Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » La senda del Errante, un cómic de venganza histórica

La senda del Errante, un cómic de venganza histórica

Ariete, de la mano de Germán Valenzuela, nos trae La senda del Errante, una historia de venganza ante las matanzas del Estado chileno

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 25/01/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

La matanza de la Escuela Santa María de Iquique fue uno de los hechos más trágicos y recordados de la historia de Chile. Por lo mismo, ha sido caldo de cultivo para diversas manifestaciones culturales, como lo es la Cantata Santa María interpretada por Quilapayún; el manga Estrellas de la pampa, de Pía Prado; numerosos libros; obras de teatro; y el cómic que nos convoca.

La senda del Errante narra la historia de un personaje que busca venganza, quien es un sobreviviente de la matanza de Santa María y quiere cobrar justicia por sus propias manos contra los involucrados.

Dividida en tres tomos, el primero publicado por Acción cómics y los dos últimos por Ariete Producciones, llega una historia cargada a la historia, inspirada en acontecimientos reales y que combina el talento de varios dibujantes, junto al guion de Germán Valenzuela y los rótulos de Cristian Docolomansky.

Pecados

La primera publicación del Errante (2016) a cargo de Ariete se divide en cuatro capítulos, cada uno de los cuales narran la historia de este vengativo sujeto, bajo la mirada de dos periodistas de un reconocido diario chileno.

El primer capítulo es dibujado por Fabián Sáez. Margarita Cárdenas sueña con ser reportera y dedicarse a escribir, pero en el Chile de 1950 eso no es tan fácil para una mujer. Con la ayuda de su hermano, sumado a una serie de eventos afortunados, tendrá una oportunidad de cubrir la cena benéfica a cargo de Alberto Galleguillos. La única condición que le ponen, es que debe ir con un fotógrafo que debe ser su sombra, Luis Sanhueza.

Durante la fiesta, escuchará conversaciones que la motivarán a seguir investigando, para terminar descubriendo un intento de homicidio contra Clotario Blest, fundador de la Central Única de Trabajadores (CUT), en un año convulsionado por manifestaciones en las calles.

A cargo de Lucho Inzunza, el segundo capítulo continúa con la historia de Margarita. Tras mostrar su valía en diversas notas, le encomendarán una misión mayor, que reviste un gran peligro para ella y su compañero Luis. Deberán buscar a un hombre que llaman “el Errante”, un asesino que recorre Sudamérica en busca de venganza. Conoceremos de quién y por qué se quiere vengar este sujeto, al que intentaron matar y no descansará hasta establecer justicia por sus propias manos.

En el tercer capítulo, con dibujo de Sebastián Lizana, conoceremos el origen del Errante, de la mano de los periodistas quienes llegarán a Antuco buscando respuestas, para encontrarse con una historia difícil de creer sobre un sobreviviente a la matanza de la escuela de Santa María de Iquique, en 1907.

Luis Insunza se hace cargo del cuarto capítulo y final de este tomo, donde los periodistas presencian una de las matanzas del Errante, pero éste logra huir, siendo perseguido tanto por carabineros como por los noteros protagonistas de la historia. Se descubrirá que el Errante, más que un hombre, es un concepto.

Calvario

Esta entrega (2017) se aleja un poco del mito del Errante para enfocarse en diversos hechos históricos ocurridos en Chile, con el común denominador de tratarse de matanzas cometidas por el Estado chileno a inicios del siglo XX.

Abres los fuegos el dibujante Gaspar Ortega. Todo comienza en 1905, con una revuelta en contra del impuesto a la carne que ocurre bajo el gobierno de Germán Riesco. A pesar de las advertencias del ministro Cruchaga, Riesco subestima la capacidad de convocatoria de la manifestación y decide no tomar medidas. Ante la gran cantidad de gente reunida, Cruchaga decide convocar al militar Silva Renard para reprimir al pueblo, provocando una gran matanza, a pesar de las intenciones de Riesco de resolver las cosas pacíficamente. Amenazante, Silva Renard advierte que los presidentes débiles de carácter no perduran.

El segundo capítulo, dibujado por Jaime Castro, hace un recorrido de los hechos ocurridos en diciembre de 1907 en Iquique, con la huelga del salitre. Se hace un repaso por las decisiones que fue tomando el gobierno, mandando a reprimir la protesta hasta terminar con los trágicos hechos acontecido en la Escuela de Santa María.

La tercera parte, dibujada por Claudio Muñoz, se sitúa en 1908 y nos muestra a un atormentado Pedro Montt, el presidente a cargo cuando ocurrió la matanza en Iquique. La muerte recorre cada una de las actividades de Montt, persiguiéndolo y recordándole a cada momento las vidas que carga en la espalda. Con constantes visiones de gente muerta, terminará acercándose a la locura y muriendo en un baño de Bremen, Alemania.

Finalmente, de la mano de Danny Jiménez, conocemos la historia de un español, Antonio, que intentó matar a Silva Renard, como venganza ante el asesinato de un amigo en 1907. Apenas salido de la cárcel, va donde un campesino a decirle que debe cumplir con su legado, vengarse de aquellos que él no pudo.

La ficción histórica

Si hubiera que catalogar este cómic en un estilo, sin duda el elegido sería la ficción histórica. Se toma de una serie de hechos ocurridos en Chile a inicios del sigo XX y desarrolla toda una imaginería a partir de ellos. Si bien el centro es la matanza de la Escuela Santa María de Iquique, también se vale de otras huelgas de trabajadores que terminaron en tragedia.

Este estilo no es nuevo en las historietas nacionales. Tenemos múltiples ejemplos de esto, como Los años de Allende, Justo: una espada contra el imperio, Lota, 1680, Fuentealba 1973, etc. En este caso, el tomo Calvario cae totalmente dentro de esta categoría, llegando a parecer extraño que haya salido bajo el sello de La senda del Errante, ya que el personaje no tiene ningún protagonismo y parece una especie de precuela, como si nos estuvieran mostrando el origen histórico y social que desencadenó la existencia de un ser así.

En el caso de Pecados, si bien se sitúa en un momento específico de la historia y toma elementos que efectivamente acontecieron, los usan en pos de contar una historia propia, con este personaje ficticio que busca venganza a toda costa y parece ser invencible. En este sentido, la Historia es un medio, mientras que en Calvario es un fin.

Palabras finales

Al ser dos tomos episódicos realizados por distintos dibujantes, es una gran oportunidad para conocer artistas nacionales. Cada uno de ellos tiene un sello muy distinto, pero igualmente puede disfrutarse la historieta y no pierde el ritmo por los cambios de estilo. Hay algunos dibujos que destacan más que otros, pero cada uno logra acompañar de buena manera el guion.

Para quienes disfruten de las historietas y además se interesen por la historia de Chile, es una gran opción. Al abordar diversos personajes históricos, consigue que uno se interese más en ellos y entienda mejor lo que ocurrió en esos años, más allá de saber quién era el presidente de turno.

Ahora queda esperar por una cuarta parte prometida, la cual no tiene fecha de salida, pero se rumorea que tarde o temprano se publicará.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

22 publicaciones.

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.