Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Reseña – Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online

Reseña – Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online

En 2018 sería adaptada al anime "Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online". ¿Peca de los mismos errores que SAO o los arregla?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Pía Marian el 04/11/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Sword Art Online es, probablemente, una de las sagas más famosas del anime. Aunque su calidad sea más que discutida y su mención suele desatar largas discusiones acerca de cuando empezó su decadencia. 

En 2014, Keiichi Sigsawa comenzó la publicación de las novelas ligeras Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online. Un spin-off que, aunque rescata varios de los acontecimientos de la saga principal, va para un lado completamente diferente. 

Posteriormente, en 2018, sería adaptada al anime por el estudio 3Hz. Y, adelantándose a los hechos, esta versión logra todo aquello que no pudo hacer la saga principal.

Arreglando temáticas

La protagonista, Karen Kohiruimaki es una joven universitaria extremadamente alta para una mujer (1.83), tema que le ha causado grandes inseguridades a lo largo de su vida. Cuando descubre los videojuegos que surgieron de Sword Art Online, ve en ello una posibilidad de lucir como siempre ha querido. 

Posteriormente, se termina por encantar de Gun Gale Online, encontrando la confianza que no posee en el mundo real y haciendo amigos nuevos gracias al juego. Posteriormente, cuando una amiga cercana lleve problemas de la realidad al mundo virtual, descubrirá que la única forma de ayudarla es, precisamente, jugando.

El anime logra encajar perfectamente con el tema central de SAO como franquicia: la idea de que las relaciones que se crean en el mundo virtual influyen en la realidad. Karen no solo logra aceptación entre sus compañeras universitarias, incluso mejora su relación con una amiga que ya tenía cuando empiezan a jugar juntas.

La narrativa del videojuego 

En este sentido, Gun Gale logra comprender muy bien cómo se siente jugar con amigos: hay una confianza especial entre los miembros de un equipo, además de gente que siempre se lo tomará mucho más en serio que otra. Algo normal cuando se dedica tanto tiempo a una actividad.

A esto se le suman varios guiños a la cultura de los mmorpg. Detalles como un grupo de jugadoras revisando videos de los torneos para ver sus propios errores y armar estrategias aprovechando cada elemento que les de el sistema, es una práctica muy común. 

La serie maneja de forma excelente el contraste entre los jugadores casuales que solo buscan diversión, y aquellos que incluso gastan dinero u horas de estudio para ser mejores. Haciendo sentir esto mucho más como un videojuego de verdad.

Pequeños y grandes errores (spoilers leves)

A pesar de lo bueno, Gun Gale peca de dos errores, uno derivado de SAO y otro dado por su propia mano.

Detalles como la imposibilidad de personalizar mínimamente un avatar, el hecho de que hayan salido tantos clones de Sword Art Online y que sigan operando con normalidad a pesar de las muertes causadas por su creador (pues todos estos juegos usan el mismo sistema) pueden molestar bastante.

El otro gran problema radica en el trato hacia Pitohui, primera amiga que la protagonista hace dentro del juego. 

La serie hace un esfuerzo casi absurdo en vender a este personaje como una psicópata, cuya reputación es tan mala que otros jugadores no tienen ningún interés en compartir grupo con ella. Sin embargo, falla completamente porque nunca se muestra en el mundo real.

Los planos, sus expresiones faciales y el miedo que otros le profesan se siente increíblemente exagerado. Además, cuando el espectador analiza sus acciones, no es difícil darse cuenta que no es una persona enferma, sino, un jugador troll.

Es compresible que no se le haya dado más pantalla, pues 12 episodios de 23 minutos cada uno (12, sin opening o ending) solo dan un total de cuatro horas. En ese tiempo, debe plantear el conflicto, a la protagonista, las reglas del juego y el mundo; esto último en caso de que el espectador no haya visto la saga principal. Es demasiado que abarcar.

Pero la falta de tiempo pudo arreglarse intentando darle a este personaje un enfoque diferente. Si en lugar de venderla como una psicópata, se hubiera hecho como un jugador troll (ese típico sujeto que comete errores a propósito para molestar, se enfurece, insulta, roba los objetos a su equipo y probablemente mataría a sus aliados si pudiera) sería más verosímil y reconocible.

Conclusión 

Personalmente, la saga de SAO me desagrada muchísimo porque pienso que Kirito, a nivel de manejo del protagonista, es una de las peores cosas que le pudo pasar al anime. Pero siempre tuve un poco de curiosidad de si esta franquicia podía dar algo de sustancia si estuviera en manos de un escritor más competente que Reki Kawahara.

Sword Art Online Alternative: Gun Gale Online me hizo el recordatorio de que no existen conceptos malos, sino un mal manejo de los mismos. Tomó una idea que, desde mi punto de vista, no daba para más y entregó un producto bastante bueno.

Por supuesto, la serie no es perfecta, pero es sumamente entretenida y presenta suficiente frescura en muchos de sus elementos para ser interesante. 

Actualmente, se la puede ver en Netflix o Crunchyroll.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

68 publicaciones.

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.

X
No olvides leer nuestra última revista digital