Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » Slam Dunk: El verdadero final, y 10 días después.

Slam Dunk: El verdadero final, y 10 días después.

Era el año 1998 y Chilevisión se colocaba la 10 emitiendo el primer capitulo de Slam Dunk en el bloque “El Club de los Tigritos” durante dos años seguidos.

Tiempo de lectura: 11 minutos

Escrito por Andrelo el 21/07/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Desmintiendo los mitos de una de las series mas influyente de finales de los 90.

El año era 1998; Chile, con más corazón que técnica, buscaba el paso a cuartos de final contra Brasil en el mundial de Francia, el Chino Ríos alcanzaba el número 1 del tenis mundial al derrotar a Andre Agassi en Miami. Y lo más importante, Chilevisón se colocaba la 10 y emitía el primer capitulo de Slam Dunk en el bloque “El Club de los Tigritos”.

Dos años estuvo la serie al aire, relatando el camino del pandillero Hanamichi Sakuragi y su conversión a la redonda anaranjada, todas las tardes de lunes a viernes.

Como buen niño nacido en los 90, el panorama era salir de clases y correr a la casa a sentarse frente a la -única- tele del hogar. Junto a mi hermano mayor veíamos cómo el alto pelirrojo dejaba las mochas y se enamoraba cada vez más del Basket. Y finalmente, después de un largo camino en el equipo de Shohoku, ver cómo este disputa el último cupo al campeonato nacional en su partido final contra Ryonan; el marcador era 68 a 66 a favor del equipo protagonista. Quedando 9 segundos, el capitán Akagi lanza al aro y falla, y en la -quizás- mejor escena de toda la serie, el talentoso Hanamichi agarra el rebote en el aire y la clava magistralmente, abrochando el resultado y clasificando a su escuadra a la tan anhelada cita nacional, junto al equipo de Kainan, dejando fuera a Sendoh, Fukuda y compañía.

Así llegamos al capítulo 101. Todo el equipo de Shohoku se junta en la estación de tren para abordar el transporte que los llevará a jugarse la vida al certamen más importante de Japón.

¿Y después?, NADA. Como un balde de agua fría la serie se acaba. NO HAY MÁS CAPÍTULOS, dejando a todos los niños y jóvenes sumidos en una profunda depresión en el año 2000, sin saber cómo le iría al equipo de Shohoku en el desafío final. Y como era de esperarse, en una era donde el internet no tenía la masividad y accesibilidad natural que tiene hoy, comenzaron a escucharse decenas de rumores de boca en boca, y de escuela en escuela. De los rumores que más seguidos escuché, me acuerdo perfectamente de 3:

  • El avión (?) en que viajaban se estrella, y todos mueren. Final feliz.
  • Rukawa es gay y se declara a Hanamichi. Una variante de este mito es que a Rukawa se le cae la billetera, y se le ven unas fotos que tenía guardadas de Sakuragi.
  • Como clásico rumor japonés, Hanamichi se accidenta y queda en silla de ruedas.

Y aunque cueste creerlo, hasta el día de hoy gente me ha preguntado cómo termina la serie, y si es verdad que Rukawa es gay. Lo bueno de todo, es que desde el año 2003 a 2007 la editorial argentina Ivrea publica el manga de Slam Dunk. Como mi familia es de Osorno, constantemente viajábamos a Bariloche y mi hermano logra juntar los 31 tomos de la colección y así pude leer el tan preciado final de la serie, y responder con propiedad a las inquietudes de mis amigos.

Y eso es lo que vamos a hacer ahora, explicar el final de la serie, y el final después de la serie (?). Ya hablaremos de aquello. Pero antes, como dijo el padre Hurtado; Contexto Señor, contexto.

Slam Dunk es un manga creado por Takehiko Inohue, el cual se comenzó a publicar en las páginas de la Weekly Shonen Jump el año 1990, hasta el año 1996.

La historia finalizó con 276 capítulos, recopilados en 31 tankobon (tomos).

El anime, con sus 101 capítulos, únicamente cubre hasta el capítulo 197 del manga. Es decir, quedó un 30% de la historia original sin ser animada en la serie de televisión. Y eso es, justamente, el arco del campeonato nacional. Cabe mencionar la increíble evolución de la pluma del maestro Inoue. A continuación, les dejo 3 imágenes; la primera es del capítulo debut del manga del año 90, la segunda es del último capítulo del año 96, y finalmente una ilustración del año 2018 que realizó el mangaka. Majestuoso.

Luego de esta gran introducción, ya estamos en condiciones de ver qué es lo que realmente pasó desde que el equipo de Shohoku aborda el tren hacia el campeonato nacional.

AVISO DE SPOILER

Para toda persona que no haya leído el manga (aunque si entraron aquí es por algo, dah). Obviamente vamos a relatar y mostrar los hechos más importantes.

Lo primero interesante que sucede es que en el tren, el equipo se entera de la llave que le tocó. A las nacionales van 59 equipos de todo Japón, y se juega en llaves de eliminación directa (el que pierde se va para la casa). Lo terrible es que el primer partido de Shohoku es contra Toyotama, un equipo de clase A (mientras que Shohoku es un equipo de clase C, bien por debajo de su rival), y peor aún, si llegase a ganar, le tocaría contra el temible Sannoh, el equipo más fuerte de Japón, y campeón de los últimos 3 nacionales. En pocas palabras, Shohoku no tiene la más mínima opción de avanzar en el certamen.

Llega el día del primer juego y Shohoku se ve ampliamente superado por Toyotama; 9 puntos a 0 en menos de un minuto. Esto debido a la poca experiencia de Shohoku en instancias tan importantes, y además, a la impulsividad de Ryota que se deja provocar por el equipo rival. El profe Anzai se da cuenta del juego de Toyotama, por lo que -en una jugada maestra- decide cambiar a Sakuragi por Yasuda, quien devuelve toda la calma y orden al conjunto. Con el equipo jugando mejor, Hanamichi (desde la banca) finalmente se da cuenta lo buen jugador que es Rukawa, y lo mucho que tiene que aprender de él.

 

Finalmente, el equipo de Shohoku se lleva la victoria en un accidentado partido, que deja a Rukawa viendo sólo con un ojo por un golpe malintencionado de Minami. Por otro lado, podemos ver ya a un Hanamichi Sakuragi en un nivel más alto, que es capaz de hacer finta y disparar al aro, anotando varios puntos para su conjunto.

En todo lo anterior se nos fueron 17 capítulos del manga, y solo quedan 60 capítulos para que concluya el campeonato nacional.

Antes del partido contra Sannoh (tricampeones, y los favoritos de este año otra vez), el profesor Anzai les muestra un vídeo donde los ya mencionados le ganan por 30 puntos a Kainan en las semifinales del año pasado. Quedando toda la escuadra de Shohoku paralizada por el nivel del contrincante.

Y por fin, el día del partido llega. El estadio se encuentra a máxima capacidad. TODO EL MUNDO apoya al campeón, lo que genera aún más nervios en los jugadores de Shohoku. Sin embargo, el profe Anzai se reúne individualmente con cada uno de los jugadores para aconsejarlos, restaurando la confianza en ellos mismos.

Para calentar más el asunto -y marcar presencia-, durante el calentamiento, Sakuragi se mete en el lado de Sannoh y la vuelca en frente de todo el equipo rival. Actitud casi delictual, apoyada totalmente por Mitsui y Ryota.

Después de 222 capítulos, llegamos al capítulo 223 donde comienza el partido más importante de la historia de Shohoku. Como instrucción inicial y primordial del profe Anzai, Shohoku tiene que hacer el primer punto, tarea encomendada a Ryota y Hanamichi. Inesperadamente Ryota pierde la pelota. Después de recuperarla habilita a Sakuragi para que se mande el alley oop de su vida.

El partido continúa y el primer tiempo (se jugaban dos tiempos, no 4/4 como hoy) termina en un 36 a 34 a favor de Shohoku. Comienza el segundo tiempo y Sannoh muestra sus credenciales quedando 50 a 36 en los primeros 2 minutos y 37 segundos. Quedando solo 10 minutos con 40 segundos, la diferencia aumenta a 60 a 36 a favor de Sannoh.

El profe Anzai pide su último tiempo fuera y habla con Sakuragi. El partido avanza y Shohoku acorta la diferencia gracias a los rebotes y canastas del 10 rojo, sumado a los tiros de 3 puntos de Mitsui. Quedando 7 minutos con 25 segundos la diferencia es solo de 10 puntos a favor del rey Sannoh. Sin embargo, aquí es cuando el jugador estrella de Sannoh, Sawakita, comienza a mostrar lo mejor de su juego, encestando y esquivando a los 3 gigantes de Shohoku.

Llegamos al capitulo 264, solo quedan 12 para que termine la historia. Marcador 66 a 74 a favor de Sannoh, y Ryota pierde el balón. Hanamichi Sakuragi, en una jugada suicida, arriesga todo y salta para recuperar la redonda, lesionándose la espalda por primera vez en toda la serie. ¿Se acuerdan del mito de la silla de ruedas? Pese a lo anterior, el 10 se vuelve a levantar para seguir jugando, con un evidente dolor que no lo deja moverse bien.

Quedando menos de 1 minuto y 20 segundos, con una diferencia de 7 puntos a favor de Sannoh, Sakuragi la vuelve a clavar y cae al piso por el dolor de su espalda, sin poder volver a levantarse.

Entre que el juego sigue y Hanamichi reflexiona sobre su futuro, Haruko (la enamorada) va a ver cómo se encuentra el accidentado. Hanamichi recuerda la pregunta que alguna vez le hizo la hermana del capitán: “¿Te gusta jugar Basketball?”, y en un estado casi de semi inconciencia se levanta, respondiendo lo que pareciera ser una declaración de amor. Ojo que en japonés ocurre un juego de palabras difícil de traducir al español. Por lo que no queda claro si Hanamichi dice que le gusta Haruko o el Basket.

Ante la sorpresa de sus compañeros de equipo, Hanamichi pide el cambio para volver entrar, sin embargo, el profe Anzai lo cancela al ver el mal estado del jugador. En una escena conmovedora, Hanamichi le pregunta al viejo si sus días de gloria fueron cuando ganó el campeonato nacional. Ante el silencio del coach, Hanamichi le comenta con determinación inquebrantable, que su oportunidad es ahora.

Con menos de un minuto de juego, lo que realiza el autor de la obra es sublime. Sumerge al lector en un partido en tiempo real de basket, dibujando paso a paso, con detalle obsesivo cada jugada. Página a página se siente la tensión del juego, el grito del público, el calor de la cancha, y la sensación de que algo inimaginable está por suceder en los últimos segundos del juego.

Quedan 9,4 segundos. Sannoh acaba de anotar quedando 78 a 77 arriba. 8 segundos en el tablero, el gori trata de sacar, pero la marca del rival no se lo permite. 5 segundos, ante una abertura logra darle un pase a Rukawa. 2 segundos, Rukawa intenta lanzar pero es bloqueado.

Quedando solo 1 segundo, Rukawa divisa libre a Hanamichi, quien en un estado instintivo está en posición de lanzamiento.

Hanamichi lanza, 0 segundos y la bola entra.

Sakuragi se acerca a Rukawa.

Momento épico. El zorro y el simio pelirrojo se chocan las manos como nunca antes.

La locura se desata.

 

El milagro se hizo posible. Shohoku vence al tricampeón, al favorito, al Rey Sannoh. El quipo es fotografiado para ser la portada de una revista especializada, por la gran actuación. Pero la foto nunca sale a la luz. Debido al cansancio y lesiones, Shohoku pierde el siguiente partido y es eliminado en tercera ronda. El partido ni siquiera es escrito ni dibujado por el autor.

Último capítulo del manga: Ha pasado el tiempo. Haruko le escribe una carta a Hanamichi preguntando cómo va su recuperación. En la misiva, ella le cuenta que Ryota es el nuevo capitán del equipo.

Rukawa, quien fue elegido para la selección juvenil de Japón, se encuentra junto a Hanamichi (con el pelo más largo ya) en una playa, recuperándose de su lesión en la espalda.

Y el manga finalmente termina, echando por tierra todos los mitos de finales de los 90′.

Pero esto no acaba aquí. Producto de la venta de 100 millones de mangas, el autor Takehiko Inohue decide volver a dibujar las viñetas que tantas alegrías nos trajeron. Pero el lugar no fue el papel, sino que 23 pizarras de las salas de clases de un instituto. El lugar estuvo abierto al público durante 3 días y miles de fanáticos llegaron a disfrutar de los últimos trazos de la historia. Esto fue documentado en un libro y dvd.

Lo que vemos en las pizarras es el presente de los jugadores de Shohoku; Ryota se escapa de clases para estudiar libros de liderazgo, Mitsui sigue practicando para mejorar su porcentaje de aciertos en los triples, Rukawa aprendiendo ingles para ir a Estados Unidos, Akagi retirado del basket, tratando de estudiar para entrar a la universidad, y finalmente Hanamichi en rehabilitación.

Y esto si sería todo por parte del autor. ¿Qué les parece?, espero sus comentarios.

Nos leemos luego

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

63 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.

X