Inicio » Noticias » Cine y televisión » Uncut Gems: La resurrección de Adam Sandler

Uncut Gems: La resurrección de Adam Sandler

Con la llegada a Netflix de la película más comentada de Adam Sandler, Uncut Gems logra masificarse y hacer entender el por qué tanto revuelo.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 20/02/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Adam Sandler se construyó su propia fama. De ser un prometedor actor de comedia, que brillaba en Billy Madison o Un Papá Genial, a ser el sinónimo de humor físico y chistes de peos en Son Como Niños. Pero esa película recaudó más de 270 millones de dólares, con un presupuesto de 80, y sabemos que en Hollywood la plata hace que las cámaras enciendan los botones de Rec.

Toda sus películas son éxito en taquilla, no es de extrañar que saliera Son Como Niños 2, Los Declaro Marido y Larry o Jack And Jill. Fue tanta su comodidad que se nos olvidó que era buen actor, el clímax de Click o su papel en Spanglish.

Pero en los últimos años Sandler ha sorprendido, primero con The Meyerowitz Stories y luego con Uncut Gems. Esta última es la película que le dio premios y lo apuntó como posible ganador del Oscar. ¿Es lo mejor de Sandler? Sin duda.

La compañía de cine independiente A24 es la responsable de grandes películas de los últimos años como Lady Birds, Hereditary, La Habitación o la ganadora del Oscar Moonlight. Sus producciones tienden a tener ciertos niveles de calidad y apuestan más por triunfar en festivales que en el cine de tu barrio. En el marco del festival de Telluride se estrenó Uncut Gems.

Dirigida por los hermanos Safdie, la película se sumerge en el mundo de los joyeros de Nueva York. Ahí conocemos a Howard Ratner (Adam Sandler) quién tiene que pagar una deuda y hará todo lo posible para hacerlo. Desde el momento en que la película empieza se transforma en un show vertiginoso con un gran acto final. No hay descanso, no hay minuto para ir al baño, no hay tiempo para ver el teléfono, no hay tiempo para parar. Es intensa, no es apta para cardíacos.

La película funciona con una narrativa de in crescendo, como si se fuera cargando una barrita de suspenso que al llenarse explotara en toda nuestra cara con un clímax estremecedor. Desde que el personaje de Sandler habla por primera vez, pareciera que no se calla nunca. Su vida es histérica: tratos con la mafia, problemas con la pareja y relaciones extramatrimoniales. El resto de los personajes también son acelerados y aportan al desorden.

Sorprende los cameos y las apariciones de figuras de Estados Unidos, el medallista olímpico Kevin Garnett es uno de los personajes más importantes. Haciendo de él mismo, el basquetbolista crea una relación de negocios con Ratner que lo puede salvar de los matones que van a cobrar su dinero. Aunque es más anecdótica la aparición de The Weeknd. El cantante pop se desenmarca de sus letras sufrida de amor y aparece consumiendo cocaína en una divertida escena.

La película recurre mucho a los planos cerrados, esto ayuda a crear un ambiente claustrofóbico que cae como anillo al dedo para colaborar con la narrativa ininterrumpida. Finalmente, las tomas cercanas solo hacen que el espectador se sienta más desesperado, ya que te están contando una historia asfixiante y no te abren ninguna ventana visual para respirar.

Por ejemplo, la tienda de Howard Ratner es muy pequeña y siempre esta llena de personas, mucha gente para un lugar tan reducido, que, además, esta lleno de joyas. Casi no hay espacios libres.

Las malas decisiones y los problemas del protagonista hacen que la película se mantenga en un estado de tensión que termina por explotar en la ultima media hora. Media hora en que se vuelve imposible sentarse y no transpirar, manejada de manera sublime por los directores y actuada de manera fantástica. Cuando la película parece que va a dar un respiro pega un giro y vuelve a tensionar. Hace mucho que no veía una película que me hiciera pasarla tan mal, pero al mismo tiempo disfrutarla tanto.

Adam Sandler es un gran actor y lo ha demostrado en varias ocasiones. Su discurso al recibir el premio a mejor actor en los Spirit Awards hace ilusionarnos a ver a más a Sandler en películas como Uncunt Gems antes que ver Son Como Niños 3. Ojalá, Adam no nos prive más de Sandler.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter