Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Sentient, la odisea espacial de la maternidad

Sentient, la odisea espacial de la maternidad

Jeff Lemire y Gabriel Walta nos invitan a viajar con Valarie, una nave espacial que se convierte en madre, en la obra Sentient

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por VladMIR el 04/05/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Bienvenidos a bordo del U.S.S. Montgomery. Cuando un ataque de un grupo de separatista mata a todos los adultos de una nave colonia en el espacio profundo, le toca a VALARIE, la inteligencia artificial de la nave, ayudar a los niños que sobrevivieron a la masacre. Mientras fuerzas desconocidas amenazan a lo que queda de la tripulación, ¿podrá convertirse VALARIE en algo más de lo que fue programada y salvar a los niños?

Sentient

En noviembre del 2018, comienza la publicación de la miniserie Sentient, con el guión de Jeff Lemire y los dibujos de Gabriel Walta, en la editorial TKO Studios. Una editorial de pequeño alcance solo podría contratar a dos grandes ganadores del Eisner, ofreciendo una sola cosa: libertad creativa.

Argumento

La U.S.S. Montgomery es una nave espacial de colonización, lleva una tripulación conformada por familias completas, que serán el refuerzo poblacional para el planeta colonia que ya está esperándolos.

Como siempre, hay un grupo extremista que considera que los planetas colonizados deben separarse de la Tierra y de todo lo que ha pervertido a la humanidad, comenzando un nuevo mundo, nuevas costumbres, nuevas leyes. La forma de lograrlo es asesinar a todos los adultos, secuestrar a los niños y lavarles la mente “para que crezcan libres”.

Pero el plan terrorista no sale como se esperaba y también mueren en el acto. Los niños quedan solos, ningún adulto vivo, en una nave espacial a la deriva en el espacio, sin posibilidades de comunicación con ningún otro planeta, satélite, base u nave cercana. Solo la inteligencia artificial llamada Valarie manteniendo las funciones básicas, sin ninguna orden o directriz a cumplir.

Tripulación adulta antes de la masacre

Esta es la historia de nuestra madre

Esta es la historia de nuestra madre

Esta es la primera frase de la historia, con una primera página del cadáver de una mujer flotando en el espacio. Para continuar presentándonos el argumento y los personajes de la historia.

Durante el desarrollo del primer capítulo, mientras se desenvuelve la masacre de la tripulación, entendemos que la madre a la que se refiere es Valarie. Entendemos que las consecuencias del acto terrorista implicarán que Valarie deba comenzar a actuar fuera de su programación, salir de sus protocolos, convertirse en la madre de los niños.

Valarie deberá tomar decisiones en base a sus conocimientos, cambiando su forma de expresarse, dando contención emocional a unos niños que han quedado desamparados en el espacio. Pero no será fácil, se aprecia la dificultad y el esfuerzo que implica tomar un papel para el cual no estaba programada.

Valarie: “¿Capitan? ¿Alguien?

HAL 9000 maternal

Para lo que han visto 2001 de Stanley Kubrick, es muy fácil hacer la comparación con la inteligencia artificial asesina, los diálogos iniciales, la forma de expresarse, la interacción con los humanos. La diferencia radica que mientras HAL tuvo un conflicto de programación que lo llevó a decidir asesinar a la tripulación, nuestra protagonista, Valarie, se queda sin protocolos de misión.

Esta es la historia de Valarie

La decisión de Valarie, radicalmente distinta a la de HAL, implicará cambios en la voz, en la interacción con los niños. Ya no rememoraremos a HAL, ahora tiene identidad propia, y cualquier atisbo con otras inteligencias artificiales de la literatura solo será un paralelo superficial.

Odisea espacial

Pero debemos recordar que estamos en el espacio, abordo de una nave espacial, por lo que debemos tener aventuras espaciales y unos enemigos que podrían destruir todo lo que han construido como familia.

Funeral de los adultos

Ante la presencia de estos enemigos, Valarie solo podrá actuar como una madre, defender a sus hijos con uñas y dientes (algoritmos y maquinaria), mientras los niños, dentro de sus posibilidades, intentarán defenderse y ayudar a su madre como puedan.

La batalla espacial no será apoteósica, pero sí frenética, por lo que la acción estará asegurada, en manos de unos niños que han aprendido a tomar decisiones de adultos.

Autores

Aprendiendo de Valarie

Jeff Lemire tiene nombre propio, lleva años en la creación de cómics, ganador del premio Eisner por su magnífica serie Black Hammer (se ha reseñado en las revistas de Comiqueros). Creador de Sweet Tooth (de pronto estreno en Netflix), Descender, entre otras obras. En definitva, ha demostrado con creces que es capaz de contar historias donde el lector puede empatizar con los personajes, vinculando la narración a ritmo acompasado y sin pausa.

Gabriel H. Walta, dibujante español, ganador de dos premios Eisner, con varios años en el ruedo, se hace mundialmente reconocido con la serie sobre el sintetizoide Vision, con guiones de Tom King. De un estilo marcado, su mayor fuerte es la expresión de rostros, los diseños de los personajes, el situarnos en la escena y desarrollar las secuencias de acción sin pausas.

Niños como una familia

Los vínculos del amor

Definir el amor maternal como un vínculo biológico de una mujer a sus hijos, es tan limitante y cercenante socialmente como limitar el amor romántico a una unión heterosexual.

Mejor dicho, no se es madre por parir. Ser madre es un trabajo de crianza, protección, contención emocional; es una decisión diaria, a la cual se deben enfrentar cada día las mujeres que deciden ser madres.

Valarie: “Niños, esto es lo que debemos hacer. Lo siento. Lo haremos juntos. Todos

Esta decisión es la que toma Valarie, esta decisión es la que vincula emocionalmente a los niños con la inteligencia artificial, comenzando a asociarla al concepto “madre”.

Aunque los niños están bien definidos en sus caracteres, siendo completamente identificados cada uno con su personalidad y aspecto, no es claro cuál de ellos es el narrador. Esto debido a que, en los momentos de necesidad, todos recurren a su madre en busca de ayuda.

Incluso nos encontraremos con las eternas discusiones de la relación madre-hijo, ese momento en que el niño se cree lo suficientemente maduro para realizar una tarea, pero la madre se niega a dar permiso.

Valarie: “¡Voy a ir y se acabó, Isaac!

Valarie les enseña a ser autosuficientes, a manejar la nave, a lidiar con sus emociones, a comprenderse los unos a los otros. Se encarga que cada uno de los niños saque a relucir su mejor lado y fortalecer sus habilidades. Así, este relato que comienza con sangre y muerte, se convierte en una oda a la formación de vínculos maternales.

Publicado en español por Panini, edición integral de tapa dura, se puede encontrar en las librerías especializadas. Una obra de dos ganadores Eisner, que no debe faltar en la biblioteca de cada hogar.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

35 publicaciones.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

X
No olvides leer nuestra última revista digital