Inicio » Noticias » Literatura » La historia de Zero Ediciones

La historia de Zero Ediciones

A tres años de su creación como editorial, hacemos una revisión sobre la trayectoria, motivación y futuros proyectos de Zero Ediciones.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Pía Marian el 02/02/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Habiendo empezado a funcionar oficialmente en el año 2018, esta editorial empieza su historia un tiempo antes, cuando su fundadora Constanza Veloso Luarte se encontraba realizando un magíster en edición en la Universidad Diego Portales en 2016.

En Comiqueros damos un breve vistazo a lo que ha logrado la editorial en torno al anime, manga y cultura nipona en nuestro país a lo largo de estos tres años como editorial establecida.

Los primeros pasos

Zero Ediciones nace como parte de su tesis dentro de este postgrado, la que fue presentada en 2017. Aquí, Constanza se encontraría con el primer desafío del proyecto: encontrar escritores que quisieran abordar el animé desde un punto de vista teórico.

Esta dificultad inicial, según sus palabras, se debe a que el consumidor suele relacionarse con este arte de forma muy material (blurays, chapitas, poleras, figuras) o corporal (a través del cosplay). Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando, luego de algunas investigaciones, se encontró con muchas tesis de diferentes áreas de humanidades relacionadas al tema. Una de ellas se convertiría, posteriormente, en el libro Generación Animé.

Sin embargo, no encontraría el primer proyecto de la editorial hasta que conoce a Pablo Delgado, quien aceptaría realizar el primer ensayo que conforma su trayectoria: Sal de ahí, Shenlong: 20 años de Dragon Ball en Chile.

Este libro (cuya reseña se puede encontrar aquí) no solo catapultó a la editorial, también le permitió relacionarse con muchas personalidades del mundo del animé en Chile: desde la comunidad oficial de Dragon Ball hasta creadores de contenido o distribuidores del medio.

Esto les daría un espacio en eventos, donde cada vez se haría más notorio el impacto que tiene el animé en el país y lo popular que es, además de la gran cantidad de artes que crecen alrededor de este nicho aparentemente tan reducido.

Referentes y colaboraciones

Constanza señala que existe un interés especial respecto al tema en los últimos años. Considerando que no es coincidencia que haya llegado un texto como El mundo invisible de Hayao Miyazaki  de Laura Montero en 2016 o los libros de Héroes de papel al país.

A pesar de esto, existe una carencia de autores que se dediquen específicamente al tema, pudiendo solo señalar a Jackeline Herrera (escritora de Otaku) y Wladimir Bernechea (escritor de Neo Tokyo, cuya reseña puedes encontrar aquí) como literatos que poseen más de un libro sobre el tema. Sin embargo, uno de sus objetivos es incentivar a los escritores a reflexionar sobre el asunto.

A esto se le suman también colaboraciones con Japonistas Chile, de donde salió el libro Japonistas: libro, sociedad y costumbres del Japón, un texto que recopilaba una serie de artículos con reflexiones en torno al país del sol naciente.

Probablemente, el evento más destacado en que ha participado la editorial fue en el primer encuentro Internacional de Cultura Japonesa, que reunió a diversos profesionales en jornadas educativas y reflexivas en torno a diversos aspectos del país. Compartiendo stand con Editorial El Caracol y Editorial Tanuki.

Trayectoria y futuros proyectos

Actualmente, Zero Ediciones no tiene demasiados libros a sus espaldas, algo que se desprende de su dificultad inicial, los temas que busca cubrir y el tiempo que lleva editar trabajos de este estilo. A pesar de ello, sus obras han tenido buena recepción y ha logrado que el tema llame la atención. 

Ha esto se le empezarán a sumar talleres sobre la escritura respecto al animé, espacios donde se apunta a la educación de autores como se comentó previamente. 

Todas estas cosas apuntan a el verdadero objetivo dentro de esta editorial: no solo cuestionarse cómo le ha hecho el animé, un medio producto de un continente diametralmente distinto al nuestro para instalarse en nuestra cultura popular, sino también cúal ha sido su impacto a nivel sociocultural, al fin y al cabo, resulta francamente impresionante la cantidad de arte (desde ilustración hasta doblaje) que ha surgido gracias al animé en el país. 

Conclusión

Resulta bastante interesante hablar de esta editorial, especialmente en una página donde las reseñas y contenido relacionado tanto al manga como animé ocupa un espacio importante.

Más allá de lo interesante que pueda resultar cómo surgen las editoriales independientes en el país -que vaya son necesarias- creo más importante quedarnos con la idea principal de la editorial: cuestionar este hobby desde otro punto de vista.

Porque más allá de lo gracioso que pudo haber sido ver para el estallido social que Inosuke se convirtiera en un ícono de la revuelta, que una señora vestida de Pikachu se convirtiera en alguien tan querida y eventos como “la marcha para correr como Naruto”; pensar en cómo este medio nos ha influido de tantas formas a tal punto de que nos hemos apropiado de sus formas, estilos y temáticas para nuestros propio arte es algo a lo que vale la pena darle una vuelta.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

68 publicaciones.

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.

X
No olvides leer nuestra última revista digital