Inicio » Noticias » Otros » Rol y juegos de mesa » V5 – Cómo renovar un juego

V5 – Cómo renovar un juego

Esta quinta edición de Vampiro: la Mascarada marca un antes y un después en los juegos de White Wolf. ¿Qué le diferencia de sus predecesoras?

Fer Escrito por Fer
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Los 90’s fueron una época polarizada: o amas el pastiche cultural que se generó, o miras las películas noventeras y agradeces que aquella década infernal haya quedado atrás. De cualquier modo, si hay algo que reconocerle a estos tiempos, es la fantasía urbana. La criatura insigne de este subgénero, indudablemente, es el vampiro.

Con una popularidad emergente, el amor por estos cazadores nocturnos dio a luz a películas como Blade, porque nada supera a un cazador de vampiros medio-vampiro que pelea con katanas, y Entrevista con el vampiro, que mostraba más bien la faceta sexy y trágica de los chupasangres. Justo al medio de esta escala se encuentra Vampiro: la Mascarada, el primer TTRPG de White Wolf Entertainment.

El juego fue un boom. Hoy en día, White Wolf es una de las compañías de juegos de rol más exitosas del mundo, y el Mundo de Tinieblas que crearon se ha expandido a la literatura, la televisión, los juegos de cartas y a los videojuegos. El 2018 salió la quinta edición de Vampiro: la Mascarada, abreviada como V5 por la comunidad. Las opiniones fueron radicales. ¿Por qué?

El vampiro moderno

La idea central de VtM (Vampire: the Masquerade) se ha mantenido igual desde sus inicios: el jugador personifica a un vampiro que se esfuerza por sobrevivir en las noches modernas, enfrentándose a los horrores de su naturaleza sobrenatural y la corrupción en el mundo. Sin embargo, el concepto de “modernidad” de los 90’s es muy, muy diferente al de finales de los 2010’s.

Ni la primera, segunda o tercera (a.k.a revisada) ediciones pronosticaron la evolución tecnológica que se vendría en las décadas venideras. ¿Cómo cambiaría la vida del vampiro si tuviera acceso a internet? ¿O un iPhone? ¿Cómo serían capaces de esconderse en un mundo donde cada calle tiene una cámara adentro?

Vampiro no se ambienta en un lugar ficticio, sino en un reflejo oscuro de nuestra propia realidad; si el mundo cambió por completo, el juego, tarde o temprano, también lo haría. Los cambios en la historia y las mecánicas nuevas de V5 fueron polémicos, pero necesarios para acercarlo a una nueva generación de roleplayers que no vivieron las locuras de los 90’s.

Historia: La caída de Londres

Así se llama el módulo oficial que (según la humilde opinión de quien escribe esta nota) mejor representa todos los cambios que fueron aplicados a la historia en V5. La capital inglesa siempre fue uno de los bastiones más fuertes de la sociedad vampírica. En la quinta edición del juego, Londres cayó ante la fuerza de los Anarquistas.

No, no anarquistas normales, sino que vampiros militantes del Movimiento Anarquista, creyentes de la igualdad entre los vástagos más viejos y los más jóvenes, quienes, en los casos más extremos, incluso pueden pasar un par de horas al sol. A estos vampiros más humanos se les conoce como Sangres débiles y la Camarilla, secta que cree en el orden por encima de todo, los considera un peligro para su jerárquica sociedad secreta.

Lo que originalmente era una subtrama que no cobraba importancia sino en un setting específico (Sangres débiles en la Gehena), hoy es piedra angular de la trama global. Este es un patrón consistente en V5: clanes de vampiros cambiaron de facción, nombre o ambas, una secta completa desapareció al viajar a Medio Oriente, siguiendo un Llamado misterioso, y la tecnología es tanto una herramienta como un peligro para los seres nocturnos.

Poco y nada queda de la esencia noventera de Vampire: the Masquerade porque ya no se ambienta en los 90’s. Basta con mirar un par de años hacia atrás para darse cuenta de que el mundo cambia a un ritmo frenético, casi demente. La historia de V5 se adecua a esto.

Mecánicas: la Bestia vs. la Humanidad

El vampiro es un monstruo con una naturaleza dual. Por un lado, es un depredador destinado a cazar (en teoría) por la eternidad, condenado a alimentarse únicamente de sangre. Por otro, tiene la misma capacidad emocional y de raciocinio que un humano cualquiera.

En Vampiro: la Mascarada, este conflicto se representa con la Bestia, literalmente el monstruo interno del vampiro, que se asoma cuando la sed de sangre se vuelve demasiado fuerte. Para no convertirse en una aberración incontrolable, los vástagos se aferran a su Humanidad como una persona se aferra a la fe, la ciencia o lo que sea que la motiva a seguir viviendo día a día. Bueno, noche a noche, en este caso.

Pese a la importancia de la eterna lucha de la Bestia contra la Humanidad, en las ediciones anteriores de Vampiro esta pelea interna no tenía ninguna repercusión real más allá de unos puntitos marcados cerca del final de la hoja de personaje. Si bajaban a 0, te volvías 100% monstruo y te mataban porque eras un peligro para la Mascarada. Listo, siguiente personaje.

La quinta edición del juego trajo consigo nuevas mecánicas para la Bestia y la Humanidad que hacen que siempre estén presentes. Cada acción que requiera una tirada de dados por parte de los personajes, va acompañada de un dado de ansia; un éxito en este indica que fue la Bestia la causante de su triunfo, por lo que el vampiro se dejó llevar por sus instintos.

Por su parte, la Humanidad ahora está ligada a piedras de toque. Estas son seres humanos con los que el vástago en cuestión tiene un vínculo especial, porque representan los valores que tenía siendo humano y que han logrado mantenerse intactos. Si un piedra de toque llega a morir, entonces el vampiro perderá también ese valor; atrás quedaría lo que la piedra significaba para él.

Para gustos, colores

Muchos otros cambios fueron introducidos en Vampiro: la Mascarada – 5ta Edición, incluso a nivel estilistico (por ejemplo, que el manual ahora ocupa una mezcla de fotomontajes e ilustraciones en lugar de solo las segundas), pero no alcanza una nota para cubrirlos todos. Sin embargo, solo es necesaria una frase para sintetizar la importancia de todos ellos:

El Mundo de Tinieblas no podía quedarse atrapado en el pasado.

A quien le guste el nuevo sistema, pero prefiera jugar con la historia previa a V5, puede hacerlo sin problemas. Lo mismo se repite para quienes deseen usar la nueva línea temporal canónica, pero ocupando el sistema de V20. Pero para los jugadores nuevos, especialmente aquellos que nacieron ya en el siglo XXI, la edición más reciente es su mejor opción para experimentar qué es ser un Blade o un Louis en las noches modernas.

Fer
17 publicaciones.

Sobre Fer

Rolera, lectora, amante de los gatitos y estudiante de pedagogía en castellano en la USACH.