Inicio » Noticias » Cine y televisión » Recomendación: Barry

Recomendación: Barry

La violenta y cómica historia de Barry, un sicario que quiere volcar su vida en la actuación. La imperdible serie de Bill Hader y Alec Berg.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Nicolás el 20/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Así como Jason Sudeikis, luego de su larga estancia por Saturday Night Live y su extensa carrera en comedia, hoy triunfa con Ted Lasso, Bill Hader también pasa del mítico late estadounidense a protagonizar, escribir y producir su exitosa serie, Barry.

Con una inminente tercera temporada en camino, luego de una pausa en la producción tras la pandemia, y once nominaciones a los premios Emmy el 2019, Barry se convierte en un indispensable dentro de la lujosa librería de HBO Max. La  historia de un ex-marine, ahora asesino a sueldo, que ve en el teatro la oportunidad de dejar su intensa y violenta vida atrás, no decepcionará a nadie.

Una Gran Alianza

El mérito no solo queda en manos de Bill Hader, quien es conocido por sus años en SNL y  también por su larga carrera en películas como It: Capítulo 2, The Skeleton Twins, Supercool (con uno de sus papeles más icónicos), Intensamente, Angry Birds y en Lluvia de Hamburguesas, o haber demostrado ser un prolífico escritor, guionizando algunos capítulos de South Park y sketches en SNL. Hader, en este caso, trabaja a la par de un experimentado productor y escritor de series de comedia, Alec Berg (cocreador de Sillicon Valley).

La dupla de Hader y Berg explota el potencial más cómico de la serie. Con una fuerte carga al trabajo de escritura (y reescritura, en algunos casos incluso ya instalados en el set a punto de grabar), el equipo entrega grandes e intensos momentos, protagonizados por hilarantes personajes, con un manejo de la tensión dramática impecable. En donde no podría estar mejor usado el término “Comic Reliefo alivio cómico.

Hader y Berg en el «Behind the Scenes» de la segunda temporada.

El equipo de guionistas, que contempla también a otros talentos como Emily Heller (comediante de stand-up y guionista) o Duffy Boudreau (guionista de Big Mouth), no sólo descansa en la comedia. En general saben construir momentos climáticos e importantes. Cada diálogo se encuentra al filo de la mentira, al borde de una revelación, cada palabra o acción repercute de gran manera en los personajes. Y es que en Barry nada es gratuito.

La ironía y contradicción de estar ante un “drama narco” estilo Breaking Bad, con aspectos policiales que recuerdan a Dexter, y que juega con la empatía que tenemos por el personaje principal, Barry, un asesino a sueldo que por más que lo intenta no puede escapar de su vida criminal, mientras intenta convertirse en actor… Es un gran acierto de trama en drama y comedia.

Gran Team

Lo acertado no solo se queda en la sala de escritores, el reparto de la serie es brutal. Personajes secundarios que dan vida al absurdo/violento/complejo mundo de Barry. Destacando a Anthony Carrigan en su papel de NoHo Hank, un inestable pero delicado asesino de la mafia rusa. Entregando un rango de actuación que va desde ser una significativa amenaza a una ternura sin igual.

Henry Winkler, interpretando a Gene Cousineau, brilla como el profesor de actuación de Barry. Es un fracasado y a veces patético actor, pero muy, muy respetado por sus estudiantes que ven en él un héroe. Entre ellos, Sarah Goldberg encarnando a Sally, casi la única protagonista dentro de la serie que tiene una cotidianidad alejada de la delincuencia, con problemas de la vida real, dándolo todo por salir adelante, convirtiéndose en nuestro vínculo que se mantiene fuera de todo el espiral de violencia que rodea a sus cercanos… por ahora.

El Espectáculo

Como buena comedia negra, en Barry se hace presente tanto la violencia como la sátira para hablar de un medio tan superficial como puede ser el mundo del espectáculo hollywoodense. Con actores fracasados, negligentes representantes, egos entrecruzados y gente que realmente lo intenta pero que pocas posibilidades tendrá en el rubro.

No es casualidad que Barry se haya encontrado con una clase de teatro en donde ve descanso de su otra vida. Atraído por la metamorfosis, el ser otra persona, el cambiar de rol y por las máscaras, Barry se adentra en un viaje donde, irónicamente, podrá ser el mismo arriba del escenario

Más allá de la impecable actuación de Bill Hader, Barry no actúa en el escenario. Actúa fuera de él, en el mundo real, donde tiene que aparentar para sobrevivir, donde tiene que hacer lo imposible para no ser descubierto. El escenario funciona como una catarsis en donde podrá contar su verdad. Pero a la vez también como una condena por el constante deseo de cambiar y ser otro.  Y es la ironía y el humor lo que alivian este trágico viaje, el tratamiento y la dirección del relato en Barry son cruciales.

Imperdible

Con una duración de 8 capítulos por temporada de aproximadamente 30 minutos cada uno, la serie logra compactar a la perfección un discurso, un relato y un formato muy particular que la vuelve imperdible e inolvidable. Entregándonos lo justo y nunca de más de lo que tiene para ofrecernos, a la vez que nos deja sin excusas para, por lo menos, darle una oportunidad.

Barry es una serie que merece la atención del medio. Con una calidad notable, producto del arduo trabajo de sus creadores. Que reflexiona desde la comedia, poniendo en jaque las ideas del bien y el mal. Y que sin duda tendrá su espacio dentro de los grandes títulos de televisión… o al menos se convertirá en una “serie de culto”.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

14 publicaciones.

Sobre Nicolás

Aveces nerd, aveces no tanto. Indeciso. Comico, no comiquero, sorry not sorry. En camino a ser guionista o escritor, lo que resulte primero (ojalá ambas porfi).