdos, representante de las gestas caballerescas y el espíritu del héroe. En las pantallas vemos a un bromista musculoso de gimnasio lleno de anabólicos, constantemente en poses de portada de revistas, con películas que nunca tenían clara la trama hasta el final en el que debía lanzar rayos con el martillo.

Ni hablar lo realizado con Hulk, un personaje muy complejo que se debate entre humano y bestia. Bruce Banner es más inteligente que Tony Stark, y Hulk no es un gorila gigante que se duerma con una canción Disney. Se convirtió en un personaje secundario y de relleno basado en la simplicidad de «Hulk aplasta» y el carisma simplón de Mark Ruffalo.

Más recientemente podemos ver a Moon Knight, un personaje más oscuro que Batman y Daredevil, con la tragedia de la personalidad múltiple y el conflicto entre la realidad y el delirio de escuchar la voz de un dios egipcio de la Luna. Su serie fue una comedia de situaciones con un nerd gracioso y muchas falsas referencias y promesas no cumplidas.

Todas y cada una de las grandes sagas se convirtieron en comedia de situaciones, en todas abundó el humor sin sentido, pero la espectacularidad de los efectos especiales y los magistrales enfrentamientos muy bien coreografiados taparon los defectos de las películas. Cada película de Marvel ha sido un espectacular blockbuster.

El origen de She-Hulk fuera de las viñetas

Independiente de la generación que lea esto, sería muy difícil que alguien no tenga conocimiento que hubo una serie antigua llamada The Incredible Hulk, conocida en Chile como El Hombre Increíble. Para evitar que la productora de la serie de tv creara un spin-off con una versión femenina, la editorial Marvel decide crear su propia versión, un “el primero que la hace, se la queda”.

Se debe recordar que en esa época transmitían otra serie de tv famosa, en Chile se le conoció como El Hombre Nuclear, de la cual por supuesto crearían una versión femenina, La Mujer Biónica. Se demostraba que crear contrapartes femeninas no era novedad y siempre era un buen negocio.

En diciembre de 1979, se publica la primera aparición de She-Hulk en la serie de cómics Savage She-Hulk a cargo del prolífico Stan Lee y los dibujos de John Buscema.

El origen en las viñetas

Si creíamos que el origen de She-Hulk en la serie de tv era burdo, en las viñetas lo fue un poco menos, solo un poco. Debido a un accidente de tránsito, para salvar la vida de su prima Jennifer Walters, Bruce Banner deberá realizar una transfusión de su sangre, lo que dará origen a la salvaje She-Hulk.

Su primera serie no durará mucho, pero el personaje quedará como un secundario recurrente con los vengadores y los 4 fantásticos. No será hasta enero de 1989 que se estrenará la serie de cómics Sensational She-Hulk, escrita y dibujada por John Byrne que el personaje alcanzaría una marca propia.

En marzo del 2004, Dan Slott tomaría el testigo desarrollando la serie simplemente llamada She-Hulk, retomando el humor y llevándolo a un nivel absurdo del personaje. En casi todas sus series abunda el humor, es la principal característica del personaje, ya sea para burlarse de sí misma, como de su papel en el universo Marvel. Sin dejar de lado que ella es una abogada, tiene una carrera que ha sido lastrada por ser She-Hulk.

Jennifer Walters, héroe sexual

Si comparamos el comportamiento sexual de She-Hulk entre la serie de tv y los cómics, solo podemos concluir que en la tv, Jennifer Walters se comportó como una puritana remilgada.

Ser liberal no significa tener el mejor gusto

Mientras Tony Stark se acostaba con modelos genéricas desconocidas, Jennifer Walters tenía aventuras sexuales con muy variados personajes, desde villanos a antihéroes, de simples civiles a dioses del olimpo.

Desde sus inicios en los ’80 se pudo apreciar que este personaje no tendría el historial de puritanismo remilgado de otros personajes femeninos. Deadpool, Hércules, Juggernaut, Starfox, Daredevil y el propio Tony Stark se cuentan entre sus amantes ocasionales.

Nada de historias románticas lateras, ella es una mujer muy ocupada que debe lidiar entre ser superheroína y abogada, por lo que el romance muchas veces es una pérdida de tiempo y solo necesita desahogarse un poco.

Entre adultos responsables siempre es bueno cubrir ciertas necesidades

En la serie veremos reflejado ese aspecto dentro de los límites Disney, hay que considerar que la pacatería de la derecha impide hablar de educación sexual en una serie para todo público.

She-Hulk rompe la cámara

La primera vez que She-Hulk rompe la cuarta pared fue con John Byrne, en la portada de su primer número de la serie Sensational She-Hulk, desde entonces se convirtió en parte de su historia, mayormente lo podemos ver en sus portadas. Deadpool solo fue una copia posterior.

Desde el principio de la serie de tv nos marcan el paso, Jennifer Walters rompe la cuarta pared hablando a la cámara, comentando la vida y sus pensamientos. El espectacular último capítulo de la serie de tv fue la máxima expresión de esta característica.

Invitados y cameos por doquier

En la serie de tv tenemos al omnipresente Wong, pero además a Bruce Banner, Abominación, Titania, Matt Murdock, además de los referenciados en los cómics como los internos del centro de retiro de Emil Blonsky.

En lo cómics, esta cantidad de invitados es ínfima, ya que Jennifer Walters conoce a todo el mundo, y se lleva bien con casi todos. Ha sido abogada de la mitad, peleado con y contra la otra mitad, tenido relaciones sexuales con la mitad restante y discutido con la mitad faltante.

El Hechicero Supremo tambien necesita abogados

Los invitados en la serie de tv cumplen con representar la apabullante personalidad de She-Hulk, no fueron simples ganchos comerciales, eran necesarios para contar su historia, ya que es un personaje que ha sido parte recurrente del universo Marvel.

Efectos especiales

De todas las series de tv, esta es la que más usó efectos especiales, hablamos de la recreación de una figura humana que se mantuvo en movimiento e interactuando con otros personajes por casi toda la serie.

Se puede criticar superficialmente su calidad, pero solo si se le compara a la espectacularidad de las películas de cine, ya que a nivel televisivo cumple perfectamente el espíritu de la serie de tv.

¿En qué otra serie vemos a un personaje CGI bailando y luciendo vestido? En WandaVisión solo vemos al actor Paul Bettany maquillado y ligeramente retocado con filtros, y en Moon Knight tenemos a un dios Konshu que parece palitroques flotantes, por citar algunos ejemplos comparativos.

Créditos

No se puede dejar de lado las secuencias finales, llenas de referencias al nivel de Pixar en sus películas. No eran solo el final del capítulo, también mostraban escenas fuera de cámaras, continuidad de la historia y los cameos a otros personajes del universo Marvel.

Ninguna serie anterior se arriesgó tanto como She-Hulk en su inmersión a la continuidad UCM, mientras tenía que pelear su espacio propio dentro de un mundo dominado por personajes masculinos, a los cuales se les perdona todas sus faltas a la continuidad y su humor sacado de contexto.

Conclusiones

Una actriz carismática que fue capaz de darle identidad propia al personaje, diálogos rápidos, humor cotidiano, el constante balance entre ser comedia legal y conflictos superheroicos, además de pelear por su espacio en el universo Marvel.

Hasta el momento de escribir esta nota, es la serie más fiel a los cómics, la que representó de mejor forma el espíritu y calidad del personaje. Por supuesto que tiene defectos, pero nada que no se pueda obviar en beneficio de disfrutar esta delicia audiovisual.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi bella, tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí