Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Reseña: Gundam Wing, política y robots gigantes

Reseña: Gundam Wing, política y robots gigantes

El anime estrenado en 1995 en Japón, Mobile Suit Gundam Wing, llegó a Chile el 2003 marcando un hito en la televisión

Andrelo Escrito por Andrelo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Mobile Suit Gundam Wing, o simplemente conocida como Gundam Wing, es una de las tantas series animadas pertenecientes a la franquicia Gundam, sin embargo, fue la primera en doblarse al español y ser transmitida en la pantalla abierta en Chile (y gran parte de Latinoamérica).

Gundam es uno de los grandes del género Mecha (robots gigantes) de la historia del anime. Creada originalmente por Yoshiyuki Tomino en el año 1979 para el estudio de animación Sunrise, Mobile Suit Gundam fue la primera serie animada de esta franquicia, y sirvió como puntapié inicial para crear una mega industria vigente hasta los días de hoy.

En el año 2003, 8 años después de su estreno original en tierras niponas, Gundam Wing se vio por primera vez en las pantallas de CHV (Chilevisión), a través del recordado segmento El club de los tigritos, el cual hace años venía entregando excelente material para los amantes de la japoanimación.

Argumento

Con expectativas de un futuro mejor, la raza humana comienza a dejar el planeta tierra para establecerse en colonias espaciales. Sin embargo, la Alianza Unida de la Esfera Terrestre, a través de su poderío militar -financiados por la Fundación Romefeller-, comienzan a oprimir a las colonias.

Gundam Wing nos sitúa en el año 195 D.C (después de la colonia), donde las colonias espaciales, cansadas de la tiranía de la Alianza, deciden enviar 5 gundams a la tierra en la llamada Operación Meteoro, para así contrarrestar la opresión ejercida hacia ellos durante años.

La serie se enfocará en los 5 gundams y sus respectivos pilotos; Heero, Duo, Trowa, Wufei y Quatre. Los conflictos políticos entre la Alianza, las colonias, la fundación Romefeller, y la misteriosa organización Oz, serán pieza clave para restaurar la paz tanto en la Tierra como en las colonias espaciales.

Opinión y análisis

De más está decir que Gundam es una de las grandes franquicias del género Mecha, y esto se debe en gran parte a que su creador, Yoshiyuki Tomino, se enfocó en darle un tono maduro y menos infantil a sus creaciones. Si bien es cierto, antes existían series como Mazinger Z, Gundam fue pionera en centrarse en conflictos bélicos y políticos.

Gundam Wing está lleno de esto. Las batallas entre mobile suits están supeditadas a un trasfondo sociopolítico. No es un festival de fanservice, luces y rayos porque sí. Es más, incluso algunos podrían considerar que es una serie “lenta” para los estándares de hoy, pero Gundam Wing no se apura en llegar donde quiere.

Al no estar basado en un manga, todo lo que se ve en pantalla es material original, y no se cae en rellenos absurdos. De esta menta, el anime se toma su tiempo en crear una atmósfera y explicar el contexto que se está viviendo. En un principio podría parecer confuso tantos nombres, organizaciones, etc. Pero al pasar los capítulos, todo se va esclareciendo.

En ese sentido, el desarrollo de personajes es un punto alto de la serie. Sin caer en el spoiler, uno de los más interesantes –aparte de los protagonistas- es Treize Khushrenada, aristócrata y Comandante en Jefe de Oz. Todo el carisma, misterio y cómo va gestando el golpe de Estado está increíblemente logrado.

Sinceramente, sería tentador ahondar más en la historia y en todos los giros argumentales que van ocurriendo, especialmente con cada uno de los protagonistas, y Treize, Relena, y Zechs Merquise, pero es mejor descubrir capítulo a capítulo cómo se va desenredando este mundo tan bien armado.  

Siguiendo con los personajes, su diseño representa lo mejor de la japoanimación noventera. Los protagonistas, estéticamente hablando, están creados de manera tal, que además de gustar al público masculino, gusten más aún al público femenino. Esto, sumado al drama de la serie, hizo que Gundam Wing sea muy exitoso entre las féminas en los años 90’s.

Finalmente, sería un despropósito no hablar sobre los gundams propiamente tal. Personalmente el diseño de los gundams son de mis mechas favoritos junto a los Zoids. Los colores y sistema de armas son sumamente orgánicos y equilibrados. Si me dan a elegir, me quedo sin duda con el mobile suit de Trowa Barton.

Recordemos que, como todas las franquicias, el objetivo final es la venta de merchandising. En el caso de Gundam Wing, Bandai fue parte del proyecto desde el inicio (al igual que en Saint Seiya), solicitando –entre otras cosas- que el gundam de Heero se transformara en avión, para así impulsar más las ventas.

Este tipo de prácticas es bastante habitual, lo que en ningún caso hace bajar la calidad del producto final. Menos aún cuando el encargado de diseñar los gundams es nada menos que Kunio Okawara, ilustrador y diseñador mecánico (primero en la industria en tener ese título). Como siempre, Japón dando cátedra de cómo hacer un producto de calidad y comercial al mismo tiempo.

Nos leemos luego.

Andrelo
48 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.