Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Reseña: Joker de Azzarello y Bermejo

Reseña: Joker de Azzarello y Bermejo

El atractivo del Joker al descubierto por esta pareja de artistas. Una truculenta aventura para uno de los grandes villanos de DC Comics.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Diego Nicolás el 24/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Qué es lo que hace al Joker un personaje tan atractivo como para traspasar las páginas del cómic? Para algunos será el contraste para el dramatismo de Batman, para otros tal vez sea el camino de la locura hacia la perversión. Para quienes empuñan los lápices, la respuesta está en una sola característica, y que funciona como una regla que en esta oportunidad no fue rota y ¡vaya que se agradece! por el gran trabajo realizado.

Tras el éxito de Lex Luthor – El hombre de acero, DC Comics concibió el deseo de sus autores, Brian Azzarello y Lee Bermejo, de protagonizar una historia con otro gran villano de la casa, el Joker. Publicado el 2008 en forma de miniserie de 128 páginas y traducido al español por ECC Ediciones.

Joker

Historia

Una noticia se expande por ciudad Gótica, como un fatídico diagnóstico para un hombre que apenas se mantiene en pie. El Joker será liberado de Arkham y su llegada representa el miedo, entre sus secuaces y enemigos por igual. Alguien debe ir a recogerlo y ante el silencio de los voluntarios, Jonny Frost, un matón de poca monta, que espera hacerse de un nombre en el crimen organizado, decide demostrar su valor aceptando tal tarea.

En esta oportunidad, la historia será narrada por Jonny Frost, con quien, siendo testigo de las fechorías del payaso, iremos descubriendo el complejo mal que representa. Hasta aquí nada fuera de lo común, pero desde la narración es donde se escarba hacia lo más hondo del personaje sin la necesidad de introducirse en su mente. Justamente aquí está el primer acierto, ya que los artistas entienden lo que hace al Joker quien es: su capacidad innata de ser impredecible.

La interpretación de los autores

Para dupla artística, el Joker no solo debía ser una imagen que infunde temor, sino que debía ser un genio criminal para retomar su lugar en Gótica, y es que esta versión se aleja de los malos chistes. Es un villano que debe ser tomando en serio, incluso en los momentos en que parece estar tomándote el pelo. Es la conclusión del pobre Jonny, ya que al ser nuestro el guía vamos descubriendo juntos cómo la enorme sonrisa puede deformarse en cualquier momento.

No solo el protagonista es reinterpretado, sino también hacen acto de presencia el resto villanos, como el Pingüino, el Acertijo y Dos Caras. Cada uno con su propia percepción y conflicto frente el retorno del Joker. Para Dos Cara es una amenaza que deber ser eliminada, para el Pingüino y el Acertijo representan un mal necesario con el cual deben convivir. Y si te estás preguntando: ¿dónde está Gordon y Batman cuando se necesitan?, pues en esta historia no hay cabida para los héroes, exceptuando una parcial participación bien justificada.

La química entre Azzarello y Bermejo

La sincronía entre el guión y el dibujo convergen en un realismo decadente y perverso. Desde la misma ciudad Gótica, que siempre ha sido un lugar pusilánime, ahora dotada de un amarillo enfermizo, vulnerable ante el virus expuesto; desde la humanización que retrata a los personajes, tanto en lo literal, en el caso de Killer Croc, como en lo íntimo, en el caso de Harley Quinn; hasta el Joker, siendo temperamental, jocoso e incluso emocionalmente vulnerable.

La proeza de Bermejo en el dibujo no cabe en una descripción, ya que logra con creces en el lector la conexión con el flujo de emociones que padecen los personajes, como el asombro, la admiración y el pavor que llega sentir Jonny al conocer a fondo al Joker. Sin olvidar las asombrosas pautas narrativas de Azzarello.

Conclusión

Para todo fan del personaje o para quien se sienta atraído hacia el universo del murciélago, resulta una obra imperdible. Es la oportunidad de focalizar la atención en los antagonistas, dejando un poco al margen a Batman para adentrase en las peligrosas calles de Gótica, el asidero de tan extravagantes criminales corrompiendo todo a su paso. Y si eres un mero espectador del cine, te sorprenderán las similitudes con la versión del fallecido Heath Ledger.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

4 publicaciones.

Sobre Diego Nicolás

Solo un lector compulsivo, amante del cine y el comic. Poeta, narrador y peregrino.