Inicio » Noticias » Cine y televisión » LEGION: Un accidente mutante

LEGION: Un accidente mutante

En uno de los géneros más saturados, Noah Hawley creó una de las series más creativas que la televisión haya visto en mucho tiempo: Legion

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por NaxMal el 21/05/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Es difícil encontrar una palabra exacta para describir la relación de sucesos que debieron suceder dentro de las oficinas de FX y Marvel Television para que un producto como Legion viera la luz. No solo eso, sino que además el proyecto estuvo a cargo de uno de los mejores y más creativos narradores que han surgido en la tv dentro de los últimos años: Noah Hawley (también creador de la serie Fargo, una joya). La única palabra que quizás pueda funcionar es “accidente“. Porque los accidentes felices sí ocurren.

Noah Hawley

Legion es una adaptación extremadamente libre del personaje creado por el guionista Chris Claremont y el dibujante Bill Sienkiewicz en New Mutants #25, en marzo de 1985, que cuenta la historia de David Haller, un mutante nivel Omega, hijo del profesor Charles Xavier y Gabrielle Haller. De hecho, los únicos datos que Hawley rescató del cómic para su serie son su procedencia y la esquizofrenia que le fue detectada a temprana edad, igual que su personalidad múltiple y autismo.

Desde aquí la serie propone sus propias reglas, su propio universo, estética y ritmo, incluso temas filosóficos que no son muy comunes en estas producciones, creando así la alquimia perfecta para una historia que avasalla con todos los cánones que el cine/series de superhéroes nos han propuesto hasta ahora.

¿Qué es la percepción? Según tú.

Aviso: Esta no es una nota que busque destripar la serie, haciendo spoiler a diestra y siniestra (aunque sí los habrá), solo es un acto de prédica. Una prédica y divulgación que Legion, merece. Sigo…

Sí, cuenta la historia de David Haller (Dan Steven) y cómo en un confuso episodio esquizofrénico descubre que en realidad tiene poderes mutantes. Todo el resto, es un plot con personajes creados para la serie (con algunas excepciones).

La lisérgica historia comienza cuando David conoce a Sydney Barret (Rachel Keller), una mutante que, al entrar en contacto con alguien, intercambia su mente con la persona que la toca. “Syd”, terminaría convirtiéndose en la novia de David luego de una hermosa pieza musical, incluida en el primer episodio de la serie. En este manicomio, también destaca Lenny Busker (Aubrey Plaza), la mejor amiga de David.

La serie cuenta con un gran abanico de personajes extraordinariamente bien escritos y actuaciones maravillosas, pero nadie brilla tanto como su villano.

Shadow King, otro personaje sacado de los cómics, es quien ha poseído al protagonista desde que era un bebé. Es un personaje que vivió dentro de David durante toda su vida y fue el mayor rival de la serie durante las dos primeras temporadas, pero no es el villano principal de la serie, que luego de su segunda temporada, da un giro de tuerca que… bueno si no lo han visto, es hora de que lo hagan, por favor.

La estética y colores de Legion no son un capricho de su creador, ni mucho menos son elegidos al azar. La dirección de arte desde el minuto uno te muestra la mente atormentada de Haller. Los espacios en blanco, los colores, la puesta en escena, están tan bien trabajadas, que todo ayuda a que nosotros como espectadores entendamos el razonamiento de cada personaje, sin que ellos hayan dicho una sola palabra.

Quizás, la muestra más clara de ello sea la pelea final de la segunda temporada, donde la resolución de todo es una pelea telepática única, como jamás la vimos antes.

Spoiler último capítulo, segunda temporada

Otro de los aspectos más importantes es su música. Es que… ¿Cómo una serie tan lisérgica, iba a fallar en la música? No hay que ir muy lejos para entender las clarísimas referencias musicales de la serie. La misma novia de David, Sydney Barret, cuyo apodo es Syd, es una clara pero clarísima referencia al fundador y primer compositor de Pink Floyd, Syd Barret.

Si bien la música compuesta por Jeff Russo es impecable, el soundtrack escogido para las temporadas le da una personalidad psicodélica a las escenas. Pink Floyd, The Rolling Stones, Peter Gabriel, Frank Sinatra, R.E.M, Tame Impala, entre otros, son los elegidos para cooperar y guiarnos hacia las profundidades de las mentes de los personajes.

Spoiler del último capítulo de la primera temporada.

La serie es una demostración de que, aunque sea una historia de superhéroes, siempre se puede tener una lectura sobre cosas que suceden en nuestra vida real, como las guerras, la toxicidad masculina y el deseo de poder, incluso, sobre la violación y la doble moral del heroísmo contemporáneo.

Lo que nos demuestra que, como espectadores, siempre podemos (y debemos) exigir más de los autores y no porque Marvel, misma casa creadora de esta serie (junto a FX), sea líder en la taquilla con sus películas, hay que conformarse con películas que no dejan nada a la conversación. Sí, son para pasar el rato, pero no por eso deben ser obligatoriamente vacías.

Quizás por eso mismo, Legion no es una serie fácil de ver. Un accidente de tres temporadas en el que cada capítulo es exigente con el público, no le da concesiones y lo obliga a tomar parte moral de las situaciones. Un accidente, probablemente, irrepetible.

EVALUACIÓN

Una serie de mutantes que no necesita conectarse con los X-Men para existir, merece algo más que una revisión. Hay que agradecer que exista.
9/10
NOTA FINAL

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

10 publicaciones.

Sobre NaxMal

Amante del cine, los cómics y la música.