Inicio » Noticias » Cine y televisión » Scott Pilgrim vs. the World, ¿es una buena o mala adaptación?

Scott Pilgrim vs. the World, ¿es una buena o mala adaptación?

La exitosa obra de Brian Lee O'Malley recibiría en el 2010 una adaptación dirigida por Edgar Wright. Esto es Scott Pilgrim vs the World

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Rogher el 25/11/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Scott Pilgrim es una de las obras independientes mas icónicas de la era moderna del comic, pues la travesía del chico de Toronto por derrotar a los ex novios malvados de Ramona Flowers, llena de acción y comedia surrealista con elementos de «slice of life», la han convertido en uno de los cómics que hay que leer una vez en tu vida.

La obra de Brian Lee O’Malley fue tan exitosa que era imposible que alguien no llevara esta historia a la pantalla grande. Es por esto que en el año 2010 el director Edgar Wright, quien fue responsable de Shawn of the Dead, Baby Driver y actualmente Last Night in Soho, traería en una adaptación cinematográfica la historia de Scott Pilgrim y sus pintorescos personajes.

Es aquí donde se presenta Scott Pilgrim vs the World, la primera y, de momento, única adaptación del cómic de Brian Lee O’Malley al mundo del cine. Protagonizada por Michael Cera (Scott Pilgrim) y Mary Elizabeth Winstead (Ramona Flowers), además de contar con otros actores como Brie Larson (Envy Adams), Chris Evans (Lucas Lee) y Jason Schwartzman (Gideon Graves).

Típicos problemas de adaptación presentes

Lamentablemente hay que empezar con los puntos mas bajos de esta película, pues no se queda atrás con los problemas que tienen las adaptaciones de cómics o libros a la pantalla grande. La gran mayoría de arcos narrativos y momentos enfocados en algunos personajes no están en la película, pues la trama esta mas concentrada en como Scott se encuentra con los ex novios malvados de Ramona y los derrota.

En parte esto tiene sentido, pues es lo que el protagonista tiene que hacer para cumplir su objetivo. Pero en el cómic se explayan las relaciones que tenia Scott con sus amigos y cercanos. Por ejemplo, su banda de rock con Stephen, Kim y Young Neil donde poco a poco se distanciaban, el desarrollo de personaje de Knives Chau, o hasta la propia relación entre Scott y Ramona se presentan de manera mas compleja.

Todo eso que tiene el cómic no se encuentra en la película pero, a pesar de todo, esto faltas importantes se pueden justificar, ya que toda la historia esta separada en seis libros y era imposible llevar todo a una película con una duración de casi dos horas. Pero eso no queda ahí, pues la producción de esta película comenzó cuando el ultimo libro aun no estaba a la venta.

El mayor problema de Scott Pilgrim vs the World es tratar de condesar toda la historia, omitiendo mucha de la sustancia que tiene el cómic, con el fin de entregar la premisa principal de vencer a todos los ex novios malvados de Ramona hasta llegar al final contra Gideon. Sin embargo, por muchas cosas que omitas de la obra original por la duración de la película, no significa que el todo el producto es desechable, pues tiene puntos muy altos a pesar de todo.

El respeto al surrealismo de Scott Pilgrim

Aunque adaptar la trama de Scott Pilgrim no ha sido su mejor punto, el humor, la acción y surrealismo del comic están presentes en la película. De hecho, los primeros minutos de la película ya le hacen justicia al material original, presentando a Scott y compañía, además de poder escuchar cómo son los temas de Sex Bob-Omb. Un detalle que los lectores amarán es que, en algunas escenas, las ilustraciones del autor estarán presentes de manera orgánica

El elenco es otro de sus aciertos pues, a pesar de que la actuación de Michael Cera como Scott puede dejar con sentimientos encontrados, es rescatable. Además, Mary Elizabeth Winstead siendo Ramona Flowers es de lo mejor de la película por diferencia. Pero hay que dar un crédito a Jason Schwartzman. Quizás le falto un poco para ser el Gideon del cómic, pero en apariencia es casi similar a la obra original.

También son destacables los momentos de acción donde Scott lucha contra los ex novios malvados, pues es ahí donde la película brilla y le hace justicia al cómic. Quizás las escenas generen «cringe» por lo ridículas que pueden llegar a ser, pero el cómic es así, por lo que eso ya depende de tus gustos. Es una lastima que una de las peleas no sea similar al cómic debido a cambios en la historia para poder tener una película más condensada. Aunque, siendo realistas, no llega a ser tan horrible, y tiene el estilo característico de la obra.

¿Qué tenemos al final?

Scott Pilgrim vs the World no es perfecta, pero tampoco es un desastre de película, pues a pesar de pecar con los mismos problemas que tienen las adaptaciones por llevar una obra a un largometraje, se respetó el alma y carisma de la obra de Brian Lee O’Malley. Esto, más que ser una adaptación como tal, es una celebración a la obra que todo fan del cómic debería ver. Será inferior a la obra original, pero mantiene su escancia.

Normalmente adaptar obras muy populares, ya sean libros o cómics, a una película o una serie puede tener resultados exitosos, moderados o ser decepcionantes (o realmente malos). Aquí vemos un trabajo con mucho amor hacia la obra original, y que además, en vez de complacer a los lectores, busca adentrar a nuevos a conocer esta alocada historia. Si ese era el objetivo, creo que lo han logrado.

Personalmente prefiero el cómic por mucho. Esperaba una película que pasara sin pena ni gloria pero, considerando todo lo visto, me lleve una sorpresa de manera positiva, a pesar de sus tropiezos.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

99 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.