Inicio » Cine y televisión » Reseña: Nausicaä del Valle del Viento

Reseña: Nausicaä del Valle del Viento

La película que estuvo antes de Ghibli, Nausicaä, es una declaración de principios en clave distópica y una buena historia de ciencia ficción ecológica.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Ktlean el 24/04/2020

Con la reciente llegada de varias películas de Studio Ghibli a Netflix, muchos hemos podido ponernos al día con ellas. No solo están disponibles las más conocidas, como La Princesa Mononoke, Mi vecino Totoro o El viaje de Chihiro. También hay varias que no cuentan con la misma popularidad, pero que sí tienen la calidad típica del estudio. Entre estas últimas, llama la atención Nausicaä del valle del tiempo, una historia de ciencia ficción clásica.

Estrenada en 1984, esta película ni siquiera pertenece a Ghibli, ya que fue dirigida por Miyazaki poco antes de que el estudio se formara. A pesar de esto se le considera dentro de las producciones del estudio y no cuesta entender el por qué.

En esta película es posible ver las temáticas y rasgos que lograrían darle fama y reconocimiento a Hayao Miyazaki. Pareciera que el director japonés nunca hubiera dudado acerca de qué historias quería contar y cómo.

Con una marcada estética distópica y un mensaje que podría catalogarse, sin dudar, de ecologista, Nausicaä del Valle del Viento sienta un precedente de todo lo que podemos ver en las siguientes películas de Studio Ghibli.

La historia

Mil años han pasado desde la guerra que asoló la tierra y la convirtió en un lugar peligroso. Dicha guerra recibe el nombre de Los Siete Días de Fuego y fue entonces cuando los Dioses de la Guerra quemaron todo por la ambición de los hombres. Desde entonces, los humanos han tenido que enfrentarse al Fukai, un bosque gigante que expele toxinas y donde habitan insectos gigantes.

Entre un valle cercano al Fukai por un lado y al mar por el otro, un pueblo prefiere usar el viento y el agua en vez del fuego y el metal. Allí ha crecido Nausicaä, una princesa que se interna constantemente en el peligroso bosque y que ha aprendido a conocer sus secretos.

Bastan pocos minutos de película para notar las cualidades de Nausicaä. Es hábil manejando el planeador, valiente, no duda en salvar la vida de alguien que corre peligro y, lo más importante, sabe cómo calmar a los Ohm,  grandes insectos acorazados del Fukai. Todo esto la hace ser querida y respetada por su pueblo a pesar de corta su edad.

Nausicaä tiene una vida ajetreada pero feliz, al menos hasta la llegada de Yupa, el explorador. El anciano recorre constantemente el mundo y por eso es el encargado de traer noticias de otros reinos a la gente del valle. Su llegada es el preludio de todos los problemas que están por venir.

La calma en el Valle del Viento no tarda mucho en acabarse. Una nave cae en el territorio y en su interior no solo vienen soldados, sino también una fuerza del pasado desenterrada y que hace peligrar su hogar. Todos los problemas parecen el escenario perfecto para que, al fin, se cumpla la profecía en la que la abuela de Nausicaä tanto confía.

Una mujer como protagonista

Hay muchos aspectos por los que las películas de Studio Ghibli destacan: la calidad de su animación y la originalidad de sus historias, por poner un ejemplo. Pero también está la cantidad nada despreciable de protagonistas femeninas que tienen sus historias, ya sean niñas o adolescentes, el estudio nunca ha temido poner a las mujeres en el rol principal.

Pero una cosa es ser protagonista de tu propia historia, y otra es serlo a la manera Ghibli.

Nausicaä es un buen ejemplo de lo que el estudio haría con sus futuras protagonistas, conocemos sus cualidades y las valoramos, tal como el resto de personajes lo hace. Pasa por situaciones difíciles, pero no solo después de estas se reconoce su valía, ella misma muestra confianza y sabe perfectamente qué es capaz de hacer.

Tampoco hay un interés romántico que la defina ni un enemigo que la menosprecie solo por ser mujer.

En resumen, Nausicaä es una protagonista que cumple su rol sin problemas, no importa que sea una película de los ochenta, Ghibli, sin siquiera ser Ghibli aún, mostraba que no tenía miedo de poner a una mujer en el rol del Elegido. Con los años pulirían aún más esto, dándonos personajes tan geniales como Kiki, Chihiro o Mononoke. Pero ya desde Nausicaä dejan asentado uno de los rasgos que más reconocimiento les ha valido.

El mensaje ecológico

Hayao Miyazaki era un niño durante la Segunda Guerra Mundial y comenzó sus trabajos durante la Guerra Fría. Ha vivido siempre en un mundo inestable y beligerante. Un mundo donde los avances tecnológicos se usan para dañar a los otros o al medio ambiente.

Su opinión respecto a estos temas está presente en sus películas más reconocidas, pero tal como sucede con la importancia que da a las protagonistas femeninas, el mensaje ecologista también aparece en Nausicaä del Valle del Viento.

En este caso, basta la introducción para que nos quede muy claro que todo sucedió por culpa de la sociedad industrial. Y durante el resto de la película, esta perspectiva no hará más que potenciarse. Miyazaki usará el contraste entre el Valle del Viento y los otros dos reinos que aparecen, que tienen naves y máquinas. También hará que su heroína sea capaz de hacer lo que nadie se plantea siquiera: entender a los insectos del Fukai, descubrir sus fortalezas y debilidades no para destruirlos, sino para ayudarlos.

Pero sobre todo nos muestra que por mucho que la naturaleza, por mucho que se le hiera, tiene sus propios mecanismos de defensa. El Fukai representa aquí todo lo que la fauna y la flora puede hacer para no extinguirse. No solo los humanos tienen instintos de supervivencia ni armas para defenderse.

El estilo Ghibli

Mientras uno ve Nausicaä del Valle del Tiempo se pregunta cómo sería de haber sido hecha hace cinco o diez años. Seguramente Ghibli habría sacado el mayor partido a los avances en animación, sin por ello abandonar su estilo y forma de trabajo. Da curiosidad, sí, pero no se puede desconocer la belleza con la que está hecha la película.

Hay escenas donde la imagen pareciera tener textura: arena, niebla, las esporas flotantes del Fukai. También destaca el diseño de las naves o insectos. Pero sobre todo, la estética está siempre al servicio de la historia, tal como en cada obra de Studio Ghibli.

Opinión personal

Sin ser de mis películas favoritas del estudio, creo que Nausicaä del Valle del Viento viene a sumarse a las grandes obras de Ciencia Ficción que nos han regalado los japoneses. Una historia que no suele nombrarse cuando hablamos de distopía o realidad post-apocalíptica, pero debería.

Es grato ver que la habilidad e intereses de Hayao Miyazaki y el Studio Ghibli estuvieron presentes incluso desde antes del inicio. Demuestra que no es suerte su éxito, sino diligencia para seguir sus principios y hacer las cosas a su forma, dándonos por ello películas que ya son clásicos de la historia del cine.

Nausicaä del Valle del Viento está disponible en Netflix.

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí