Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Reseña: Spec Ops: The Line

Reseña: Spec Ops: The Line

2K Games y Yager Development le han entregado al mundo Spec Ops: The Line, uno de los shooters que se atrevieron a mostrar el horror de la guerra.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Rogher el 23/11/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

El género de shooters es uno de los más famosos y actuales de la industria, aunque con el paso de los años se ha convertido en una fábrica de juegos grises que no te dicen nada y solo glorifican la violencia como diversión. Pero existe un título que quiere cambiar esta practica y llevarla hacia algo crudo y realista.

Eso conllevo la existencia de Spec Ops: The Line, un juego desarrollado por Yager Development y distribuido por 2K Games, disponible en PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

Este título es un shooter en tercera persona, muy similar a la franquicia de Gears of War, pero que en vez de enfrentarte a amenazas provenientes del centro de un planeta, nos traslada al mundo real en una guerra moderna.

Nosotros encarnamos al Capitán Martin Walker, un oficial del ejército de los Estados Unidos a quien le han encomendado dirigirse a la ciudad de Dubái, junto con el Sargento Lugo y Teniente Adams, con el fin de traer de vuelta al Coronel John Konrad, que se encontraba con el batallón de “Los Malditos del 33” y evacuar a los ciudadanos debido a las peligrosas tormentas de arena que generaban un peligro para la ciudad y sus habitantes.

A pesar de que la historia empieza de manera sencilla y que podría convertirse en el típico shooter militar como en Call of Duty, ya en la mitad de la trama es donde las verdaderas intenciones del juego que revelan. El título quiere mostrarte por qué la guerra es horrible y cómo llevar las consecuencias de los actos.

No quiero spoilear en profundidad la campaña, pero hay que mencionar que ya para el final del juego entenderás de una buena y cruda manera el mensaje principal de la historia.

Spec Ops no quiere que te entretengas con lo que te da, quiere que sepas que asesinar a soldados o incluso civiles es desgarrador y que no debes ver la violencia como algo “divertido” sino todo lo contrario.

La jugabilidad, lamentablemente, no es muy destacable. Si ya has jugado cosas como la mencionada franquicia de Gears of War, sabrás lo que puedes esperar. El juego tiene ciertos aspectos tácticos, como hacer que hombres ataquen a los enemigos y sanarlos si están heridos. Aunque las mecánicas funcionan de manera correcta, personalmente estas no son el atractivo principal, sino la historia de por sí.

En aspectos gráficos, puedo decir, se ve bastante bien, no lo considero una proeza gráfica pero cumple de forma correcta. La banda sonora no me pareció espectacular pero tampoco es mala, puedo decir que cumple su función a la hora de los momentos mas importantes del juego.

Para terminar, puedo decir que Spec Ops: The Line es un juego con propósitos diferentes a otros juegos del género. No quiere que disfrutes matar, quiere mostrarte por qué la guerra es horrible y a la vez hacerte sentir culpa por las acciones que puedas tomar.

Quizás su duración de máximo 5 horas sea muy corta y no haya rejugabilidad, si es que quieres volver a ver la historia, pero merece jugarse al menos una vez para entender su mensaje y entregar a los videojuegos que todo no es de color de rosas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

86 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.

X
No olvides leer nuestra última revista digital