Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Elektra: La saga de la Ninja Asesina, parte II

Elektra: La saga de la Ninja Asesina, parte II

A mitad de los 80's, Miller nos presentó la compleja mente de una asesina vestida de rojo. Bienvenidos a Elektra, la Saga de la Ninja Asesina

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Felipe Ignacio Pereira el 01/02/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

A comienzos de los 80’s, de la mano de Frank Miller y en la serie regular de Daredevil, nació Elektra, una joven que tras la muerte de su padre se convierte en una ninja asesina. En este capitulo de Elektra: La saga de la Ninja Asesina, parte II, nos adentraremos en su psiquis.

Elektra ha estado en los cómics de Marvel por 4 décadas. Con un aspecto y habilidades letales, ha sabido ganarse el corazón de muchos por su look, pero también por su complejidad. No obstante, hay mucho más por descubrir sobre la leyenda de Elektra, revisando uno de sus grandes capítulos en una trilogía marcada por la tragedia.

Elektra Assassin escrita por Frank Miller y con el experimental dibujo Bill Sienkewicz, debutó en el año 1986 en una serie limitada de 8 números bajo el sello Epic Comics, de la editorial Marvel. Un sello que destacó por dar una libertad creativa más amplia a los creadores con un contenido orientado al público más adulto.

Fue en este contexto que se creó una de las historias más destacadas dentro del Universo Marvel, tanto por su guión como por su atrevido dibujo que contradecía los cánones del entintando, usando una coloración de acuarelas y un estilo alejado de lo mainstream.

Marcada al nacer

Elektra Assassin comienza con Elektra encerrada en un manicomio, recordando pequeños trozos de su pasado, entregándonos una pincelada de la tragedia griega que vimos en la primera parte de La Saga de la Ninja Asesina.

Los padres de Elektra, recordados por ella misma como Agamenón y Clitemnestra, vacacionaban en las costas griegas del mar Egeo cuando son atacados por terroristas.

Christina, verdadero nombre su madre, es asesinada mientras que su padre, Hugo Natchios, es herido. Elektra nacería de manera prematura a los 5 meses y de ahí en adelante la tragedia la acompañaría como una maldición.

Elektra, a través de flashbacks, logra traer a la mente el recuerdo de cómo una noche fue abusada por su padre a los cinco años. Tras varias sesiones con psicólogos amigos de su padre, en un claro intento de hacerle creer que todo fue una fantasía de su mente, quieren convencerla de que sufrió de una suerte de magnificación del complejo de Electra de Jung.

Una fantasía oscura surgida del deseo sexual prematuro de ella hacia su padre, nacido a partir del amor incondicional que le tenía. Es decir, ella era el problema.

Posterior a la experiencia, Elektra desarrolla tendencias suicidas y auto flagelantes, por lo que es internada en una institución mental por un par de años.

Elektra recordando desde su vientre el ataque a sus padres.

En búsqueda de Aprobación

En su adolescencia, Elektra entrena demostrando habilidades sorprendentes, volviéndose la mejor alumna de su clase y haciendo sentir orgullosos a su sensei y a su padre. Por otro lado, la inclusión de Elektra en un colegio católico perpetuaría los sentimientos de culpa y de malicia de ella hacia el mundo.

Las habilidades y dominación del jiujitsu la llevan a buscar otros desafíos. Es así como llega a Stick y La Casta. Elektra es sometida a pruebas de resistencia física y emocional, siempre buscando la venia de su maestro Stick y estando más que dispuesta cumplir con su entrenamiento siendo una adolescente.

Con el desprecio de La Casta, Elektra es expulsada de la orden por no cumplir con sus estándares morales y psicológicos, perpetuando su auto creencia de mala semilla.

Elektra expulsada por Stick.

Entre el complejo y la tragedia de Elektra

Este pasaje por la niñez y adolescencia en Elektra Assassin, de Frank Miller y Bill Sienkiewicz, es revelador y deja en evidencia la densidad y complejidad del personaje.

Elementos de la tragedia griega, con una Elektra marcada desde antes de nacer, sometida a constantes agravios, desde la muerte de su madre, su violación, las tendencias suicidas hasta la muerte de su padre y el amor imposible de Matt Murdock.

Abandonada por los dioses, Elektra no estaba hecha para ser feliz.

En el aspecto psicológico vemos cómo, a través de las diferentes figuras paternas, hay una insaciable necesidad de aprobación por parte de la pequeña Elektra, pues solo así podía sentirse valiosa y amada.

Mientras Elektra crece, su personalidad comienza a cambiar, desarrollando una faceta psicótica resultante de la seguidilla de eventos traumáticos.

Es esta personalidad la que choca con una Elektra enamorada, por ejemplo, ya que trata de ahogar esos sentimientos creyendo que no los merece. Su percepción de no digna y nacida para sufrir, crea un pensamiento nihilista dentro de ella.

Retcon de Elektra frente a las decisiones que la llevaron a La Mano.

La Maldición de una Ninja

En Elektra Assassin se da un capa de profundidad en la mitología que envuelve a La Mano, descubriendo la fuente de sus habilidades ninjas y el motivo por el que existen. Se alejan así del concepto de un grupo de ninjas malos.

La Mano es un cabal religioso que adora a La Bestia, y desde tiempos pretéritos ha estado vinculado a círculos de poder con solo una meta: exterminar al mundo. La Bestia es el dios la oscuridad, cuyo único propósito es que la oscuridad vuelva a gobernar. Para ello la humanidad debe desaparecer.

La Bestia, a través de un brebaje, otorga a los escogidos por La Mano poderes como resurrección, posesión mental, ilusiones ópticas y un instinto primitivo sobrenatural.

Pero, por otro lado, este cáliz forma un vínculo con La Bestia y así puede tomar posesión de la mente y el cuerpo del ninja. Al entrar a La Mano, Elektra mata a su sensei y al probarse digna, como última prueba bebe este brebaje ancestral.

Elektra y su encuentro con la forma física de La Bestia.

Comiendo del Fruto Prohibido

En este pasaje de la saga de Elektra Assassin, la referencia de La Bestia y La mano es de contenido católico: Elektra vende el alma al diablo por retribución.

La protagonista, desde el dolor y la soledad tras la muerte de su padre y la separación de su amor, renunció a la luz para volverse oscuridad y así obtuvo poderes sobrehumanos. En cierto sentido, esto reafirma la creencia y auto percepción de Elektra como un ser malvado que no merecer amor.

Nuevamente vemos la figura masculina opresora tratando de controlar a Elektra, a través de la figura de La Bestia como dios y La Mano como religión. No obstante la protagonista, más madura y vacía, ya no busca la aprobación de la mirada paternal, al contrario, huye de ella.

Espías, Intrigas y una Ninja Asesina

Elektra Assassin es una obra que revela la personalidad de la ninja, pero también dentro de su narración contiene un discurso político contemporáneo a la década.

En la obra vemos la aventura de Elektra como una asesina mercenaria, años antes de reunirse con Daredevil, contratada para matar al presidente de un país sudamericano por parte de la embajada de Estados Unidos.

La protagonista de la obra es Elektra, sin embargo, la mayor parte de este capitulo lo vemos desde la perspectiva de John Garret, agente de S.H.I.E.L.D, quien experimenta de primera fuente la letalidad de la ninja.

Garret se encuentra en constante manipulación mental, cumpliendo con los objetivos de la ninja, y pasa por diversas emociones hacia Elektra, cargando sentimientos de odio, deseo y amor.

La intriga política llega a un punto crítico al descubrir que La Mano está detrás del candidato presidencial que, bajo un carisma libertario, busca iniciar una tercera guerra mundial a punta de bombas atómicas.

Elektra y el agente de S.H.I.E.L.D. Garret.

Una sociópata con la que empatizar

Elektra Assassin es un capítulo con capas externas e internas que van enriqueciendo el relato y el mito del personaje, descubriendo más poderes, como la trasmutación mental a otros seres vivos, manipulación de aparatos tecnológicos y habilidades primitivas que la hacen adaptable.

Pero también vemos la vulnerabilidad a través los traumas que la llevaron a ser quien es. Con un estado más psicópata, Elektra usa sus habilidad mágicas y corporales para seducir, engañar y matar, volviéndose así la femme fatale definitiva.

En nuestra tercera y última parte de Elektra: La Saga de la Ninja Asesina, revisaremos el capítulo con el que Frank Miller se adentra en el mito, en la figura fantasmagórica y en el estrecho y resistente vínculo entre Daredevil y Elektra.

Elektra Assassin está disponible en tomos recopilatorios. Panini España lo tiene bajo la edición de Grandes Obras de Frank Miller y la editorial argentina OvniPress reeditó el compilado hace unos años. Todos los números de Elektra Asesina se encuentran disponibles en Comixology.

Elektra preparada para cumplir su venganza contra La Mano.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

7 publicaciones.

Sobre Felipe Ignacio Pereira

Mi nombre es Felipe, soy ñoño por elección, escritor por pasión, realizador audiovisual por vocación. Me gustan los X-Men y Buffy. Hice mi primer fatality a los 7 años.