Inicio » Noticias » Cine y televisión » Masters of the Universe: Revelation, una controvertida revelación

Masters of the Universe: Revelation, una controvertida revelación

Comentamos la polémica tras el estreno de la serie animada Masters of the Universe: Revelation, protagonizada por Teela (no por He-Man).

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Orin el 26/08/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando...

Con tan solo cinco episodios estrenados, la nueva serie animada de He-Man, Masters of the Universe: Revelation (2021), ha generado una controversia de aquellas –de esas que hacen “arder” las redes sociales–. ¿La razón? Simple: el protagonista no es el llamado Campeón de Eternia sino su aguerrida compañera de múltiples batallas, Teela.

Estrenada hace aproximadamente un mes en la plataforma de streaming Netflix, Masters of the Universe: Revelation generó expectativas muy altas desde su anuncio por varias razones. Una de ellas tenía que ver con que el argumento estuvo a cargo del guionista y director Kevin Smith, reconocido fanático de cómics y de la cultura pop vintage. Para muchos, la sola presencia de Smith en el proyecto aseguraba a priori calidad y respeto por las bases de la serie clásica producida por Filmation (1983-1985).

Pero la razón más obvia era la tremenda expectación que suponía para las y los viejos nostálgicos de la serie ochentera, ver nuevas aventuras de uno de sus héroes favoritos de la infancia: He-Man. Sin embargo, al parecer, a esos treintones y cuarentones nostálgicos se les olvidó que estamos viviendo el siglo XXI, que estamos comenzando la década que precisamente está despidiendo a los monolíticos valores del siglo XX, y que es una época que lucha día a día por crear los propios.

Es el turno de ellas…

La intención de este artículo no es reseñar la serie, sobre todo porque enfrentarse al primer capítulo desprovisto de cualquier información es realmente una “revelación” deliciosa de experimentar. No obstante, ya revelamos el principal giro argumental: la protagonista es Teela. Es más, podríamos decir Teela y Evil-Lyn.

Esta decisión de Kevin Smith provocó el disgusto de muchos espectadores –masculinos–, quienes han argumentado “sentirse engañados” por el director, y han juzgado a la serie como una “verdadera decepción”, pues el protagonista debía ser He-Man. –Aun cuando el cambio se podía inferir desde el título: la serie clásica se llama He-Man and the Masters of the Universe y esta se titula sólo Masters of the Universe–.

Más allá de la camuflada misoginia que evidencian algunas de estas opiniones, lo realmente llamativo de la postura detractora es la nula capacidad que muestran para distinguir y apreciar las novedades y la riqueza argumental que esta contemporánea revisión del clásico dibujo animado despliega. En una palabra: con una nueva protagonista, el universo de Masters of the Universe se amplía e incluso se complejiza.

Un ejemplo de los pobres «decepcionados»

Y es que sí, ahora se trata de “el viaje de la heroína”, donde Teela vivirá aventuras que serán un pretexto para conocerse y descubrir su lugar en una Eternia desprovista de magia y de su honorable campeón. –Algo que, sea dicho de paso, He-Man no experimentaba en la serie ochentera, pues nunca se trató de un protagonista en desarrollo sino de un héroe “salvador del día”, a diferencia de la excelente y olvidada serie He-Man and the Masters of the Universe 200X (2002)–.

Pero no solo Teela crece. El desplome de Eternia que provoca la desaparición de Adam y Skeletor, a su vez causa que surja un nuevo orden mundial, regido ya no por la magia sino por la tecnología. En este escenario, veremos la obsolescencia de los seres mágicos y, en contraparte, el alzamiento de los androides y seres con implantes cibernéticos.

¿Todavía te quedaban historias por contar, mi estimado He-Man?

Por ende, la disputa central ya no estará enfocada en la obtención del poder absoluto, ni en la anticuada lucha entre defensores y usurpadores, sino que se encauza hacia el conflicto entre los que dependen de la magia para su supervivencia y los que erigen a la tecnología como el nuevo credo. Un contexto inusitado en el que Tri-Klops, otrora un villano del montón, adquiere un rol fascinante.

Démonos la oportunidad de contar nuevas historias…

Es cierto, esta nueva revisión de la mitología de Los Amos del Universo trastoca aquella maravillosa ingenuidad con la que –algunos– crecimos y nos formamos –recuerden que tanto He-Man como She-Ra nos daban una moraleja al final de cada episodio, con la que más de alguna y alguno comenzó a edificar sus valores–. Pero eso no hace otra cosa que demostrar que nuestros viejos y queridos “monos animados” pueden aún acompañarnos y no perecer estancados en otro tiempo.

Los más puristas se quejarán porque “en el episodio XXX emitido en 1984, se afirmó algo que ahora Kevin Smith está contradiciendo y blablablá”, pero ¿es eso realmente lo que queremos, que las historias se mantengan estáticas? Si el protagonismo de Teela provocó que todo sea cuestionado y que se cuenten nuevas historias para nuestros entrañables personajes –como la emotiva nueva realidad de Man-at-Arms y Orko–, entonces es algo que debemos valorar y apreciar.

Sea como sea, ¡tan sólo se han emitido apenas cinco capítulos! Es decir, aún está todo por contar y esperamos que Masters of the Universe: Revelation se extienda por varias temporadas y que nos siga sorprendiendo. Y bueno, si tú, ñoño retrógrado y purista, te quieres perder al genial Mark Hamill interpretando magistralmente a Skeletor, allá tú…

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

31 publicaciones.

Sobre Orin

Licenciado y magíster en Teoría e Historia del Arte por la Universidad de Chile. Amante del arte, la literatura, de la escritura ensayística y de investigación, del cómic, los videojuegos y la cultura pop en general. Panelista del podcast Modo Versus, programa de conversación sobre cultura pop al ritmo de los clásicos videojuegos de peleas.