Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Reseña: Escuadrón Suicida de Tom Taylor y Bruno Redondo

Reseña: Escuadrón Suicida de Tom Taylor y Bruno Redondo

Tom Taylor encabeza el relanzamiento del Escuadrón Suicida, el equipo de antihéroes de DC Comics cuyos miembros viven al límite de la muerte.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Alejandro el 24/01/2022

El Escuadrón Suicida es un grupo de villanos y antihéroes de la editorial DC Comics que tradicionalmente debe realizar misiones secretas a favor del gobierno de EE.UU., bajo el incentivo de reducir las penas a las que fueron condenados y con la constante amenaza de morir en caso de desobediencia.

Este grupo ha variado constantemente su formación desde 1987, año en que John Ostrander dotó al grupo de su esencia definitiva. Personajes como Deadshot, Capitán Boomerang, Harley Quinn, King Shark, Enchantress, Bronce Tiger, entre muchísimos otros han sido parte de este equipo. Además, se han realizado dos películas del grupo, con dispares resultados en la crítica.

DC Comics quiso darle un nuevo aire a la serie, con un punto de entrada fresco para nuevos lectores, y entregó la serie a uno de los guionistas más cotizados de la actualidad, Tom Taylor (DCEASED, Nightwing, Superman Son of Kal-El).

Tom Taylor es un autor que hasta ese momento había desarrollado principalmente historias fuera del canon, como DCEASED o Injustice, y esta serie vino a confirmar su buen momento, que lo llevó recientemente a firmar un contrato de exclusividad con DC Comics.

El nuevo Escuadrón Suicida

El gobierno de Estados Unidos necesita eliminar a un nuevo grupo antisistema con superpoderes, llamado “Los Revolucionarios”. Para eso, moviliza al Escuadro Suicida, liderado por Deadshot y Harley Quinn, para que los enfrente pese a que la diferencia de fuerzas es notoria entre ambos grupos.

Las cosas empeoran para la Fuerza Especial X, ya que se enteran que Amanda Waller ha entregado el liderazgo del Escuadrón a un sanguinario y misterioso hombre llamado Lok, quien mediante amenazas los obliga a atacar, provocando un baño de sangre.

Los sobrevivientes de ambos grupos se ven obligados a formar un nuevo Escuadrón Suicida y a seguir las órdenes de Lok, quien guarda una oscura lealtad.

¿El peor Suicide Squad de la historia?

Sangre y desconfianza

Durante los 11 números que abarcan la etapa completa, Tom Taylor entrega una obra rápida y entretenida, que mantiene los elementos característicos del grupo y aporta una dinámica fresca al hacer convivir a dos grupos con personalidades y lealtades opuestas.

Así, la interacción y desarrollo de los personajes es uno de los elementos más destacados, lo cual es aún más destacable si se considera que la gran mayoría hacen su primera aparición en estas páginas. Osita, Wink, Aerie y Fin son personajes con personalidades interesantes y con un gran desarrollo, mostrando parte de sus orígenes y sus motivaciones.

En general, la camaradería y lealtad del grupo de “Los revolucionarios” es un elemento muy positivo, ya que no solo da profundidad al nuevo grupo, sino que también hace que las muertes duelan e importen más de lo normal, generando un gran contraste con las muertes de los miembros del Escuadrón Suicida, las cuales no le importan a nadie, siendo más un elemento cómico en la historia.

Hay un gran equilibrio en la participación de los personajes. A la ya mencionada participación de los nuevos, se da gran desarrollo a Deadshot, quien es el líder natural del Escuadrón Suicida y que tiene como mano derecha a una Harley Quinn muy bien representada.

Se agradece que se mantenga el espíritu clásico de la serie, con muertes desde el primer número, desconfianza entre los miembros, humor y mucha acción, pero con cambios innovadores que aportan identidad a la historia.

La duración es adecuada, no hay números de relleno y se agradece. La historia tiene un final satisfactorio (aunque no espectacular), resolviendo la mayoría de los elementos introducidos.

Quizás se puede extrañar a algunos personajes clásicos del grupo, o sentir que hay una baja del ritmo tras los frenéticos primeros números, pero son elementos que no restan puntos a la valoración final.

Sobre el apartado artístico, las ilustraciones de Bruno Redondo son muy destacables, las expresiones faciales de los personajes están muy bien logradas, las escenas de acción son excelentes, y hay un uso dinámico y adecuado de la composición de las viñetas. El color, a cargo de Adriano Lucas, es el complemento perfecto, aporta vida y luminosidad, usando una paleta de colores variada y brillante.

Valoración

El Escuadrón Suicida de Tom Taylor y Bruno Redondo es una obra entretenida y atrapante, de lectura rápida y que cumple muy bien con su objetivo de ser un punto de partida para quien quiera conocer al grupo.

Una obra muy destacable dentro de la actualidad de DC Comics, con una dupla creativa que pasa por un gran momento creativo.

Punpunia.cl

Sobre Alejandro

Football is life. Hincha de Universidad Católica. Sección Cómics y Cine y TV. Fan de DC Comics y la Ciencia Ficción.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí