Inicio » Cine y televisión » Rarezas de culto: Masters of the universe (1987)

Rarezas de culto: Masters of the universe (1987)

La adaptación de He-Man and the Masters of the Universe de 1983, además de ser fantástica, rindió disimuladamente homenaje a uno de los grandes del cómic!

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Jorge el 20/04/2020

Mientras Netflix prepara una nueva versión de la clásica serie animada: He – Man and the Masters of the Universe; es menester recordar la adaptación de acción real para la gran pantalla. Vapuleada e incomprendida, la película se ganó el estatus de culto y el cariño de los comiqueros que identificaron en el film la influencia del Rey de los Cómics.

La mayoría sabemos de qué va la historia: en el distante planeta Eternia la fuerzas del bien y el mal disputan el poder, representadas respectivamente por He-Man; un guerrero superhumano, portador de la Espada del Poder; y Skeletor, un hechicero que ansía dominar los misterios del Castillo Grayskull para así convertirse en el Amo del Universo

La película comienza con la inesperada victoria de Skeletor, y la ocupación del Castillo Grayskull, con la ayuda de una Llave Cósmica, un aparato capaz de transportar a su usuario a cualquier lugar que desee. He-Man y sus aliados son superados, pero logran escapar a través de un portal generado por un prototipo de la Llave y su inventor. 

Los guerreros son conducidos a nuestro mundo, poniendo en peligro la Tierra ya que Skeletor envía a sus agentes para recuperar el prototipo, que ha sido encontrado por una pareja adolescente. 

Lamentablemente, Masters of the Universe no fue bien recibida por la crítica, aludiendo al hecho de que la producción arrastra demasiadas similitudes con obras tales como la saga Star Wars y las películas de Conan, sin encontrarse a la altura de ninguna de estas. 

Si bien la comparación es, a lo más, aceptable; es injusto, e incluso un poco obtuso, pasar por alto los logros y aciertos que finalmente contribuyen al buen envejecimiento de una obra. 

Sin dudas, lo más atractivo de la producción son los aspectos visuales, los diseños de Eternia: los vestuarios, decorados, escenarios y tecnología, acercan a nuestra cabeza el propósito del director, quién abiertamente declaró que su intención era lograr que la película fuese más como un cómic. A motion picture comic booken palabras del mismo realizador. 

Estos aspectos no pasaron desapercibidos para el ojo avisor de John Byrne, escritor y dibujante, responsable de clásicos del noveno arte como El Hombre de Acero, la Saga del Fénix Oscuro, Días del Futuro Pasado, entre otros; quién reconoció en la producción elementos del Cuarto Mundo de Jack Kirby.

Y no sin motivo; Skeletor bien puede ser interpretado como un símil de Darkseid, así mismo la Hechicera del Castillo Grayskull cumple las funciones de Highfather; la Llave Cósmica vendría a ser el equivalente de los Tubos Boom, e incluso existe una escena en la que He-Man monta una especie de transporte que recuerda mucho al Astro Arnés de Orión.

Todos estos elementos justifican la opinión de Byrne, que con alegría señaló que Masters of the Universe es una buena adaptación de Los Nuevos Dioses, solo para más tarde ser corroborado por el mismísimo director a través de una carta publicada en uno de los números de Next Men.

En dicho testimonio se admite que la intención era homenajear el trabajo de Jack Kirby, e incluso se pretendía originalmente contratar al artista y acreditarlo como artista conceptual, lo que no pudo ser debido a que el estudio consideraba que los cómics (en general) eran demasiado infantiles. 

Masters of the Universe se encuentra lejos de ser una película perfecta, su principal deficiencia recae en el personaje de He-Man, que se nos presenta como el guerrero que debe ser, pero adolece de un desarrollo que profundice en el personaje, por lo que a ratos la historia se siente demasiado superficial. 

Por otro lado, para bien o mal, este último aspecto permite que Skeletor se robe la atención con sus pomposos monólogos.  (Frank Langella, disfrutando al máximo su papel tras una careta que recuerda al maquillaje clásico de El Planeta de los Simios)

Y, al contrario de lo que ocurre en otras películas fantásticas que deciden centrar su trama en nuestro mundo; como la saga Transformers o las nuevas películas de Godzilla, en la que los humanos le roban el protagonismo a los personajes titulares; en este caso existe un intercambio balanceado entre humanos y los habitantes de Eternia.

En conclusión, estamos ante una adaptación respetuosa de He-Man que, a la vez, es un esbozo vanguardista de un proyecto que nadie ha tenido el coraje de llevar a cabo, el cine de superhéroes está en deuda con el trabajo de Jack Kirby; recién ahora Warner prepara la adaptación oficial del Cuarto Mundo, sin fecha de estreno aún, con Tom King como guionista y Ava DuVernay como directora. 

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X