Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Especial 4 de 4: Vampiros en el Puerto. Cómo enriquecer una obra

Especial 4 de 4: Vampiros en el Puerto. Cómo enriquecer una obra

Hace más de una década, Bat Pro lanzó al mercado chileno Vampiros en el Puerto, una exquisita obra que iremos desentrañando en este especial.

Yerko Soto Escrito por Yerko Soto
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Toda gran historia en el mundo de las artes comienza, normalmente, con un desarrollo acabado y profundo sobre los orígenes de ciertos personajes claves de su propio universo.

Lamentablemente, Vampiros en el Puerto (la saga principal de 3 partes) pecó en este sentido, introduciendo personajes increíbles, carismáticos, villanos de gran presencia y una serie de razas y mitología que, si desde el inicio se hubiese trabajado y profundizado, la saga de estos hematófagos hubiera sido muchísimo más atractiva.

Sin embargo, quizá por azares del destino o alguna visión divina por parte de Teo y su impecable grupo de trabajo en Bat Pro, apareció, desde algún recóndito y oscuro lugar, una luz cegadora que guió las mentes de estos muchachos y nos entregaron una serie de historias complementarias a la saga principal que, sinceramente, son un acierto extraordinario y aportan un montón de información a toda la historia.

Algunas son mejores que otras, eso es evidente, pero todas aportan un granito de arena para profundizar en ciertos personajes con los que llegamos a empatizar en algún momento, dándole mayor fuerza a sus acciones y generando un vínculo emotivo con más de alguno de ellos.

En esta cuarta parte y final, veremos brevemente cuáles son estas maravillas que Bat Pro nos ofreció en su momento y que siguen vigentes hasta ahora.

Cazador / Presa

Si bien, en la primera nota de esta saga, se comentó algo sobre los hechos ocurridos con los hermanos Quezada, es en esta grapa que las dudas son aclaradas en su totalidad.

Somos maravillados con el impecable trazo de Dreg (Diablo: la resistencia, Apócrifos del Caballero Oscuro), mostrando su gran dote para las ilustraciones, demostrando que este tipo de historias les viene como anillo al dedo.

Además de aclarar los hechos, se nos enseña los ideales de cada hermano y lo que persiguen en la vida. Mientras unos buscan seguir con la milenaria tradición de los Quezada haciendo del arte de la cacería una especie de ritual, otros sólo buscan la riqueza y el poder. Sumado a esto, la grapa nos muestra el gran Juramento Familiar y, si has seguido la lectura de la saga principal, te hará mucho sentido las palabras de Sangrebestia llegando al final de la última entrega.

Sin dudas, una grapa maravillosa.

Lobo y Cachorro

De manos de Leonardo Vidal (Alpha Luna) se nos presenta parte del pasado de Emilio, uno de los hermanos vampiros, enseñándonos el arduo entrenamiento al que continuamente lo sometía Tío Pietro.

En esta grapa la supervivencia está a flor de piel, la agresividad, el control, el impulso, todo debe ser controlado de manera perfecta y es precisamente Tío Pietro quien se encarga de enseñar todo esto al joven vampiro.

Y ya está, no hay mucho más que decir en cuanto a lo que nos cuenta esta grapa, más allá de hacer un pequeño vínculo a unas viñetas usadas en la saga principal. A nuestro criterio, lo más interesante está al final de estas páginas donde se nos presenta a “La hermandad del Ancla” y sus respectivos miembros.

Además, exhibe unos extras bastante interesantes sobre el desarrollo gráfico de Emilio. Leonardo Vidal entrega un trabajo fenomenal, todo se siente real y los dibujos son excelentes con una línea gráfica totalmente definida. Qué decir de la paleta usada, realmente es precisa para el estilo de dibujo y ambiente de Vampiros en el Puerto.

Fredi el Zombie

Comienzo diciendo que esta pequeña grapa es lejos la más bizarra de entre todas. Comandada por Chris Fattori (La Plaga) en el dibujo, este logra crear un ambiente espectacular y totalmente diferenciado de la saga principal.

La historia nos presenta quién era Fredi en su vida pasada, antes de convertirse en un no muerto, transportándonos a Estados Unidos y situándonos en un ambiente totalmente psicodélico, lleno de excesos y de libertinaje en todo sentido donde el protagonista lleva su vida normal.

Con la aparición del MK-ULTRA, programa de investigación secreto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, que trataba de encontrar métodos para controlar la mente, Fredi se ve envuelto de manera sorpresiva e involuntaria, convirtiéndose en un individuo perfecto para ser un conejillo de indias más en este proyecto.

Sin embargo, las cosas no salen como se esperaba y tras un enfrentamiento a muerte con los Vampiros es abatido por “El Ancla”…

Lo que viene luego, lo dejo a su lectura. Esta grapa nos muestra un trabajo delicado y plagado de colores “ácidos”, con un ambiente totalmente confuso que se vuelve una exquisitez visual. Además, la aparición de una figura emblemática y reconocida dentro del cómic nacional te dejará totalmente estupefacto, dando pie a quizás, algún interesante crossover a futuro.

Murciélagos tuertos: Medidas Drásticas

Dentro de la saga principal, en más de una ocasión, aparecen los famosos Murciélagos Tuertos que, a simple vista, parecen no ser más que un simple grupo de fanáticos con mucho tiempo libre que juegan a ser vampiros. Al menos, esa es la impresión que deja la saga.

Sin embargo, nada más alejado de la verdad. Esta grapa, dibujada por Van Alencer, nos muestra el arduo e interesante rol que cumple esta organización, vinculándose directamente con lo sucedido en la primera aventura de Vampiros en el Puerto.

Seres sobrenaturales, batallas llenas de acción, un estilo de dibujo tipo manga/anime y una colorida paleta de colores, nos aleja un tanto de lo que es la saga principal, pero logra un interesante efecto, volviendo a esta grapa un entretenimiento puro.

Códigos y acciones vinculadas a los vídeojuegos son un plus adicional que todo ñoño podrá gozar, además, entreviñetas, podemos ver lo que en un futuro es una traición a sangre fría…

Cofradía bajo suelo

La cordillera de los andes guarda un oscuro secreto. Los Perseguidores, sanguinarios protectores de la madre tierra, se ocultan en las más profundas montañas y mueven sus hilos castigando y llevándose a los adictos a sus dominios, convirtiéndolos en seres que usan para su beneficio.

Todo adicto a las drogas va a parar bajo sus garras, sin embargo, Zake es una de las grandes excepciones a la regla. Para poner en contexto y a super grandes rasgos, Zake era un DJ que hacía lo imposible para que su hermano pequeño tuviera una vida normal y con buena educación, sin embargo, los recursos no alcanzaban. Por azares del destino terminó vendiendo drogas para costear la educación de su hermano, pero un grupo de adictos y traficantes llamados “Los Sables Flaites” no estaban contentos con que este tipo les quitara su clientela.

Una noche, Los Sables Flaites deciden atacarlo y van directo a su casa, pero no lo encuentran, en cambio el que está es su hermano pequeño. Él sufre las consecuencias y paga con su vida los negocios de su hermano mayor. Es entonces que Zake, lleno de rabia y culpa, toma una determinación y, tras jalar una línea de cocaína por cada integrante de Los Sables Flaites, va a por ellos y se enfrasca en una pelea épica.

Es en ese preciso momento que hace su aparición los Perseguidores y se llevan a todos para convertirlos en sus esclavos, entre ellos, Zake.

Cofradía bajo suelo nos relata, finalmente, la aventura de Zake por escapar de los dominios de los Perseguidores. Con enfrentamientos viscerales y un ritmo agitado, Mateo Leiva nos lleva de la mano por páginas plagadas de sangre y mucho movimiento, logrando interiorizarnos y ampliando el espectro en cuanto a la mitología que cubre toda la saga de Vampiros en el Puerto.

Las criaturas en las que se convierten los adictos nos hacen recordar, por momentos, a los Aliens, son grotescas y poseen diferentes transformaciones que logran llevar a cabo al autoinyectarse droga a través de conductos de sus propios cuerpos. La maldición de la adicción los seguirá de por vida (¿o muerte?).

Tal vez nos preguntemos “¿qué tiene que ver esto con Vampiros en el Puerto?”, ah, pues bien.

Es precisamente Zake quien transporta a Emilio hasta un barco en la infidad del mar, donde pasará 10 largos años de arduo entrenamiento. Todo este cómic es, básicamente, un relato de Zake hacia Emilio.

Si bien, no es exactamente un “aporte” a la historia principal, si cumple el objetivo de darle mayor profundidad a un personaje. Además, lo vemos en plena batalla final transformado, por lo tanto se agradece la explicación sobre quién es ese “monstruo” que aparece en las páginas finales de la saga principal.

El rebelde

Edgar Fattori (La Plaga) se luce con lo que, hasta el momento, es el mejor y más completo spin off de la saga Vampiros en el Puerto. Con una simple grapa, logra condensar una enorme cantidad de información acompañada de unos increíbles y estilizados dibujos.

Esta grapa lo tiene todo: acción, romance, traición y venganza. Todo llevado de una manera amena y fluida, con un trazo delicado y una paleta de colores muy definida de inicio a fin.

La historia nos cuenta la transformación en Vampiro de Jera, su vínculo con las sirenas y los Kifafi, todo desarrollado de manera magistral. La aparición de Fredi y el Tío Prieto enlaza perfectamente con la participación de Jera en la gran batalla final.

No podemos decir mucho más. Es una grapa totalmente autoconclusiva que te dejará expectante. Edgar Fattori, sin dudas, deja una muestra de talento y dedicación envidiable en su trabajo, no solo por su increíble arte, sino también por su creatividad a la hora de contar una historia.

Killer Disc

¿Te has puesto a pensar en algún momento qué es lo que viene luego del macro evento ocurrido en San Antonio con Vampiros en el Puerto?

Pues bien, Killer Disc, denominado como la continuación directa de la saga, nos presenta un futuro en ruinas en el que debido a la sobrepoblación humana las nuevas urbes tuvieron que adentrarse al mar.

Eso conllevó a que sólo la elite y los más adinerados puedan moverse a estas nuevas ciudades, dejando a toda la “escoria” aposada en la costa. Comprenderán que esto, a la larga, se iría transformando lentamente en una suerte de “ley de la calle”, donde el más fuerte sobrevive.

De alguna manera, la humanidad en la costa involucionó, convirtiendo a sus habitantes en un símil a lo que eran los romanos, con sus enormes coliseos y eventos de gladiadores. Acá la cosa no es diferente, si quieres ser alguien libre e importante, la mejor opción es convertirte en “gladiador” y sobrevivir hasta el final.

Es entonces que conocemos Manuel, separado de su madre con tan solo 5 años y obligado a convertirse en gladiador. Luego de 14 años, se encuentra en la gran final anhelando su libertad.

Los músculos se tensan, su fiel perro Blak se prepara. Todo está dispuesto para la gran final en “Kiler Disk”.

Marco Cantillana nos muestra un desplante hermoso de su arte en este cómic impreso únicamente en cyan. El hecho de que el cómic parezca un boceto en su totalidad, le da un toque único y personal. Se siente cercano y ameno y, a pesar de tener trazos por todos lados, logra acentuar perfectamente las escenas donde se necesita tener un mayor detalle de lo que está sucediendo.

Palabras finales

En su conjunto, todos los spin off u orígenes de Vampiros en el Puerto enriquecen de manera excepcional al universo completo de la obra. Todos aportan, en mayor o menor medida. Los artistas invitados dan todo de sí, entregando un material de primer nivel.

Lamentablemente, en algunas ediciones, la imprenta no acompañó muy bien, habiendo descalces de impresión que entorpecen enormemente la experiencia e inmersión. Incluso, en el último cómic, los cortes interiores de las páginas quedaron mal hechos, quedando páginas más cortas. Quizás sólo fue mala suerte que nos haya tocado un cómic en ese estado.

Tema recurrente también es la oscuridad en algunas de las grapas. Realmente debes estar con una luz directa sobre el cómic, ya que con poca luz no verás absolutamente nada.

Como recomendación, profundicen más y a detalle en cada personaje importante si es que se quiere crear un producto totalmente sólido. En la historia principal hay un lapso de 10 años en que no se sabe absolutamente nada. ¿Por qué no usarlo para sacar historias y aventuras de nuestros vampiros favoritos? Asimismo, releyendo nuevamente la saga principal, hay una cantidad de cabos sueltos importantes, entonces, ¿por qué no terminar de atarlos?

Hay mucho que hacer, muchas heridas que parchar, pero que si se toma con atención y dedicación es más que seguro que Vampiros en el Puerto renacerá con una fuerza importante.

Sí me preguntan: “¿recomiendas esta saga?”, sí, la recomiendo, pero siempre acompañada de todos sus orígenes.

Éxito muchachos y ánimo, sigan sacando buen material.

Yerko Soto
130 publicaciones.

Sobre Yerko Soto

Mi nombre es Yerko Soto, tengo 32 años y soy Diseñador Gráfico y Programador. Fundé Comiqueros.cl en el año 2019 y me encantan los cómics, y videojuegos. Vivo con mi pareja y tengo un hijo peludo que maulla: Ricardo.