Inicio » Cine y televisión » Maleficio: La cinta maldita de Netflix

Maleficio: La cinta maldita de Netflix

Un culto, un maleficio inexorable y el amor de madre, es lo que nos presenta la aterradora cinta taiwanesa "Maleficio"

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Lord Dragón el 01/08/2022

Ficha

Maleficio, o Incantation como se le conoce en inglés, es una película taiwanesa del año 2022 que se estrenó para Sudamérica en la plataforma de streaming, Netflix.

Su director Kevin Ko, que a su vez participó en el guion y la fotografía, llega con la cuarta película en su haber, a posicionar, junto a la productora Activator Marketing Company y Netflix, en alto el terror taiwanés.

Con una duración, de 110 minutos, pertenece al género de terror y más específicamente a la categoría found footage o metraje encontrado.

Taiwán presente

Taiwan está dando de qué hablar en el cine de terror. Primero nos sorprendieron con la sangrienta The Sadness, y ahora vuelven a la carga con una cinta menos explícita, pero mucho más pavorosa, tenebrosa y diabólica. Se trata de Maleficio, la nueva apuesta de Netflix en el horror.

Su peculiar forma de abordar las historias de horror ha dejado atónito, en el buen sentido, al público occidental. Tomando tópicos comunes le incluyen su cultura y percepciones de lo pavoroso consiguen darle una cuota de originalidad a las ideas que ya hemos visto

Argumento

La historia va de una madre llamada Li Ronan, que, tras pasar varios años en un hospital mental, vuelve a salir y trata de recuperar su vida y a su hija. No obstante, el maleficio que la infectó hace varios años (y el motivo por el cual estuvo internada) ha vuelto para hacerle la vida imposible y poner en peligro todo lo que aprecia.

Un sexenio atrás, cuando recién estaba embarazada de su hija, acudió con su actual pareja y un amigo, con los que conformaban un canal de YouTube de exploración de sucesos paranormales, a una remota aldea. En dicha aldea se adoraba fervorosamente a una extraña deidad y toda la actividad diaria de los habitantes estaba dedicada y giraba en torno a la devoción profesada.

Li Ronan y sus amigos cometen un grave error al faltarle el respeto al credo local e internarse en lugares prohibidos de gran poder. Antes de que se percaten de su error, las consecuencias fatales de sus actos los condenan a un final terrible.

Maleficio y su horror interactivo

No solo es el terror y suspenso lo que destacan esta cinta. Asimismo, es la forma única en que interactúa con el espectador, una característica pocas veces vistas, especialmente en películas de este género.

Rompe la cuarta pared para enseñarnos un mantra protector previo a iniciar el relato de la protagonista. Mantra que se repite en múltiples ocasiones por los personajes víctimas de la maldición y cuyo canto resulta escalofriante de escuchar.

HOU-HO-XIU-YI, SI-SEI-WU-MA

Del mismo modo hace un curioso experimento sobre la relación entre percepción e intención con un video que cambia según lo que pienses, preparándonos para aceptar la idea de que el pensamiento y la intención son capaces de modificar la realidad.

Lo otro interesante es la señal hecha con las manos que emplean los personajes del pueblo como saludo especial entre los miembros del culto. Se replica fácilmente y consigue la audiencia se integre a la cinta al imitarlo en su propia casa.

Fuera de eso, se muestran constantemente imágenes de un símbolo extraño que no entendemos. Más tarde aprendemos que se trata de la diosa del poblado y la responsable de la maldición.

Religión y mitología

El misticismo oriental, sus creencias, ritos y seres sobrenaturales son algo poco conocido en occidente. Poseen una rica cultura espiritual que esconde tantos o más entes superiores que la tradición europea y americana.

Entonces, como público occidental, ver exploradas religiones y demonios que se alejan completamente de lo que conocemos y los tópicos clásicos del cine americano, la convierten en una experiencia sumamente refrescante y cautivante.

Con una riquísima y potente iconografía, transita entre la ficción y realidad del misticismo oriental. La vida ascética y los cientos de ramificaciones de las religiones presentes en esas tierras, son una fuente de inspiración inagotable para abordar e imaginar.

El budismo, principal religión de China y Taiwan, entre otros, expone según la película, una faceta menos pacífica de lo que comúnmente se cree. Se invierten sus postulados y dogmas, se toma la filosofía, así como la figura del buda, para tergiversarlos y profanarlos y así dar vida a un implacable demonio conocido como Madre Buda. Es a ella a quienes adoran los peligrosos miembros de la secta de la aldea en donde les cae el maleficio.

Esta Madre Buda recuerda a deidades reales adoradas en el planeta y a la figura de la madre presente en todas las culturas, como son Maia, Kali, Ishtar o Dana. Un arquetipo comúnmente asociado a la fertilidad, la protección el nacimiento, etc., que también tiene su lado caótico y destructivo, que generalmente se despliega cuando es consumida por una ira terrible. Es en este segundo aspecto en que se basan para crear a la sanguinaria Madre Buda.

Resulta interesante esa transmutación de un misticismo tan alejado de la oscuridad, en la encarnación de los peores miedos.

¿Es real el maleficio?

Todos los elementos que componen el culto a Madre Buda, arman a la perfección una creencia religiosa que se siente completa y verosímil. Todo lo que asociamos a ese tipo de manifestaciones espirituales se encuentra presente en los actos presenciados en la aldea.

Curiosamente todo el simbolismo, los mantras y los principios teológicos de la religión del filme, fueron todos creados por el director y su equipo (obviamente tomando ciertos elementos de religiones reales) de forma tan convincente y coherente, que muchos espectadores creyeron que se trataba de un culto real y que el maleficio existió.

Nuestra falta de información al respecto de la tradición oriental le juega a favor a la hora de engañarnos y pasar lo falso como real.

Todo un logro para cualquier cinta que se encasille en el género found footage, cuya misión es ser lo más realista posible y hacer creer que todo lo que sale en pantalla es real.

Punto a destacar es lo potente de las situaciones de terror. Rituales demoniacos, apariciones letales, fantasmas y hechos extraños que agobian a los personajes. Su tensión y atmósfera resultan agobiantes, con una constante sensación de opresión que nos pone en el lugar de los personajes.

Maleficio v/s amor

A pesar de lo espeluznante que puede llegar a ser el filme, no todo es sustos y maldiciones. Parte importante de la trama se centra en el drama de la madre y su hija. En cómo las circunstancias han acabado por separarlas y partir su corazón en dos. En el amor de madre que afronta todas las adversidades y se planta cara a cara con el mal para proteger y que daría todo, incluso su propia vida y sanidad mental, para mantener a salvo al ser que más quiere.

Entre las tinieblas infernales se asoma una pequeña pero incesante luz compuesta de amor maternal.

La pequeña niña sufre las consecuencias de su cercanía con la maldición. Los daños que recibe (marcas, llagas, heridas, etc.) actúan como otra barrera entre madre e hija, puesto que son claros signos de maltrato infantil para las autoridades que desconocen la maldición. No solo hay un ente del inframundo en su contra, también contribuye la burocracia y el escepticismo.

Opinión

Escalofriante, alucinante, dramática, interactiva son adjetivos validos para catalogar esta soberbia cinta de terror, que ha sido llamada (exageradamente, pero con algo de verdad) la película más aterradora de la historia.

Me encantó y se va directamente a mi top 5 de filmes de terror del año 2022

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí