Inicio » Cine y televisión » Cool World: Ácido Animado

Cool World: Ácido Animado

Denominado por algunos como ¿Quién engañó a Roger Rabbit? en drogas, hoy hablaremos de Cool World. Una película interesante pero que fracasó rotundamente.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Diego Sandoval el 30/07/2020

A nivel occidental existe un sesgo de que la animación se dirige exclusivamente al público infantil, sobretodo a las películas que se estrenan en el cine. Algunos filmes de ese medio que buscaban llegar a adultos no tuvieron tanta repercusión en las salas, pero sí en formatos domésticos de la época, donde tenían más valoración y ganaban el estatus de obras de Culto. 

Si bien, no todas estas películas fueron obras maestras perfectas, muchos aficionados ven que estas no tuvieron el reconocimiento que necesitaban por culpa de la estigmatización. Ese es el caso de Cool World, el denominado el ¿Quién engañó a Roger Rabbits? en drogas. 

 

Cool World, dirigida por Ralph Bakshi (director de la adaptación animada de Fritz The Cat, un clásico de culto) y actuada por Gabriel Byrne, Brad Pitt, y Kim Bassinger fue una película que fue conceptualizada originalmente como una cinta de terror que mezclaba animación e imagen real, pero Bakshi, al tener varios problemas con la productora y el guión, la cambió radicalmente, alejándose mucho de su idea inicial. Finalmente el resultado fue un fracaso en crítica y taquilla, y provocó este fuera el último trabajo de Bakshi como director.

¿Es mala Cool Wold? pues empecemos el viaje.   

Iniciando un buen… o un mal trip

Cool World empieza en 1945 con Frank Harris (Brad Pitt), un veterano de la segunda guerra mundial que regresa a ver a su mamá para invitarla a salir a andar en moto. Desafortunadamente en el camino fueron chocados por un auto, resultando como único sobreviviente Frank. Entremedio, Frank, sorpresivamente, es transportado al Cool World, gracias a un científico que se lo llevó con un experimento.

Luego avanzamos hasta 1992 en donde vemos un preso llamado Jack Deebs (Gabriel Byrne), un dibujante que quedó en la cárcel por matar al amante de su esposa, y que es famoso por haber creado un cómic llamado Cool World. Dicho Cómic lo hizo basado en las alucinaciones que tenía con ese otro mundo.

Él estaba dibujando en su celda a una exuberante mujer, cuando de repente siente que su dibujo está hablando. Sorpresivamente ella sale del papel y lo transporta momentáneamente al Cool World para seducirlo por un rato, luego de eso vemos a Jack regresando al mundo real. 

Después vemos que en Cool World Frank trabaja como detective y anda investigando a Holli Would (Kim Bassinger), que es la mujer que atraía a Jack a su mundo. Resulta que Holli busca tener relaciones con Jack para poder, de algún modo, viajar al mundo real. 

En este mundo está prohibido el sexo entre humanos y caricaturas, ya que ese acto íntimo puede crear repercusiones o destrucción en ese lugar, por lo cual Frank debe mantener el orden para evitar el caos. 

Todo lo nombrado es una locura, y esa la la base de esta película. Cool World es llevar lo demente que eran los dibujos animados de los 50, estilo Looney Toons e incrementar dicha demencia al límite. 

Las actuaciones de Brad Pitt, Gabriel Byrne, y Kim Basinger están decentes, así como sus personajes que generan interés pero ¿que es lo hace que la película sea tachada de mala?

Lo que sucede con Cool World es que el guión es inconsistente con las reglas de su mundo y su contexto. No se trata de buscar lógica en una película alocada y absurda, osea, uno como público entiende todo lo raro que sucede en el Cool World, el problema es su conexión con el mundo real presentado en la película. 

Las reglas sobre cómo humanos o caricaturas viajan entre los dos mundos no están bien construidas, y eso es una falencia. Incluso, a conveniencia de la trama, estas reglas cambian porque sí esas normas y crea otras a destajo. Por ejemplo: nunca se explica cómo Holli transporta por momentos a Jack.  

Si Frank es el único humano en Cool World, entonces ¿cómo es que hay leyes que prohíben el sexo entre humanos y dibujos? ¿Hubieron otros humanos que viajaron al Cool World antes? 

Estos errores antes nombrados hace que haya muchas lagunas de guión en la cinta, situaciones que pasan por pasar y conveniencias argumentales metidas con calzador. Estas incidencias en el primer acto son tolerables, pero en el segundo, y sobretodo el tercer acto dañan mucho a la obra.

Las actuaciones cumplen, aunque si bien tenemos un buen elenco de actores, la falta de coordinación de la dirección hace que a ellos les cueste interactuar con los elementos animados.

Lo cool de su mundo

La dirección de arte de la obra es fascinante, así como la calidad de animación. Cool World se convierte en un lugar que genera mucha curiosidad y ganas de explorar, es una fusión interesante entre el estilo de Giger y el Cartoon. La película es una explosión muy eufórica de locura que es fascinante de ver en el plano visual, pero hay inconvenientes a la hora de juntar esto con los actores de carne y hueso.

En las escenas que vemos solo a las caricaturas no hay drama, pero cuando vemos interacción con los humanos, la calidad de escenografía se pierde y los elementos del escenario se convierten en cartón. Será por un tema de no perder el feeling caricaturesco, pero hace que no se noté una correlación entre el Live-Action y lo animado y se elimine la suspensión de la credibilidad.

Esto es palpable en la primera escena en el club de Holli y cuando Frank anda en su auto. Incluso hay partes en donde no se disimula la pantalla azul.      

La música del club 

La banda sonora es un gran acierto, su compositor Mark Isham sorprende con melodías de corte misterioso, psicodélico, melancólico y erótico. También se emplean temas licenciados de músicos como Ministry, Moby, Electronic, Thompson Twins, y hasta del gran David Bowie.  

Concluyendo el viaje 

Frente al tema de la trama y la falta de cohesión entre la realización de la parte Live-Action y animada, se siente que esta crítica iba directo a destrozar a esta película, aunque la verdad… no es nefasta como otras críticas la hacen ver. Esto no establece que Cool World es un buen filme, pero sí tiene cosas interesantes. 

Es una pena, ya que la obra tenía mucho potencial que se desperdició por todos los problemas que tuvo Bashi, al punto que él no quedó para nada conforme con la cinta. Aun así, la verdad es que la película  se sigue con interés hasta el final a pesar de todos los errores cometidos. 

Tendrá un montón de fallos, pero aún así es una película recomendable porque es interesante de experimentar lo que ofrece su puesta en escena, su visualidad, sus personajes, su música. Es mala, pero no es tanto para sacarse los pelos de la cabeza. 

Sobre Diego Sandoval

Conocido también como Dr. Cayman en la web. Soy un amante del arte en todas sus corrientes y por sobretodo del videojuego. Actualmente me dedico al arte digital y al diseño de videojuegos. Puede que en una vida pasada pude haber sido un doctor de la plaga o un loco de remate.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí