Inicio » Cine y televisión » Wakanda Forever – Lo más interesante de la fase 4

Wakanda Forever – Lo más interesante de la fase 4

Con un sorprendente y fuerte enfoque en la representatividad, Black Panther: Wakanda Forever se perfila como lo mejor del UCM.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Nicolás el 23/11/2022

Recientemente ha llegado a los cines la enigmática Black Panther: Wakanda Forever. Mucho se habló sobre el rumbo que tomaría ésta secuela tras el temprano y lamentable fallecimiento de Chadwick Boseman. Las únicas certezas durante un tiempo fueron que se respetaría la memoria del actor, una promesa de calidad con Ryan Coogler en la cabeza del proyecto y la ambición de poder expandir este universo incluyendo a culturas mesoamericanas a la ecuación. 

Finalmente el film logró sortear sus dificultades para estrenarse con creces y ser una de las mejores entregas de Marvel en lo que va del año. Cumpliendo increíblemente todo aquello que se propuso, y sorprendiendo a los fans pese al escepticismo y el reparo con el que veían la idea de una secuela. 

Identidad

Wakanda Forever parte siendo una rareza dentro de su compendio. Más allá de ser una secuela, hablamos de la trigésima parte de una saga. Llama la atención que logre salir un poco de la responsabilidad de atar cabos, plantear preguntas, unir tramas y hacer conexiones con cualquier otra entrega de su universo, y logre centrarse en sí misma. Resultando en una película con bastante identidad.

Adentrándose de lleno en su temática, logra calar profundo en el espectador, hablando de cómo el mundo ve a las personas afrodescendientes y latinas, y cómo éstas, históricamente, han tenido que luchar contra el estigma de, en algún momento, haber sido reconocidos como “otros”. Teniendo un gran peso emocional y reflexionando a la vez sobre el luto y la muerte en la cultura occidental.

A su vez, a diferencia quizás de todas las demás películas del UCM, existe algo cargado hacia lo interpretativo. Todo el reparto entrega actuaciones de peso que están a la altura de las situaciones planteadas, pero quienes cargan con la película sobre sus hombros son Letitia Wright, Tenoch Huerta y en particular Angela Bassett, interpretando a la reina Ramonda y teniendo algunas interacciones y diálogos que nunca pensé ver en el UCM.

Representatividad

Es inevitable que en algún momento del visionado llegue la reflexión de estar ante una grandilocuente película de acción de escenas brutales, un blockbuster de tomo y lomo perteneciente a una de las sagas más taquilleras de los últimos años… y que la historia que tenemos ante nuestros ojos ésta protagonizada por cuatro mujeres negras y un latino. Wakanda Forever creo que marca un precedente en de inclusión y representatividad en el mainstream. 

Su representación de las culturas puede llegar a ser simplista o reduccionista en ocasiones, pero como latino no puedo dejar de pensar que me hubiera encantado ver esto cuando niño. No puedo dejar de pensar en el público objetivo de ésta película, de cómo habla sobre el mundo y sus conflictos y de cómo por fín la ficción comienza a dejarnos de mostrar héroes blancos que salvan el mundo. 

Durante el argumento la presencia de Estado Unidos se deja de lado y eso no puede ser más que un acierto. Se menciona explícitamente que EEUU no representa una amenaza real para Wakanda o Talokan (tierra de Namor) porque ésta historia no necesita un mesías blanco. Necesita ser contada por quienes la conocen.

Ryan Coogler, director de la película, fué arrestado a principios de ésta año al intentar retirar dinero de su cuenta bancaria al ser confundido con un ladrón de bancos. Un policía decidió que un hombre negro en un banco representaba un peligro y procedio a arrestarlo. Hay muchos casos peores y recientes de brutalidad policial en Estados Unidos y el mundo. Pero ésto es un ejemplo de cómo el mundo se comporta y de cómo gente que tiene los medios para decir algo al respecto logra hacerlo.

Rareza

Wakanda Forever destaca por sobre sus antecesoras porque habla sobre el mundo. Es quizás lo que intentó ser “The Eternals”, formalmente comparten mucho, pero la secuela de Black Panther lo lleva un poco más allá.

Lo mejor de esta entrega del UCM es que no parece ser del UCM. Pareciera estar contenida en sí misma, contando su propia historia. Casándose con un tema y yendo a por él. Lo que le permite tener un arco mucho más sólido con su protagonista y una exploración de su villano mucho más interesante que cualquier otra en Marvel. Y hay que decir que Tenoch Huerta lo hace muy, muy bien.

Claramente no estamos ante una en millón, pero si ante una entre treinta. Y eso es bastante decir y un gran logro por parte de Ryan Coogler y su equipo. 

Sobre Nicolás

Aveces nerd, aveces no tanto. Indeciso. Comico, no comiquero, sorry not sorry. En camino a ser guionista o escritor, lo que resulte primero (ojalá ambas porfi).

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí