Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Reseña: Spiderman. La Última Cacería de Kraven

Reseña: Spiderman. La Última Cacería de Kraven

Kraven el Cazador intenta atrapar a su presa más escurridiza, el Hombre Araña, y nos muestra que la línea que separa lo humano de lo animal es minúscula.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Marcos Moreno Cea el 03/06/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

La Última Cacería de Kraven (Kraven’s Last Hunt), es un arco argumental del cómic de Spiderman escrito por J. M. DeMatteis, quien trabajó en títulos de Capitán América, y dibujado por Mike Zeck, conocido por trabajar en la serie Secret Wars.

La historia publicada en 1987 se centra en uno de los villanos frecuentes de los cómics de Spiderman, el cazador Sergei Kravinoff, o como todos lo conocemos, Kraven el Cazador.

En este arco tenemos al Hombre Araña con su mítico traje negro y su alter ego Peter Parker más maduro, puesto que ha dado el gran salto y se encuentra casado con su enamorada Mary Jane. Peter, además, está pasando por un estado anímico complicado ya que a la conocida muerte del tío Ben se suma la muerte de otros seres cercanos, entre ellos la de su amigo Ned Leeds.

Pero esta historia no se centra en el Trepamuros, sino que en Kraven, uno de los fundadores de los Seis Siniestros y autor de un macabro plan en contra del amigable vecino Spidey.

Kraven el Cazador

Kraven se caracteriza por usar diferentes pociones en base a hierbas místicas que le dan sus principales habilidades, como son la superfuerza, gran velocidad y una resistencia superior a los humanos normales, lo que le permite actuar similar a las bestias que tanto le gusta cazar.

El uso de estas hierbas ha provocado que su proceso de envejecimiento sea más lento que el de los demás hombres, por lo que su estado físico no demuestra sus setenta años de edad. Pero a pesar de esto, Kraven comienza a sentir el paso de los años y antes de que la muerte llegue a golpear su puerta, se propone atrapar al único ser que no a podido dar caza, el superhéroe Spiderman.

Con lo anterior, Kraven intenta restaurar su honor y el de su familia, y sin quedar contento sólo con cazar al Hombre Araña, hace lo posible por demostrar que lo supera tanto física como mentalmente.

Esto da cuenta de las motivaciones de este particular antagonista, que se diferencia de las razones de otros villanos. Él no busca venganza, no quiere dinero ni poder, Sergei Kravinoff sólo quiere demostrar su superioridad frente a Spiderman.

Con esta premisa comienza su cruel plan, el cual involucra a Vermin, la Alimaña. Este personaje llamado Edward Whelan era un colaborador del Barón Zemo y Arnim Zola, que tras un experimento fallido cambia para siempre su apariencia e instintos, transformándose en una especie de rata humanoide y caníbal, y que, además, posee la habilidad de comunicarse con las ratas y dominarlas.

El animal interior

Durante toda la trama se expone la conexión que existe entre la bestia y humano, viéndose reflejado en Kraven, tanto en su actividad como cazador como a lo largo de sus trances hipnóticos. Esta relación entre es muy asertiva ya que los humanos somos animales y tenemos en nuestro interior este un instinto dormido y aunque intentamos ser seres civilizados, existen personas en las cuales este instinto se desata provocando que cometan acciones bestiales.

Aquí es donde tenemos a la Alimaña que conociendo su origen podemos entender sin dudas esta dualidad hombre-animal. Por otro lado está nuestro querido Spiderman, que la mayoría de las veces deja a un lado a Peter Parker y se deja llevar por su instinto arácnido. Y entre estos dos seres está el Cazador, dispuesto a utilizarlos como animales para su propio beneficio y demostrar su superioridad entre las bestias.

La Última Cacería de Kraven nos permite interiorizarnos en la psicología de los personajes, vemos su pasado, entendemos sus idealismos frente al mundo y la sociedad, y observamos un claro desarrollo de estos durante la trama.

Entendemos las motivaciones del Cazador y aunque sus intenciones son malévolas vemos cómo cumple con sus objetivos. También está Vermin, que a pesar de ser un villano resentido y rencoroso, a lo largo de su vida a sido abusado, utilizado y fue apartado de la sociedad por su condición, por lo que es muy difícil no sentir empatía por él.

Spiderman salva el día

Y aunque el gran título de este arco argumental trata sobre el villano, no se puede dejar de lado al Hombre Araña, nuestro personaje principal. En esta obra Spiderman evoluciona, ya no es el niño aventurero y burlón, ahora está casado y siente una gran preocupación por su esposa y su futuro con ella. Acá pasa por terribles pruebas y llega a sentir verdadero miedo por su vida, pero Peter es valiente y noble, y gracias a su fortaleza siempre podrá salvar el día.

La obra cuenta con ilustraciones de calidad, diseño de personajes perfecto y escenas que transmiten con claridad lo que los autores quieren que veamos. La trama tiene un excelente argumento, bien armado y con un impecable desarrollo de sus personajes. Para quien escribe, muy interesante de leer, sobre todo por la participación de Vermin, ya que hasta la lectura de esta historia no tenía conocimiento de su existencia y lo considero un personaje muy complejo e interesante.

La Última Cacería de Kraven (Kraven’s Last Hunt) y su cautivadora simbología y fascinante ideología nos muestra, gracias a Kraven el Cazador, que la línea que separa lo humano de lo animal es muy delgada. Interesante historia de Spiderman que todos los fanáticos del Trepamuros deberían leer.

Pueden comprar esta historia en diversos formatos, entre lo más fáciles de encontrar está el tomo del Coleccionable Marvel Salvat a precio de lanzamientos en quioscos de $8.000. En comiquerías o redes sociales pueden conseguirlo a $10.000 aprox.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

18 publicaciones.

Sobre Marcos Moreno Cea

Soy estudiante de Ingeniería Química. Tengo una familia compuesta de mi novia Nicole, un gato y dos perritas. Amo y respeto a los animales, admiro la naturaleza y la ciencia. Me gusta mucho todo lo que tiene que ver con los superhéroes y la ciencia ficción. En mis tiempos libres leo cómics y libros, y además trabajo en un proyecto literario que espero terminar algún día.