Inicio » Noticias » Cine y televisión » The Politician: Cuando la política es un chiste

The Politician: Cuando la política es un chiste

La primera serie de Ryan Murphy para Netflix, luego de su millonaria contratación ¿Valió la pena su incorporación a la empresa de streaming?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Ricky el 21/10/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

En el año 2018, Netflix anunciaba con bombos y platillos la contratación de uno de los productores más exitosos de la pantalla chica, Ryan Murphy, quien es el creador de exitosas series de televisión y que le traería al gigante del streaming un aire fresco con producciones originales.

Dentro de la carrera de Murphy se destaca la creación de varias series como Glee (2009) y American Horror Story (2011), además de la dirección de películas como Comer, Rezar, Amar (2010) y producir series como El Asesinato de Versace (2018). 

Su llegada a Netflix traería consigo la creación de veinte producciones originales como películas, series y documentales, tanto producidos como creados por el mismo Murphy. Fue así como el 27 de septiembre del 2019, de la mano de Brad Falchuck y Ian Brennan (co-creadores de Glee y AHS) lanzaron en la plataforma la comedia dramática The Politician.

Primera Temporada: Payton y la política escolar

La serie gira en torno a Payton Hobart (Ben Pratt) un joven de secundaria, rico y extremadamente ambicioso, de naturaleza competitiva, quien sueña con algún día convertirse en el presidente de Estados Unidos. Para cumplir con su razón de vida, nuestro protagonista deberá comenzar de a poco y ganar la elección para presidente del centro de estudiantes de su colegio. 

Su misión se pondrá a prueba cuando su mejor amigo River Barkley (David Corenswet) se postula como su contrincante en la elección. Tras una fatídica serie de hechos, Payton sacará lo peor de sí, utilizando todo lo que esté a su alcance para ganar la elección, desde tácticas populistas, buscar estudiantes discapacitados para conseguir empatía del electorado o manipular a Infinity Jackson (Zoey Deutch), estudiante con cáncer, para ser parte de su campaña.

Segunda Temporada: Payton al senado

Luego de que Payton se va a vivir a la gran manzana, su viejo grupo de aliados lo convencen de candidatearse como senador del estado de Nueva York. En dicha ocasión tendrá que pelear con la actual senadora Dede Standish (Judith Light) quien lleva mucho tiempo siendo elegida popularmente. 

La campaña se sale de control y ambos candidatos sacarán a relucir lo más sucio de la política con tal de desprestigiar a su contrincante. El espionaje, las fake news, la post verdad, las filtraciones y las alianzas son solo algunas de las artimañas que usarán para quedarse con la cargo político de Nueva York.

Recomendación y critica

La serie peca de incorrecta en todo su esplendor, pero al mismo tiempo posee toques de luz en su manera de criticar la tan basureada clase política estadounidense. Toca temas sensibles como el suicidio adolescente, el síndrome de Munchausen o el acoso sexual y la verdad no me queda claro si lo hacen de buena manera. 

La serie en un principio me pareció tosca y pesada, pero que con el tiempo logra saber ganarse al publico. Recomiendo verla con paciencia y darle una oportunidad, ya que pasada la mitad de la primera temporada recién se siente el propósito de esta.

Al mismo tiempo es interesante cómo la clase política, en cualquier parte del mundo, comete los mismos pecados. Esta serie demuestra cómo la ambición de poder puede sacar lo peor de cada uno y el populismo puede hacerte parecer buena persona. Por esto mismo, cuesta encariñarse con el protagonista, quien parece ser todo lo incorrecto que puede ser alguien, aunque en el fondo sabes que no es una mala persona, solo está cegado por la ambición.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

17 publicaciones.

Sobre Ricky