Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Ghost Rider Cósmico, la caída a la locura

Ghost Rider Cósmico, la caída a la locura

¿Quieres saber cómo Frank Castle se convirtió en Ghost Rider Cósmico? Veamos cómo ocurrió, mientras él busca la manera de hacer un mundo mejor

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Yerko Soto el 04/12/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Donny Cates vuelve arremeter en un cómic donde uno de los personajes principales es nada más ni nada menos que el mismísimo Thanos, pero en su versión bebé. Vimos al autor previamente dando rienda suelta a su guión en Thanos Vence, acompañado del fantástico ilustrador Geoff Shaw, donde apreciamos el interesante destino que le deparó a Frank Castle.

En Cosmic Ghost Rider, Cates retoma parte del legado que dejó en el cómic anterior y nos interioriza de una manera espectacular y llena de humor al maravilloso micro universo que creó con estas estas historias, vinculándolo al destino del que en algún momento fuera The Punisher.

Se nos relata parte de su vida haciendo un muy breve recorrido, desde Frank Castle el soldado, la pérdida de su familia y su transformación en The Punisher; su muerte a manos de aquel villano de color morado, para luego ser contactado por el mismo ser que se encargó de reiniciar una saga, hasta el momento, bastante importante de Spiderman. Sí, hablamos del demonio Mefisto, quien logra convencerlo para terminar siendo el nuevo Ghost Rider.

Como si esto fuera poco, entre los eventos ocurridos en Thanos Vence, pasan una cantidad inmensa de años y el tiempo va mermando cada vez más profundo en la mente de nuestro buen amigo caído.

Sin embargo, al final del túnel hay un salvavidas: el devorador de planetas quien fuera enemigo principal de los ya inexistentes Cuatro Fantásticos, y de una manera (que no se revelará) “otorga” sus poderes cósmicos al Espíritu de la Venganza, tranformándolo finalmente en Cosmic Ghost Rider.

Pero, ¿por qué toda esta fugaz retrospectiva? Pues bien, nos sirve para poner en contexto la situación que Cates abarca en esta entrega, que deja a Frank Castle en una posición un tanto incómoda, y también para que podamos sentir realmente el peso de las decisiones que va tomando (o no) en el camino.

Ghost Rider Cósmico

Frank Castle ha caído y su espíritu, domado por el demonio Mefisto, cierra un trato para convertirse en Ghost Rider. Años pasan y el mundo ya no es lo que conocemos; Thanos ha logrado vencer y el planeta… no, el universo lentamente se va quedando sin vida.

Por cosas del destino, Castle termina adquiriendo poderes cósmicos, los que le permiten viajar entre planetas y dimensiones lejanas, cumpliendo su labor como el “Ghost Rider Cósmico”. Sin embargo, Thanos vuelve a terminar con la nueva vida de Frank Castle… Entonces, ¿qué queda? ¿Acaso no basta con ser asesinado dos veces y más encima por el mismo ser?

Pues no, ya que el Valhalla termina siendo el lugar donde pertenece, a la derecha de Odín como uno de los más grandes guerreros de la existencia. Pero no, Castle no quiere aquello, no le interesa la gloria ni el ser uno de los guerreros más habilidosos bajo el protectorado del dios padre nórdico. La razón para seguir adelante se fue muchísimo tiempo atrás, en el preciso momento en que su familia fue cruelmente asesinada.

Sin embargo, tras entrar en razón luego de conversar con Odín, busca una manera volver a las pistas: quiere remediar los eventos que provocaron que Thanos se volviera un ser cruel y sin sentimientos.

Problemas extremos, medidas extremas

¿Podrían ustedes terminar con la existencia de alguien que en estos momentos no representa amenaza alguna, pero que en un futuro podría desatar la destrucción del mismo universo? Esta es, probablemente, una de grandes cuestiones que constantemente Frank Castle se repite, una y otra vez.

Con ayuda de Odín y tras tomar la decisión de viajar al pasado para arreglar el espacio-tiempo y las líneas temporales en la que Thanos vence, el Ghost Rider Cósmico decide que la mejor manera de acabar con todo es simplemente tomar aquella miserable vida y exterminar cualquier posibilidad de que el futuro, como él lo conoce, vuelva a repetirse.

Es entonces que nos encontramos frente a una difícil situación de la que nuestro protagonista no está muy seguro de cómo subsanar. Tiene todo a su alcance, sólo resta un movimiento muy básico para detener la catástrofe. Está cerca, ve la figura inocente de aquella criatura que en un futuro significará la extinción del universo, de aquel que lo asesinó dos veces

¿Podrá hacerlo? ¿Cambiará la línea temporal si lo hace? ¿Qué asegura que no vuelva a repetirse el ciclo natural de las cosas?

Opinión Personal

Cosmic Ghost Rider es, sin duda alguna, un ejemplar de aquellos. Tendrás fácilmente un par de horas de diversión en su totalidad, de inicio a fin. Todos los detalles y dibujos fenomenales de Dylan Burnett acompañan maravillosamente este relato.

De seguro que en más de una ocasión Frank Castle te hará reír. Y por otra parte, la historia viene acompañada de un elenco increíble de personajes, haciendo que se convierta a ratos en un cómic digno de lo más bizarro y sanguinario que se haya publicado. Litros de sangre y violencia están asegurados -por ende, ojo con los más pequeños del hogar-.

Si no conoces muy bien quién es Ghost Rider (no, no el de Nicolas Cage), esta historia le da una vuelta de tuerca al personaje, convirtiéndose en un ejemplar perfecto para introducirse en el mundo de The Punisher o, al menos, tener ciertas nociones de Frank Castle siendo el Ghost Rider Cósmico.

No esperes un cómic de temática profunda o excesivamente elaborada; más bien, prepárate a disfrutar de lo simple y dejarte guiar por la mano de Frank Castle a lo más profundo de su locura.

Sólo resta decir que, con un precio en comiquerías de $7.700, se convierte automáticamente en un complemento perfecto para nuestra biblioteca ñoña. Más aún, si lo acompañas de Thanos Vence, las historias se complementan maravillosamente.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

157 publicaciones.

Sobre Yerko Soto

Mi nombre es Yerko Soto, tengo 32 años y soy Diseñador Gráfico y Programador. Fundé Comiqueros.cl en el año 2019 y me encantan los cómics, y videojuegos. Vivo con mi pareja y tengo un hijo peludo que maulla: Ricardo.

X
No olvides leer nuestra última revista digital