Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Violet Evergarden y la post-guerra

Violet Evergarden y la post-guerra

El anime que nos muestra el poder de las palabras y como estas nos ayudan a comprender nuestras emociones: Violet Evergarden.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Conejo Lector el 29/06/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

La guerra es un tema recurrente en variadas series y películas. No es de extrañar que sea tan común hablar de los estragos que una situación así puede causar, y mucho menos de las secuelas que puede generar, tanto en los soldados como en la gente afectada y la economía.

Es en este mismo concepto en el cual se basa Violet Evergarden, una serie disponible del estudio Kyoto Animation. Si bien la trama transcurre después de una guerra, el énfasis de esta serie es la comprensión de las emociones y cómo van tomadas de la mano con lo que queremos expresar.

El anime habla de diversos temas a lo largo de sus capítulos. Habla sobre la unión de la familia, el compañerismo, el amor, la pérdida y el luto, etc. Se desarrolla de manera orgánica y dinámica, logramos empatizar con cada personaje de cada capítulo, con su protagonista y el viaje de esta.

El inicio del viaje.

Violet Evergarden es una serie de novelas ligeras escritas por Kana Akatsuki e ilustradas por Akiko Takase, las cuales ganaron un premio a mejor novela, escenario y manga en la quinta entrega de los premios de Kyoto Animation en 2014. En el año 2015, Kyoto Animation publicó la primera novela bajo la imprenta KA Esuma Bunko y en 2018 fue estrenada su adaptación al anime.

Tras su éxito entre la audiencia, el estudio hizo un especial y dos películas: una que se estrenó en Japón el 6 de septiembre de 2019 y luego el 14 de febrero del 2020 en Latinoamérica (estreno que ayudó un poco a la recaudación de dinero para el estudio que fue incendiado en julio del 2019). La segunda película iba a ser estrenada en abril del 2020, pero ha sido pospuesta por el estudio.

Esta serie actualmente se encuentra dentro del catálogo de Netflix junto con su especial y su primera película. Las novelas se encuentran en internet con traducciones de fans.

La vida continúa después de la guerra

Tras el fin de la guerra, Violet despierta con sus manos vendadas en un hospital. Bajo esas vendas, se encuentra un artefacto de metal que remplazan a sus brazos, los cuales perdió en combate cuando intentaba salvar a su superior: el mayor Gilbert.

Cuando es dada de alta, se va con Claudia, un amigo de su superior que tambien participó en la guerra. Este, además de llevarla a la casa del mayor, en donde pueden cuidarla hasta que cumpla la mayoría de edad, la lleva a su zona de trabajo al ver las suplicas de Violet por seguir siendo útil después de la guerra.

Aunque comienza por lo más básico, que es ordenando las cartas y repartiendo el correo, Violet demuestra sus aptitudes comportándose como un soldado la mayor parte del tiempo, actitudes que son bastante extrañas para los demás. Fría y sin demostrar sus emociones, o sin poder comprender las de los demás, más parece una muñeca que un ser humano.

Tras escuchar a un cliente pedir la redacción de una carta, Violet pide trabajar como “muñeca de recuerdos automáticos”, más conocidas como Dolls. Una especie de escribas que ayudan la gente a redactar cartas expresando las emociones que desean compartir con sus receptores.

 La razón es muy sencilla y compleja a la vez: desea entender las palabras “te amo”. Palabras que su excomandante, el mayor Gilbert, le dijo antes de que ambos perdieran el conocimiento tras una batalla.

Sin embargo, el camino para Violet es mucho más complejo. Podemos ver no solo cómo ella va entendiendo el poder de las palabras y cómo logra comprender sus significados, sino la comprensión de sus actos pasados, y cómo la guerra ha afectado al resto de países y pueblos.  

Violet: Muñeca de recuerdos automáticos

Dentro de la trama, la historia de Violet es bastante fuerte. No conocemos mucho de su pasado, pero si conocemos cómo es que llegó a la vida de Gilbert: por el hermano mayor de este, para ser utilizada como “arma” durante la guerra.

Su comportamiento de soldado refleja su “crianza” y el miedo que tiene de sentirse inútil a nivel de combate. Al terminar la guerra, no solo espera las órdenes del mayor, sino que se cuestiona si ha perdido su utilidad tras perder sus brazos. En ningún momento llega a pensar en qué hacer después de la guerra hasta que recibe las órdenes del excoronel, y conoce el trabajo de las Dolls.

Sus primeras cartas son básicamente informes: simples de redactar y sin trasmitir emociones. Después de asistir a la escuela de Dolls, comienza a escribir cartas mucho más significativas. Sin embargo, y a pesar de ser buena con las palabras, sigue sin comprender el significado de algunas emociones.

A medida que ella va haciendo las comisiones de sus clientes, no solo va conociendo sus historias, sino que va aprendiendo y empatizando con ellos, mostrando sus emociones mucho más abiertamente. La preocupación, la pena, la felicidad. Aunque le cuesta expresarlos, ya no le es tan difícil sentirlos.

Y esto se ve en su lucha por insistir comprender las palabras que le mencionaron en aquella ocasión. Vemos un viaje emocional en Violet, en como pasa de actuar como un objeto a transformarse en un ser humano que empatiza con los demás. La vemos llorar y sonreír, pero por sobre todo, la vemos sentir.

La post-guerra y sus efectos en un soldado

Como habíamos mencionado anteriormente, después de la guerra hubo sucesos que cambiaron la vida de algunos personajes pasajeros de la serie, pero que sin dudas afecta a Violet en su desarrollo de personaje.

Gilbert decide hacer caso omiso a su hermano y comienza a cuidar a esa niña que solo conoce la violencia y que sigue sin entender ni el poder de las palabras ni los sentimientos que pueden aflorar de los demás.

Esta es la parte más inhumana de Violet. Siendo partícipe de batallas donde la orden primordial era masacrar al enemigo para sembrar el terror, el personaje no podía comprender conceptos que el mismo mayor le intentaba enseñar. Desarrolló un apego emocional hacia su superior basándose en su utilidad como arma, sin darse cuenta.

El trauma de ella es bastante grande. Parte de su misión fue asesinar sin piedad a sus enemigos, lo cual le preocupaba a su superior. Siendo solo una niña, no dudaba en tomar las armas y luchar sin importarle a quien estuviera quitándole la vida.

No es hasta que ella ya es una Doll solicitada que comienza a pensar en sus actos, recordando una frase que su actual jefe le menciona: “Vas a sentir que estás en llamas”. Esta frase hace referencia al sentimiento de culpa que viene tras la guerra. De darse cuenta de que aquellos que murieron en sus manos, eran esposos, padres de familia, hijos, hermanos etc.

Es cuando su arco de perdón hacia sí misma comienza. No solo aprende que las palabras son un arma, sino que las acciones y emociones expresadas en su nombre pueden adquirir mayor poder. Pueden dañar, cambiar o hacer entender a las personas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

18 publicaciones.

Sobre Conejo Lector

Lectora compulsiva y amante de los libros. Intento leer, ver y jugar de todo un poco, aunque soy muy fan de la fantasía. Amante de los perritos