Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Reseña: Promare – Una alocada y acelerada película de Trigger

Reseña: Promare – Una alocada y acelerada película de Trigger

El estudio Trigger y el mismo director de Gurren Laggan y Kill la Kill nos trae Promare, uno de los últimos trabajos del estudio japonés.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Rogher el 09/12/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

El estudio de animación japones Trigger se ha caracterizado por entregar un estilo muy alocado y pelicular, el que convirtieron en un sello propio. Dicho estilo lo maneja especialmente bien uno de sus directores más conocidos, Hiroyuki Imaishi.

Hiroyuki Imaishi fue un animador del mítico estudio Gainax, donde colaboró en Neon Genesis Evangelion y en FLCL, hasta que en el 2007 dirigió su primer anime original: Tengen Toppa Gurren Laggan, el último gran anime de Gainax y la entrada para la primera obra de su actual estudio, Kill la Kill.

Ya en tiempos actuales, el estudio (con nuevos rostros) entregó varias obras que han sido memorables, como Little Witch Academia o la popular Darling in the FranXX, pero en esta ocasión abarcaremos uno de sus últimos proyectos, el cual fue llevado al cine: Promare.

¿Una película con referencias?

Promare es una película dirigida por el mismo Imaishi, estrenada el 2019 en Japón y que se encuentra disponible en Amazon Prime Video (por lo menos en Latinoamérica). Fue estrenada en cines de España en octubre de este año.

Con solo ver las primeras imágenes de esta película, y especial el diseño del protagonista, sabemos que Imaishi quería entregar la verdadera secuela espiritual de Tengen Toppa Gurren Laggan, y no solo porque Galo Tymos tiene una apariencia casi idéntica a Kamina.

Además de tener personajes con un diseño similar a otros trabajos del estudio, estos también comparten actores de voz. Una buena parte del elenco que está en Promare lo hemos visto en otros animes del estudio como Kill la Kill o del desaparecido Gainax, como FLCL.

Si eres fan de los animes mencionados, es muy probable que quieras ver esta película por todo lo que ofrece, ya sea en animación, diseño de personajes o momentos épicos, pero hay que enfocarnos en la sustancia, en la historia de Promare.

La amenaza de los Burnish

La trama de Promare consiste en un mundo acosado por una amenaza mutante llamada Burnish, los cuales tienen poderes pirománticos capaces de provocar incendios de estado crítico. Este grupo de “terroristas” son liderados por Lio Fotia, quien, en un principio, se nos da a entender como el antagonista de la película.

Para controlar a esta amenaza, en especial si provocan incendios, tenemos al Departamento de Bomberos de Rescate Ardiente, del cual Galo es parte. Se agradece que no esté presente el cliché de ser el mejor del equipo o el líder de toda la compañía y solo quede como un miembro común, pero que sea importante.

Al inicio se nos da a entender que la película se tratará sobre detener a los Burnish y proteger a la ciudad de esta amenaza, pero mientras avanza la historia se revelan cosas que cambian la trama por completo. También se nos revela quién en el verdadero antagonista y cuáles son sus objetivos.

La estructura narrativa de Promare no es algo novedoso del estudio, pues varios elementos ya los hemos visto en otros de los animes ya mencionados, pero no la afectan de manera negativa. De hecho, es capaz de sacarle una sonrisa, incluso divertir, al espectador. Desafortunadamente, este filme tiene un problema queafecta el ritmo por completo, y es que está muy comprimida.

Una trama desaprovechada

Por muy buena que sea la animación y que la película sea capaz de tener momentos memorables como en Gurren Laggan, la ejecución de la trama es lo más débil, pues se siente como si fuera un resumen de un anime. El ritmo es acelerado y nos bombardean de elementos relevantes, pero que no se toman su tiempo en desarrollar.

Esto ocurre con los personajes, pues hay un gran número y tienen identidad, pero la película no nos da el tiempo para conocerlos mejor y solo están en escena cuando son necesarios para el final. Lo peor es que hay una escena que quiere dar un trasfondo romántico a dos personajes, pero ocurre solo esa vez, no se vuelve a mostrar nunca más.

Lo más decepcionante es la escena final. La cinta acaba de una manera abrupta, con un desarrollo del universo de Promare bastante mediocre y ni siquiera en los créditos muestran escenas de lo que aconteció después. Es triste, porque los que hicieron esta película fueron los responsables de Gurren Laggan y Kill la Kill, y en esos dos animes se dieron el tiempo suficiente para explayar sus personajes y universos, entregando conclusiones bien cerradas.

Opinión personal

Promare es una película que traía consigo altas expectativas. Sus elementos son interesantes y se nota el potencial del estudio, pero el ritmo acelerado la afecta de manera muy brusca, convirtiéndola en una trama predecible y desaprovechada. Si hubiera sido un anime de 24 capítulos o incluso menos, pudo haber sido una mejor obra.

Trigger tiene el potencial para hacer buenas películas, lo hicieron con las películas de Little Witch Academia e incluso en los tiempos de Gainax, en donde Imaishi fue director de las dos películas recopilatorias de Gurren Laggan, pero en Promare no fue así. Es una lástima.

Personalmente, tengo sentimientos encontrados. El alma de Trigger y de la desaparecida Gainax está presente en varios momentos, pero la historia apresurada bajó mis expectativas. Si eres fan del estudio y de los animes que han sido mencionados, es muy probable que saques varias sonrisas por las referencias que hay, pero si lo que te importa en la trama y desarrollo de personajes, aquí no lo vas a encontrar.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

90 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.

X