Inicio » Cine y televisión » Review Peaky Blinders, temporada 6: ¡Excelente!

Review Peaky Blinders, temporada 6: ¡Excelente!

Finalmente llegó la última parte de Peaky Blinders a Netflix. ¿Quieres saber si esta buena o no? Aquí te contamos

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Juan el 15/06/2022

Finalmente, luego de una espera que parecía eterna debido a la pandemia y mucha incertidumbre por la pérdida de Helen McCrory, logró llegar la 6ta y última temporada de la tan querida serie de la BBC. Volvieron los Peaky F***** Blinders con toda la intención de dejar en alto esta obra.

Y es que en verdad no hay mucho que criticarle o refutarle a la serie, que aunque en ocasiones sí ha tenido flancos que cubrir en otras temporadas, esta se siente como toda la intención de dar un final completo y digno a la historia de los Shelby. Entonces, sin más demora, te contamos todo lo que se hizo bien este cierre de temporada.

La temporada en si

Aclarar lo evidente, con el lamentable fallecimiento de la actriz Helen McCrory, nuestra querida Tía Polly quedó fuera de la ecuación en esta temporada final. No logra apreciarse si adaptaron un guion que estaba listo o si hicieron uno desde 0, porque la historia corre tan suave y tan ordenada que no pareciera que la actriz siquiera hubiese estado contemplada. De todas formas su muerte como personaje sí es relevante para el desarrollo de la trama en si.

Aparte de tener que pelear con el guion por la situación anterior, la trama venía con mucho que carrear. Mosley, Micheal, la visión de política de Tommy, qué pasa con Arthur, Ada y encima lograr ingresar cosas nuevas para meterle sazón. Y que bien lo hizo.

Este es el crédito y trabajo de la dirección; toda la temporada se siente importante pero no se siente pesada (que sí pasaba en otras), y si bien eso es un trabajo en conjunto con el escritor, es la dirección la que marca el paso y la secuencia de escenas. No comete el error de otras temporadas donde realmente había el llamado «mucho texto», y si bien a veces lo hay, siempre va acompañado con acción o con una revelación crucial o con una actuación de 100/10.

No hay un espacio para sentarse y decir que una escena es mala o que sobraba. Todo parece estar puesto en un orden preciso y cuidado, como si de esas maquetas de barcos se tratara. Y hablando de actuaciones…

El cast

Por dios que talento hay aquí. Alguien que le avise a Natasha O’Keeffe, actriz que interpreta a Lizzie Shelby/Stark, que logró posicionarse como la mejor actuación de la temporada y quizás de toda la serie. Lizzie es de los personajes en los que cae el reflector de esta última parte y ¡wow!, como se luce. No es solo un «ah que buena actuación», no. En verdad tocaron escenas difíciles de interpretar y logró estar muy a la altura.

Cillian Murphy como siempre cumple a la perfección con su personaje del frío, calculador e inmutable Tommy Shelby, y si bien no son tantas sus escenas supercomplejas en cuanto a emociones se requiere (dada la naturaleza misma de su persona en escena), si logró preservar y crecer a su personaje. Lo que si logra destacar son la buena química que parece mantener con casi todo el elenco, con Natasha O’Keeffe (Lizzie), con Paul Anderson (Arthur) y con Alfie Solomons (Tom Hardy).

Solomons y Tommy

Arthur es sacrificado con su tiempo en pantalla este última temporada y es entendible, hay mucho que hilar, por lo que no es puesto en un lugar para destacar. Esta realmente es LA temporada de Tommy Shelby.

Apartado técnico

No hay dudas que BBC es uno de los estudios con mayor presupuesto del mundo, pero aún así la atención al detalle durante toda la temporada es brutal, desde el posicionamiento de los ángulos de la cámara en distintas escenas que presentan cortes, pasando por otras que son de una sola toma.

Incluidos también la ambientación sonora y los covers de varias canciones conocidas que fueron compuestos para esta última temporada.

La fotografía es igualmente espectacular. Son innumerables las tomas que no solo se ven increíbles, sino que también presentan un sentido artístico de la fotografía en ellas con simbolismos en uso de signos, colores o posiciones de los personajes. También las tonalidades son ideales para cada momento. Simplemente un trabajo con cariño y cuidado, como debe ser.

Pero… y el final? ¿Qué tal?

La última media hora de la serie no deja de presionar tus emociones. Se resuelve un peligro constante a lo largo de la temporada, se toman decisiones sobre el futuro, y tenemos una ráfaga de muertos, que es lo que a todos les gusta, sean sinceros. Varios cabos quedan atados y, si bien hay asuntos sin resolver todavía, es lo más posible que esto se deba a la película que cerrará esta historia de una vez por todas.

Realmente una temporada para dejar la serie en lo más alto posible, antes de que se vuelva repetitiva o irrelevante. Destacable eso, algunas veces se busca exprimir más de lo que realmente da el concepto pero en este caso fue precisa en su tiempo.

Desarrollos concretos de cosas (alerta, spoilers)

Duke

Quizás el personaje nuevo de Duke sí pueda verse un poco inestable en su participación. El cambio de no querer participar, a participar en algo importante puede considerarse algo conveniente, pero su inclusión al desarrollo de la trama es tan buena que hay que dejarlo pasar.

El hijo perdido del mafioso máximo, quien acaba de perder a su hija, que es encontrado por alguien que en circunstancias normales no habría vuelto a aparecer como es Esme. Además de ser cierto lo que explica Tommy, necesita que su legado continúe de manera separada, tanto su parte política y social y empresarial con su hijo menor, como también la parte oscura la de los Peaky Blinders originales

La enfermedad

A finales del segundo capitulo Tommy es golpeado con la muerte de su pequeña hija Ruby, quien muere de tuberculosis, una enfermedad altamente contagiosa y que golpea no solo a Tommy personalmente, sino también a su matrimonio con Lizzie. Luego de esto, y sin todavía terminar de sobrepasarlo, se acerca el doctor de Tommy a decirle que muy probablemente su hija también lo contagió a él.

En este caso con un tuberculoma, lo que explica las visiones y convulsiones del líder de la familia Shelby durante esta temporada y dictándole solo 1 año más de vida. Esto, narrativamente hablando es brillante; no solo pone una carga sobre el personaje con respecto a que él cree que fue su culpa la muerte de su hija (porque maldiciones gitanas), sino que también nos pone un contrarreloj a nosotros como espectadores junto a Tommy, dado que casi siempre está en pantalla.

Se siente como si realmente no hay vuelta atrás, así que estamos acompañándolo en sus ultimas aventuras y peleas, además de que lo vemos más cansado, con menos voluntad de pelear físicamente. Eso transmite una cierta debilidad del personaje, como si se estuviera apagando poco a poco y con sus últimas fuerzas nos estuviera trayendo este relato.

El máximo plot twist

O la no tan enfermedad, y es que solo segundos antes de jalar el gatillo para despedirse de este mundo, Tommy es detenido por una visión de su hija, para que descubra en el periódico que su médico de cabecera no es otro que un aliado de Oswald Mosley, quien no solo le mintió sobre su tiempo para vivir, si no que además también le recomendó una segunda opinión de otra doctora que también es aliada de Mosley. Y es que todos saben que nadie puede matar a Tommy Shelby, a excepción de él mismo

Evidentemente Tommy se emp*** y lo confronta, pero decide perdonarle la vida en el último momento, porque tocan la campanada de las 11, haciendo una referencia al el armisticio de las 11, momento clave de la primera guerra mundial en que detuvieron las hostilidades el 11 de noviembre a las 11 hrs. Podemos recordar que él mismo participó de esta guerra y, sobre todas las cosas, Tommy es un soldado.

La escena de Arthur y Tommy

Una de las mejores escenas de la serie es cuando Arthur descubre la verdad de la inminente muerte de su hermano (supuesta muerte). En esta escena vemos el choque entre quien a vuelto al vicio del alcohol hace poco y quien a dejado el opio. Pero por sobre todo, Arthur habla con su hermano desde su corazón, mientras que Tommy como siempre, es solo su cabeza.

Recordemos que Arthur ya perdió todo, su hermano, su tía, su esposa e hijos. Tommy es todo lo que le queda. Mientras que Tommy, como siempre mantiene los pies en la tierra, dejándose a si mismo para el final, está con su destino ya aceptado.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X