Inicio » Zona Oriental » Manga » Blue lock: todo vale para ser campeón del mundo

Blue lock: todo vale para ser campeón del mundo

Editorial Planeta trae a Chile el manga de Blue lock, donde una academia japonesa hará todo lo posible para crear al futuro goleador mundial

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 14/06/2022

02 de julio de 2018. Es el minuto 68 del partido entre Japón y Bélgica por octavos de final del Mundial de Rusia. El mundo entero está sorprendido porque el conjunto nipón gana por 2 a 0, a pesar del amplio favoritismo de los belgas. La ilusión termina 26 minutos después, cuando Chadli marca el 3-2 al minuto 90+4 y da vuelta el partido. Un año más, Japón queda eliminado en octavos de final.

¿Qué necesita Japón para dar el gran salto en el fútbol mundial? La organización del mundial de 2002 junto a Corea del Sur fue un gran paso, el clasificar a cinco mundiales seguidos ya lo establece como potencia asiática, pero todavía falta. Los creadores de Blue lock creen saber cuál es la respuesta, y esa es un goleador de fuste. Ese delantero que define los partidos y hace pasar de los lamentos a la alegría. Pero aún queda un problema: ¿Cómo crear a ese goleador?

El campeonato mundial es la meta

La inspiración que toma Blue lock nace justamente del partido antes mencionado, donde Japón quedó ad portas de llegar a cuartos de final. Ante esto, la Asociación de Fútbol de Japón se cuestiona qué se necesita para dar el salto de calidad necesario. Principalmente Anri Teieri, nueva miembro de la asociación, quiere cambiar las cosas, a pesar de la impasividad de los antiguos miembros, a quienes solo les interesa el dinero.

Portada del manga

La necesidad que identifica Teieri es la de un delantero de clase mundial. Para lograr esto, propone a Jinpachi Ego, entrenador de la academia Blue Lock. Este sujeto con cara de desquiciado tiene todo un plan para reclutar talento joven, consistente en buscar a los mejores 300 jugadores sub-18 de todo el país.

La escena se traslada a un partido entre el Instituto Ichinan, con su figura Yoichi Isagi, y el Instituto Matsukaze Kokuou, con el joven talento de Ryosuke Kira. El partido lo gana Kira y a Isagi lo recorre la decepción por no atreverse a pegarle al arco. La jugada quedará dando vueltas en la cabeza del prometedor delantero. A pesar de esto, recibe una misteriosa carta para presentarse a un plan de fortalecimiento de jugadores.

De la mano de Isagi conoceremos la academia Blue lock y podremos observar a qué tipo de entrenamiento deben someterse los jugadores. Serán alejados de sus familias, tendrán que velar solo por sí mismos y aprender que el egoísmo es lo que les llevará al éxito. Solo quienes sean capaces de sobrevivir y de pasar las pruebas tendrán la posibilidad de convertirse en los delanteros de la futura Selección Japonesa que aspira a coronarse campeona mundial.

El lado oscuro del fútbol

La creación de Muneyuki Kaneshiro y Yusuke Nomura nos traslada a esa parte del fútbol que no se aprecia al ver los partidos. Los duros entrenamientos a los que se someten los jugadores, el régimen de comidas, horarios y sacrificio queda oculto en la cancha y solo vemos los resultados del mismo. Blue lock trae eso de forma maximizada, ya que los protagonistas tendrán que enfrentarse a eso aislados totalmente de la sociedad.

Interior del manga

Los mangas/animes de deporte (spokon según la terminología japonesa) tienen una larga tradición y hay algunos muy recordados como Slam Dunk, El príncipe del tenis o Haikyuu!!. Generalmente de estilo shonen, este manga sigue esa misma línea, aunque le otorga un grado más de brutalidad. Llegar esperando leer a los Supercampeones es un grave error, y en realidad uno debería situarse más cerca del examen del cazador de Hunter X Hunter.

La brutalidad no solo se refleja en el estilo de dibujo, muy cargado al movimiento y la acción, sino que también en el trasfondo del mismo. Si nos ponemos densos, esto puede servir como alegoría a la tremenda exigencia a la que se ven sometidos los deportistas de élite, donde todo vale con tal de triunfar. Son carreras cortas, están cargadas de frustraciones y hay muchos que se retiran sin ganar un solo título.

La salud mental no es parte de la ecuación y además hay una idea de egoísmo que trasciende todo, donde no es el equipo lo que vale, sino que el éxito individual. En la academia Blue lock aflorará lo peor de cada uno de sus integrantes y el objetivo obnubilará cualquier otra cosa que se cruce por sus mentes.

Imagen del anime a estrenarse en octubre

Consideraciones finales

Si hay algo que está claro con Blue lock es que deja con ganas de más. Apenas terminé el primer volumen quería leer el segundo y he estado días desesperado por continuar su lectura. Si bien me gusta el fútbol, lo que evidentemente da un plus, es totalmente disfrutable para quienes no sean fanáticos.

Cumple con todas las características de un shonen, por lo que los/as fanáticos/as de ese estilo sin duda lo disfrutarán. El dibujo apela a esas mismas características, aunque sin un gran trabajo en los fondos debido a los planos que se escogen en la narración, algo común en el mundo del manga.

Originalmente publicada a partir de 2018 y con 20 volúmenes a su haber (en rigor, el volumen 20 sale mañana, 15 de julio), está pronta a ser emitida como anime a través de Crunchyroll, teniendo fecha de salida en octubre de este año, 2022. Si bien muchos ya lo conocían, este manga llegó este mes a Chile de la mano de la Editorial Planeta, bajo su sello Planeta cómic. Es posible encontrarlo en las principales librerías del país y tiene un valor sugerido de $7990.

Punpunia.cl

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X