Inicio » Noticias » Cine y televisión » Unbreakable Kimmy Schmidt: Rompiendo los límites del humor

Unbreakable Kimmy Schmidt: Rompiendo los límites del humor

La exitosa serie de Tina Fey, Unbreakable Kimmy Schmidt, nos muestra con su polémico y refrescante humor una realidad absurda y llena de color

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Ricky el 06/05/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Revisaremos una de las series más controvertidas y polémicas del último tiempo. Considerada por algunos como la primera gran sitcom de la era del streaming y por otros como un desastre audiovisual que jamás debió ver la luz. 

De qué trata

A la corta edad de 14 años Kimmy Schmidt (Ellie Kemper) tuvo la traumática experiencia de ser secuestrada por un degenerado y extremista fanático religioso, quien la encerró junto otras tres mujeres en un búnker, convenciéndolas que el mundo se había acabado y cometiendo con ellas toda clase de abusos tanto físicos como emocionales.

Años más tarde y ya como una adulta Kimmy junto a sus compañeras (apodadas por la prensa como las mujeres topo) son rescatadas por un equipo especializado. Ya en libertad, nuestra protagonista decide dejar Indiana, su pueblo natal, para mudarse a Nueva York, dejando atrás un pasado de traumas y afrontar la vida en la gran manzana. 

Lejos de su oscura y perturbadora premisa, Unbreakable Kimmy Schmidt está bastante lejos de considerarse un thriller, drama o terror. Por el contrario, y por extraño que parezca, es una de las comedias de situación más coloridas, absurdas e incluso a ratos extremadamente infantil que ofrece el catalogo de Netflix. 

Presentándonos a una de las protagonistas más carismáticas y entrañables, la cual conocerá a su compañero de cuarto, Titus Andromedon (Titus Burges), una fracasada estrella de Broadway. Juntos buscarán encontrar su lugar en el mundo en una ciudad que avanza cada vez más rápido.

Producción 

La serie tuvo su estreno en 2015, y luego de cuatro temporadas, tuvo su final a mediados de 2019. Además, para el 2020 tuvo un capítulo especial en un formato interactivo. La creación, producción y escritura estuvo a cargo de los comediantes Robert Carlock (30 Rock) y Tina Fey (Chicas pesadas, 30 Rock, Saturday Night Live). Esta última es considerada como madre del stand up feminista, la cual se caracteriza por su humor político, directo y controversial. 

Desde su estreno, la serie ha recibido aclamación por parte de los críticos, siendo nominada y ganadora de varios premios, como doce nominaciones al Emmy, People´s Choice awars, y premios del sindicato de actores y escritores.

Bajo su propia responsabilidad

La serie se ríe de todos y de todo, dejando en claro que no le teme a romper los límites del humor y el ser políticamente incorrecta. Campañas como #metoo, o la representación de los pueblos nativos americanos junto con la propia historia de vida de la protagonista son parte de los chistes mas polémicos que ha tenido esta sitcom.

El show contiene un sentido del humor basándose en la ironía, el sarcasmo y el humor negro, la cual debe verse con la consideración de que sobretodo es crítica, misma que puede ser mal interpretada si no se entiende el punto de vista de sus creadores. La serie no busca burlarse de minorías ni mucho menos de las víctimas de secuestro, pero toma esos puntos como partida de varios de sus chistes.

Tina Fey apunta sus darlos y burlas hacia los votantes de Donald Trump, los grupos incel, el machismo religioso, el patriarcado en general, pero también las contradicciones propias del ser humano, mostrándonos a los personajes principales en un constante aprendizaje.

Opinión

Unbreakable Kimmy Schmidt es una serie que a simple vista no parece la gran cosa. En lo personal, el algoritmo de Netflix me la recomendó varias veces sin llamar mi atención, sin embargo una vez que la comencé a ver, no pude parar de reír. Pese a lo negativa de su premisa, la esencia de este show radica en la inocencia de sus personajes. De hecho, no pude evitar recordar a la dinámica entre Bob Esponja y Patricio al ver la química entre Titus y Kimmy.

Me llama la atención en cómo la serie no pretende tomarse en serio y al mismo tiempo toca temas delicados, sensibles, y también polémicos; sin embrago, logra hacer que te encariñes con los personajes al punto de desearles éxitos en cada uno de los proyectos que capítulo a capítulo los van desafiando a sacar lo mejor de su potencial.

Kimmy Schmidt es una serie para adultos pero me atrevería a recomendarla a toda la familia, ya que ofrece una perspectiva diferente sobre varios temas que abundan en la contingencia.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

17 publicaciones.

Sobre Ricky